Mientras el público beisbolero se pregunta a dónde ira en la próxima temporada, Yasiel Puig muestra su lado más solidario, una ya conocida faceta altruista que acapara titulares.

El cubano continúa realizando actos humanitarios en estos tiempos de coronavirus. Esdta vez, se unió a Supermercados Presidente, para entregar comida a trabajadores de una clínica de cuidados intensivos afiliada al Hospital Jackson, y allí conversó con El Nuevo Herald sobre su ayuda a los más necesitados, y por supuesto, el futuro en MLB.

“Todos saben que no tengo equipo ahora mismo, pero eso no me preocupa. Estamos en tiempos de pandemia, que es mucho peor que Yasiel Puig no tenga equipo. Algún día firmaré. No sé con qué equipo, pero no es hora de pensar en el béisbol”, dijo a Jorge Ebro.

Desde que quedó en la agencia libre, al antillano se le asocia con numerosas novenas. A estas alturas, con un mercado que se fue vaciando de talento, se perfila como la joya de la corona: un brazo poderoso, buen bateo y defensa.

El Caballo Loco ha sido asociado con varias novenas, entre estas Chicago White Sox, Miami Marlins, Tigres de Detroit, los Rays de Tampa, o su último equipo, los Indios de Cleveland. “Quiero buscar un equipo que tenga la oportunidad de ir a los playoffs. No quiero irme a mi casa en septiembre, como esta vez”, ha dicho Puig.

Esta petición, obviamente, podría ser una condicionante que marque su firma y el monto de dinero que recibirá en tiempos venideros. Se habla de que el contrato estaría en el orden de los 15 millones por temporadas. 

Incluso, se pensó que pudiera regresar a California, ya que según el diario Los Ángeles Times, ellos estarían considerando contratar a Puig, pero “no seriamente”, pues barajan otras opciones también.

“A muchos que me preguntan en redes sociales les digo que ahora no pensemos en eso, que hay cosas peores que yo no tenga equipo. He jugado bastantes años y sé que voy a tener un equipo cuando esto termine. Repito que esto lo hago de corazón y no por un acto de buscar atención”, dijo sobre su gesto de esta semana, en la mencionada entrevista con El Nuevo Herald.

“Hago esto de corazón, no para que nadie piense, ni la gente ni los equipos, que hago esto por propaganda. Siento de corazón que deberíamos apoyar a estas personas que pasan 24 horas en los hospitales sin poder descansar ni ver a su familia, que luchan para salvar a otras personas”, añadió.

Su desempleo es una de las comidillas de MLB. Cientos de aficionados le expresan su deseo de que firme pronto, para ver en el terreno a uno de los peloteros más carismáticos de la Gran Carpa.

Pero Yasiel está más enfocado en el altruismo que en la pelota, al menos por ahora. Hace poco lanzó una curiosa convocatoria en Instagram que provocó reacciones inmediatas.

“¿Quién está listo para hacer ejercicios desde casa con Puig?”, conminó en su cuenta de la red social, como un llamado para enfrentar la cuarentena y mantener la forma física.

Como parte de esto, el pelotero aprovechó su anunciada sesión de ejercicios en vivo por Instagram, para un “video especial” con algunas enfermeras y médicos de emergencia de California.

Su conocida Wild Horse Fundation ha establecido un enlace para donaciones, con el objetivo poder suministrar equipo de protección personal para los trabajadores de la salud “que trabajan las 24 horas del día, los 365 días del año para todos nosotros”.

Hasta los Marlins de Miami estuvieron interesados en él, algo reafirmado a Ebro por el cubano, quien dijo que “fueron de los primeros que me ofrecieron. No estuve de acuerdo con la cantidad. Pedí un poco más para jugar delante de mis cubanos, cerca de mi patria. Pero también es difícil. Estuve seis años con los Dodgers. Es otra afición. Allá mis mexicanos me adoran, me aprecian. No tengo que batear de 5-5”.

Caballo Loco contó que no dejó de prepararse, antes de que llegara la pandemia a trastocar todo el mundo del béisbol.

“No, yo me estaba preparando. Hablamos con varios equipos y no se dieron las cosas, pero Dios tiene un plan preparado. Esto iba a ocurrir. Quién sabe si la pandemia puede ayudar o no en lo que pase en mi carrera. Es el destino y solo Dios sabe. Estamos merced del señor. Seguimos trabajando en casa”, afirmó al Herald.

