El delirio por el béisbol unió por vez primera en La Habana a peloteros de Estados Unidos y Cuba luego del deshielo diplomático entre ambos países. Los Tampa Bay Rays y el equipo nacional de la isla protagonizaron un encuentro amistoso al que asistieron los presidentes Barack Obama y Raúl Castro.

FOTOS: Daniel Hernández y Abel Rojas