La última vez que los Astros celebraron el Título de la Liga Americana en su estadio, aún contaban con Gerrit Cole, Justin Verlander y Roberto Osuna. El famoso jonrón de José Altuve dejó al campo a los Yankees de New York en entradas extra para llevar a su equipo a la segunda Serie Mundial en tres años. Yordan Álvarez hizo posible el regreso de los Astros a la Serie Mundial.

Tan solo 24 días después, los Astros se quedaron sin la Serie Mundial y perdieron toda la reputación que consiguieron. Las declaraciones de Mike Fiers, exlanzador de los Astros a The Athletic desataron uno de los escándalos más grandes del deporte, “los Astros utilizaron la tecnología para robar señas”. Ayer, no pudieron borrar esa mancha que jamás se olvidará, pero le demostraron al mundo que su grandeza depende solamente del talento de sus jugadores.

El juego seis de la Serie de Campeonato fue otro recordatorio de lo bueno que puede ser el conjunto del “Minute Maid Park”, cuando muchos pensaban que no había manera de detener a los Medias Rojas de Boston, ellos lo lograron, frenaron a la mejor ofensiva de la postemporada, permitiéndole solo tres carreras en los últimos tres choques.

Yordan Álvarez, líder indiscutible de los Astros

La ALCS fue el momento cúspide para varios jugadores de la organización, pero ninguno brilló más que Yordan Álvarez. El cuarto madero del equipo naranja regaló –en el sexto juego de la Serie de Campeonato- otra noche histórica y lo más importante: elevó el nombre de Cuba a la cima del mejor béisbol del mundo.

Las tres conexiones más fuertes del juego fueron cortesía del “Ébano de Las Tunas”. Nathan Eovaldi no había permitido dos hits de un mismo bateador en ninguna de sus aperturas de la presente postemporada. Eso cambió cuando se enfrentó al cubano.

En su primera vez al bate del partido, Yordan recibió dos lanzamientos, una recta de cuatro costuras en zona de strike que dejó pasar y un curva, que salió de su bate a 102.5 millas por hora, para provocar un doble que se llevó en claro a Enrique Hernández. Alex Bregman anotó desde la inicial para la primera carrera del encuentro.

Yordan Álvarez, el terror de los lanzadores de Boston

Durante la segunda y última vez que Nathan enfrentó al antillano, lo tuvo en conteo de dos strikes sin bolas, en los dos primeros envíos Yordan consiguió dos fouls y en el tercero, la esférica viajó hacia el jardín izquierdo,  para el segundo biangular de la noche. Esa sería la conexión más fuerte que permitió el derecho en toda la noche: (105.2 mph).

En el quinto inning Alex Cora colocó a  Josh Taylor – su primer relevista- con un out y hombre en primera, la misión era enfrentar a Brantley y cerrar la entrada sin daños, el zurdo logró cumplir la tarea. En el comienzo del sexto capítulo, el estratega dejó que enfrentara a un bateador más ¡Yordan!

Álvarez llevó el conteo hasta 3-2,  para conectar un rompimiento colgado en la zona buena  ¿El resultado? El cuarto triple de la postemporada y el 44 en las Series de Campeonatos desde el 2008.  El pasado día 19, en el quinto juego, Yordan logró conectar un sencillo contra  un slider de Taylor, la diferencia es que aquella vez fue en (0-1) y la pelota fue desviada por Christian Arroyo, para terminar en inatrapable.

El cubano vio un total de 12 envíos del relevista zurdo en toda la ALCS, de ellos, presenció tres slider en la zona :Uno fue un strike cantado, los otros dos fueron imparables.  El guion sería parecido en su última vez al bate, Tanner Houck lo llevó hasta 1-2, para atacarlo con una recta alta de cuatro costuras. El sencillo llegó al jardín central y Cora fue a la lomita para remplazar al lanzador, dos bateadores más tarde el juego quedó definido, Kyle Tucker se voló la barda para un jonrón de tres carreras ¡5-0!

“El Ébano” cumplió el deseo de Carlos Correa

!Yordan, te dije que nos llevarás al paraíso y lo hiciste” le dijo Carlos Correa a Las Mayores después del juego. El estadio coreaba varias veces ¡MVP! ¡MVP! y la respuesta de Yordan fue tan sencilla como “Creo que todo los jugadores del equipo somos MVP, pero me siento muy orgullos por el premio”

El tunero es el cuarto antillano que se alza con el JMV de una Serie de Campeonato. El año pasado lo hizo Randy Arozarena con los Rays  y en 1997, por primera ocasión, lo logró  Liván Hernández, único que lo ha ganado en el Viejo Circuito, su hermano Orlando, ganó el premio en 1999.

Yordan bateó en la ALCS para (.522), ese es el promedio de bateo más alto para un Serie de Campeonato de la Liga Americana, es el quinto para cualquier playoff, según escribió Sara Langs.  También, es el jugador más joven en ganar el MVP de la Serie de Campeonato de la Liga Americana (24 años y 118 días).

El festejo inundó todo Houston en la noche del viernes, Dusty Baker llegó a 78 juegos como director en postemporadas y la máxima cifra de partidos dirigidos para un timonel que ha ganado la Serie Mundial es de 65 (Dave Roberts el año pasado), el veterano de 72 años intentará ganar su primer Clásico de Otoño ya que es lo único que le falta como timonel. 

Después de los tres primeros encuentros de la Serie (perdía 2-1), los Astros fueron el equipo que nos adaptamos a ver en la temporada regular. Ese que tuvo uno de los mejores cuerpos de serpentineros de la liga y la mejor ofensiva del “Big Show”. Los Medias Rojas dejaron una línea ofensiva de .296/.377/.602/.979 en los tres partidos iniciales de la ALCS, en los siguientes tres terminaron bateando: .111/.208/.344 y en general .212/.300/.439/.740 (AVE/OBP/SLG/OPS)

El picheo de los Astros lanzó para una efectividad de (4.42) y en cambio los montuculistas de Boston fijaron para (5.19). Además, contaron con la joyas de algunos relevistas, también de Framber Valdez (5to juego) y de Luis García en el sexto, los Astros fueron respaldaron para revertir el panorama.

García estuvo en una noche propinando No-Hitter hasta el sexto inning, cuando tenía dos outs, Kiké Hernánde le pegó un triple, para acabar con la hazaña, pero realmente su actuación fue genial. El bullpen tuvo otra jornada sobresaliente y la ofensiva logró 10 hits  por cuarta vez en la Serie de seis partidos.

Representación cubana en la ALCS

No podemos dejar fuera la actuación de Yulieski Gurriel, quien se ha convertido en un verdugo de los de Boston. Yuli, Yordan Álvarez y Kiké (también de sangre cubana), fueron los únicos bateadores en la ALCS con 10 hits o más en la serie.

El espirituano presenta un trío ofensivo de .407/.444/.593 en 63 PA contra los Medias Rojas en postemporadas, les ha remolcado nueve carreras con dos cuadrangulares. Este año no fue la excepción, sumó 10 hits en 22 veces al bate y promedió para .455/.478/.636. 

Los Astros tienen tres días antes de jugar el primer partido en la Serie Mundial, ya están en el paraíso, como dijo Correa, pero la pregunta es ¿Se quedarán por mucho tiempo? Para eso deben completar el objetivo. El momento no puede ser mejor para ellos, la historia y el béisbol le están dando una oportunidad a los Astros para que el mundo presencie su grandeza.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.