Los lanzadores cubanos en Japón se robaron el show con su gran actuación desde el montículo, mientras Dayán Viciedo ratificaba su buen momento ofensivo, como parte de la exigua, pero exitosa presencia antillana este martes en el béisbol de Japón.

Tras tropiezos particulares días atrás, el “monstruo de dos cabezas” que puede ofrecer mucho a la selección nacional de la isla, los pinareños Raidel Martínez y Liván Moinelo, han vuelto a mostrarse dominantes desde el box para sus respectivos equipos.

En el triunfo de los Dragones de Chunichi sobre el DeNa con marcador de ocho carreras por cuatro, el espigado serpentinero derecho de Pinar del Río no toleró ni hits ni carreras en una entrada de actuación, al tiempo que repartía un ponche a sus rivales.

De esta forma, Raidel acumula ya 9.2 entradas en su cuenta, con unos 15 rivales retirados por la vía del ponche, y logró rebajar su efectividad hasta los 1.96 carreras limpias.

En el mismo choque, el toletero villaclareño Dayán Viciedo registró otra gran noche ofensiva en plena recuperación, pues se iba con dos sencillos, dos anotadas, y un boleto, en tres turnos al bate.

Así Viciedo demuestra que poco a poco encuentra el paso en la liga, pues ya alcanzó los 300 de average, gracias a 27 inatrapables en 90 visitas oficiales al plato.

El otro juego que tuvo presencia de cubanos en Japón fue el que sostuvieron los Halcones de SoftBank y las Águilas de Rakuten, que se saldó con éxito para los primeros, gracias a pizarra final de seis anotaciones por cuatro.

En el choque, una vez más el zurdo Moinelo puso el cerrojo en una entrada de actuación que registró, al no permitir hits ni carreras y dar un ponche, para anotarse su segundo punto por juego salvado de la campaña.

Tras reencontrar el ritmo con el cual comenzó, el pinareño solidificó un imponente promedio de carreras limpias de 0.82 por cada nueve entradas, además de probar su capacidad ponchadora, aspecto en el cual acumula 16 bateadores liquidados en 11 entradas de actuación.

También participó en el enfrentamiento el matancero Yurisbel Gracial, quien se fue de 4-1 con una carrera anotada y una base robada. Ahora, su average es de 313, debido a 40 hits en 128 veces al bate.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.