Una temporada de 30 jonrones, un gran rendimiento en Ligas Menores y la enorme incertidumbre de lo que sucederá con su futuro: ese ha sido el resumen de la carrera de Yasmany Tomás en MLB (Major League Baseball) en los últimos años.

Cuando los D-backs le ofrecieron un contrato de 68.5 millones e finales del 2014, pensaron que estaban atando a su próximo toletero, pues el cubano venía con buenos reportes de la Serie Nacional de Béisbol y su poder era la mejor herramienta.

El dato: Yasmany Tomás pasó cinco temporadas con los Leones de Industriales, en las cuales dejó un OPS de .849, con 151 remolques y 39 cuadrangulares.

El 15 de abril del año 2015, el capitalino tuvo su primera oportunidad con lo D-backs de Arizona, cuando salió a batear de emergente contra los Padres de San Diego y aunque fue retirado de segunda a primera base, la verdadera historia había comenzado.

Con 425 PA y 117 juegos tras su debut en Petco Park, dejó la siguiente línea ofensiva para su primera temporada en el Big Show: AVG.273/OBP.305/SLG.401/OPS.707. A pesar de no tener grandes números, al menos su adaptación fue buena y dejó muestras de lo que podían ser sus posteriores temporadas.

De todos los prospectos que jugaron al menos 100 juegos de la Liga Nacional en 2015, Yasmany Tomás fue uno de los que tuvo mejor tasa de Hard/Hit por picheos.

*Hard Hit es cuando una conexión se batea por encima de la 95 MPH.

Nombre                   Equipo             %de picheos por hard hit

  • Jung Ho kang         (Piratas)                              8.0
  • Justin Bour          (Angelinos)                           7.8
  • Yasmany Tomás    (Dbacks)                              7.7

Datos de Stats Info

Lo mejor estaba por llegar, pues el 2016 sería la temporada de impacto para el habanero. Unos 12 bateadores conectaron 30 o más jonrones ese año y Tomás fue uno de ellos (31), y bateó la misma cantidad que su compatriota Yoenis Céspedes y la mayor cifra para cualquier jugador de los D-backs. También registró su mejor OPS de por vida en MLB (.820).

El dato: tuvo la octava mejor frecuencia de jonrones (17.10%) y el decimotercer número mayor de conexiones que terminaron en barriles (42) en toda la Liga Nacional.

Pero, aunque lució, Yasmany Tomás solo disputó 47 juegos en 2017 porque principios de junio sufrió una lesión en la ingle que lo apartó varios meses del diamante. Después, solo jugó 4 juegos en MLB antes de terminar su contrato a finales del 2020.

El dato: De todos los peloteros que han pegado 30 jonrones en una temporada desde 2016 ninguno ha participado en menos juegos en MLB que Yasmany Tomás (4).

El cubano se encargó de batear muchísimo en las Ligas Menores (MiLB) mientras no contaban con él en el primer equipo de los D-backs. Desde 2016 compiló en la AAA 47 jonrones y 160 RBI, pero nunca obtuvo la oportunidad. Era obvio que su tiempo se había terminado en la franquicia del Chase Field.

El 17 de noviembre del año pasado los Nacionales de Washington le ofrecieron un contrato de MiLB con invitación al Spring Training: era un segundo chance para consolidarse en el mejor béisbol del mundo.

Yasmany Tomás defendió la antesala, la inicial, el right y left field en el entrenamiento primaveral, pero no pudo consolidarse con su madero, al dejar una floja línea ofensiva de .304/.351/.446/.797. Tampoco pudo conectar un solo extrabase en 30 veces al bate. El 28 de marzo, los Nats lo dejaron libre, pero al ver que no firmó con otro conjunto en 48 horas, lo volvieron a llamar a la organización con el mismo contrato.

El capitalino quiere tener otra oportunidad en MLB antes de cambiar su dirección. Quizás esté esperando a que establezcan el bateador designado en la Liga Nacional el próximo año. Para ese entonces, tendrá 31 años y aún estará a tiempo para restablecerse en La Gran Carpa.

Cualquiera que sea su decisión, de seguro estará relacionada con la posibilidad de seguir jugando, ya sea en Asia, en el Caribe o en MLB. El principal paso es seguir rindiendo en Las Menores. De no ser así, su futuro estará lejos del béisbol norteamericano.

“Quiero tratar de regresar a MLB este año y quiero obtener una gran temporada: esos son mis principales objetivos”, expresó Yasmany sobre su futuro cercano.

El apunte: En los primeros dos juegos con los Rochester Red Wings ha conectado de 9-3 (.333) con un doble y un cuadrangular y ha remolcado tres carreras.

La esperanza es lo último que se pierde y el futuro de Yasmany Tomás depende de su rendimiento. El 2021 será fundamental para que regrese al mejor béisbol del mundo o tome otro camino en su encrucijada.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.