Ante la pregunta de que si jugará en 2020, Puig no dudó en responder: “Confiamos en jugar en el 2021. No creo que en el 2020 haya béisbol, pero si lo hay, en algún equipo estaremos. Tengo que seguir positivo. Si el coronavirus no me ha puesto negativo, nada me pondrá negativo”.

¿Qué debe cambiar Puig para recuperar valor de mercado?

Si Yasiel Puig quiere volver a ser un jugador tan atractivo como lo fue en su debut en junio del 2013, tiene que cambiar un par de factores, opina el analista de MLB, Andrew Simon, porque pese a que mantiene su brillo mediático, el cubano aún sigue sin firmar en esta agencia libre.

Para Simon, las claves de un posible repunte de Caballo Loco con su próximo equipo serían, básicamente, batear más la recta y “rezarle a los reyes del BABIP” -una estadística de la sabermetría-, lo cual pudiera propiciar una mejoría en sus números ofensivos.

Su llegada a Grandes Ligas provocó una manía, pero lo cierto es que no es el mismo atleta que prometía ser Salón de la Fama.

“Desde el 2015, Puig ha visto la octava tasa más elevada de rectas (65.8%) entre los 281 bateadores que han recibido más de 5,000 pitcheos. Su .339 de wOBA (una versión del OBP que toma en cuenta el tipo de hits que da un jugador, y no simplemente si se embasó) durante ese lapso está por debajo del promedio de MLB (.347) y se ubica en el último cuarto de los 290 bateadores con al menos 750 viajes al plato”, explica Simon.

Desde su debut, cada vez más los lanzadores retan a Puig con la recta, y el cubano ha visto disminuido su producción ante este envío, y por el contrario, ha lucido mejor ante los picheos secundarios.

“Su wOBA de .350 ante envíos lentos y rompientes desde 2017 es el 13ro mejor en MLB (mínimo 250 viajes al plato), por delante de estrellas como Nolan Arenado, Freddie Freeman, Mookie Betts y Anthony Rendon. No es sólo que los lanzadores están atacando el punto débil de Puig tirándole rectas, sino también están evitando tirarle los pitcheos ante los que es más peligroso”, explica Simon.

Quizás el “coco” de Yasiel sean las rectas de cuatro costuras en la zona alta, ante las cuales se ha visto casi impotente, con 210 de promedio y 365 slugging en las pasadas cinco temporadas.

A este factor, viene a sumarse entonces la disminución palpable de su BABIP (Batting Average on Balls in Play), o Promedio de Bateo de las Pelotas Puestas en Juego, el cual bajó de 366 en sus comienzos hasta un 294 en el lustro que se va.

El BABIP da el promedio del bateador sin incluir los ponches recibidos y los cuadranguales y -hay que decirlo también-, nos muestra la suerte o mala suerte del bateador al poner le pelota en juego (las que no se van de cuadrangular).

En este apartado hay otras circunstancias que influyen, como la velocidad del jugador para lograr infield hits (Puig está desde 2015 cerca del 20% de los jugadores más rápidos), pero no se disponen esos datos antes de dicha fecha.

“Ser capaz de recuperar algo de rapidez trabajando durante la temporada muerta ciertamente no haría ningún daño. Pero el camino más expedito hacia una mejoría es quizás la forma en la que le está pegando a la bola”, dice Simon.

Con estas palabras introduce entonces un aspecto importante, que pone el foco sobre el ángulo de salida de la bola: “Si el próximo equipo de Puig es capaz de ajustar su swing o su plan de ataque, el patrullero podría convertir algunos rodados, elevados altos y globitos en líneas, mejorando así su promedio en las bolas puestas en juego”.

Quizá ha llegado para Puig la hora de reiventarse, sin perder su explosividad y carácter, pero mirando a los aspectos técnicos para prolongar su carrera en MLB, y obtener contratos lucrativos.

“Nada de esto es fácil, pero tratándose de un jardinero del que se espera ofensiva, Puig necesita que su bate juegue un rol más importante del que ha venido jugando últimamente en su carrera. Uno o dos ajustes en el plato podrían ayudarlo a alcanzar esa meta y recuperar su valor para cuando vuelva al mercado libre”, concluye Simon.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine