La historia del béisbol cubano guardará siempre en sus páginas un lugar especial para sus mejores exponentes. Esos que supieron llevar la pelota cubana a lugares estelares en innumerables ocasiones. Pues este domingo significó uno de esos momentos y es que Yulieski Gurriel elevó su leyenda, al convertirse en campeón de bateo de la Liga Americana.

El título le llegó de la mejor manera, autor del hit que dio la victoria a su equipo, Astros de Houston, tras dejar al campo a los Atléticos de Oakland en un disputadísimo encuentro. Gracias a “La Piña”, los siderales se llevaron el choque con pizarra de siete carreras por seis.  

Como cubanos podemos sentirnos, cuando menos, orgullosos. Un jugador nacido en la mayor de las Antillas brilla al máximo nivel, entre los mejores del mundo y lo hace sin olvidar su pasado. Con .319 en su haber, Yuli dejó atrás a contendientes de sobrada calidad, como Vladimir Guerrero Jr. o su compañero de equipo Michael Brantley.

En Cuba también dominó la Serie Nacional en materia de promedio ofensivo. Esto fue en la temporada 55 del béisbol cubano, cuando lideró a los bateadores con .500 de average y antes de terminar la campaña decidió continuar su carrera en la mejor pelota del planeta.  

De acuerdo al sitio Pelota Cubana Usa: “La última vez que un cubano recibió tales honores (en MLB) se remonta al año 1971, cuando la leyenda vueltabajera Tony Oliva (.337 BA) conquistara la última de sus tres coronas de bateo, y desde entonces, pese al enorme desfile de talento antillano que había incursionado en la Gran Carpa, la sequía se agrandaba por años”.

Pero el espirituano puso fin a esta sequía con una campaña para el recuerdo, imponiéndose a la edad (37 años) y al hecho de que no pocos especialistas y aficionados le auguraban el ocaso de su carrera. Toda vez que la pasada temporada anduvo lejos de su nivel acostumbrado, regresó en el 2021 por todo lo alto.

Yulieski Gurriel inscribió su nombre, precisamente, en un selecto listado de nombres que evocan la trascendencia de tal hazaña. “Desde 1900 hasta la fecha, esta es la décima vez que un jugador de 37+ años de edad consigue la corona de bateo en MLB (incluyendo Ligas Negras)”, expresó el colega Aliet Arzola en su perfil de Facebook. Por solo citar algunos, en la relación presentada figuran Honus Wagner, Ted Williams y Barry Bonds… para respetar.  

Aunque su futuro aún resulta incierto, pues su contrato con los Astros se encuentra próximo a espirar, lo cierto es que su huella en el béisbol será innegable en los años por venir.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.