Febrero del 2018 será recordado para siempre en España por el corredor cubano Yunier Pérez Romero, quien estableció récord para ese país al para los relojes en 6.53 segundos en la prueba de los 60 metros lisos celebrada en Ostrava, Reública Checa.

Pero esa grata noticia no sería lo único que marcara la vida de este cubano nacido el 16 de febrero de 1985, pues apenas unos días más tarde de conseguir su récord se lesionó de gravedad en la Reunión Internacional Villa de Madrid.

El velocista, oriundo de San José de las Lajas, aún no ha superado su marca personal en 60 metros bajo techo (6.49), implantada en febrero de 2014 en la capital rusa. Sobre su lesión y reinserción en competencias internacionales Play-Off Magazine conversó con Yunier, quien reside en España hace ocho años, un país que lo ha apoyado siempre, desde que abandonó Cuba, como tantos, buscando nuevos horizontes.

Tras tu lesión en Madrid, el jefe de los servicios médicos de la Federación Española de Atletismo, Christophe Ramírez, confirmó que “tiene una rotura total del tendón. Tendrá que operarse y se perderá toda la temporada”. ¿Es esta una decisión médica irrevocable o podría depender de la recuperación?

No es irrevocable, pero siempre los doctores ofrecen un margen bastante amplio para ese tipo de lesiones tan delicadas. La etapa de recuperación es larga, no tanto a nivel de entrenamiento como el competitivo. Para volver a las pistas se estiman 6 meses. Como atleta me plantearé la temporada de acuerdo a la recuperación, aunque en principio no tengo ningún apuro, lo primordial es recuperarme del todo y que ese tendón no me dé más problemas en lo que resta de mi carrera deportiva.

La lesión llegó en un momento excelente para ti. Ese tiempo de 6.58 cumplía los pronósticos para acceder a la final y enfrentarse al británico Richard Kilty, campeón del mundo de 2014 y doble as de Europa, en una de las pruebas más esperadas de la tercera etapa del World Indoor Tour.

Sí, en un gran momento, porque las primeras carreras de la temporada estaban siendo mucho mejor de lo esperado, llegaban bastante adelantados los resultados. Con los tiempos con los que se ganó la competición, pude haber triunfado fácilmente y liderar el World Indoor Tour.

Pérez se convirtió en febrero en el recordista español para los 60 metros planos.

Aunque en noviembre de 2017 recibes la nacionalidad española, la Federación Internacional de Atletismo (IAAF) aún no te autorizó a correr en eventos foráneos bajo la bandera española. ¿Cómo se encuentra ese proceso?

Está congelado a nivel de la IAFF para varios deportistas. En marzo se reunirá la comisión y esperemos que no tenga ningún problema, ya que llevo 8 años fuera de Cuba. Anhelo después de esa fecha poder ser elegible para representar a España en los campeonatos internacionales.

En 2017 consigues tus mejores marcas en 100 metros: 10.00 en Madrid y 9.92 en Estocolmo, por mucho lo mejor de un corredor cubano en la actualidad. ¿Cuáles crees sean las deficiencias en Cuba que no permiten que salgan velocistas de talla mundial?

Las deficiencias están a nivel del entrenamiento, pues el sistema es obsoleto.  Yo mantengo los mismos niveles de fuerzas de Cuba, pero desde que me marché he mejorado en la técnica de carrera. Aunque tenemos algunos deportistas de renombre como Reynier Mena y Roberto Skyers. En la Isla se ha corrido diez y pico en 100 metros, hay jóvenes que vienen fuertes, pero por la mala planificación u otros factores, en los grandes campeonatos, no se repiten esos excelentes resultados.

¿Es en los 60 metros donde te sientes más fuerte?

En realidad cuando estás bien y las lesiones no me aquejan me siento bien en los 100 metros, pero por desgracia me he lastimado en las temporadas de Indoor y se me han comprometido los eventos de verano. El año pasado la mejora vino justamente por eso, porque no hubo molestias en todo el año y obtuve buenas marcas en los 100. Me considero un velocista completo, ya que vengo de los 400.

Tienes experiencia en Juegos Olímpicos, integraste el 4×400 en 2008 con muy buenos corredores como Omar Cisneros y William Collazo. De cara a Tokyo 2020, ¿cómo ves la velocidad española?

Está en un buen momento, fueron quintos en el 4×400 en el mundial de Londres y hace dos años Bruno Hortelano rompió el récord nacional en los 100 metros (10.06).