Comencé a incursionar en la fotografía desde el año 2008 retratando a los modelos de La Maison, donde yo trabajaba como modelo. Con el paso del tiempo mi inspiración se fue expandiendo y comencé a fotografiar a músicos, actores, bailarines, cantantes y experimenté en varias etapas distintas inquietudes y motivaciones.

Luego me surge la idea de poder retratar a algunos deportistas porque siempre es un perfil curioso de ver detrás de mi lente. Quería fotografiar las energías de ellos, su cultura, sus emociones y disfrutar de otro escalón en mi carrera.

Me gusta ver los deportes. En casa pongo el canal deportivo como si fuera poner música y relajarme.  

Lo que más me atrae es apreciar el desafío de cada deportista, sus movimientos, el uniforme lleno de publicidades, las reacciones en el espacio de la competencia, su temperamento, y las microexpresiones en el momento cuando ganan o pierden.

Me interesaría saber más sobre ellos, lo que les ha motivado a continuar en sus metas y cómo llevan sus prioridades. Poco a poco iré coleccionando más fotografías, pues la genética es inspiradora.

Estoy muy agradecida con los muchachos que forman parte de este trabajo con Play-Off Magazine por haber aceptado ser fotografiados por mi estilo.