Uno de los mejores lanzadores de la historia de la pelota cubana, Braudilio Vinent, defendió en una reciente entrevista el derecho de un inolvidable pelotero que ya no está en Cuba a ingresar el Salón de la Fama del Béisbol cubano.

En un dialogo con la revista OnCuba News en el cual hizo un recorrido por su vida deportiva y otras cuestiones, el “Meteoro de la Maya” ratificó su postura con respecto al ingreso en el salón de uno de los grandes beisbolistas de todos los tiempos, Antonio Pacheco, quien no vive en Cuba.

“¿Qué opinión le merece la postura que defiende la no inclusión futura de hombres como Antonio Pacheco, por ejemplo?”, le preguntó el periodista Aliet Arzola a Braudilio, quien fue durante muchos años lanzador de cabecera en los equipos de su provincia y de Cuba.

“Yo he hablado de eso ya. Dije hace unos meses que Pacheco no ha traicionado a nadie y lo reafirmo. Está por allá, pero nunca ha dicho nada en contra de Cuba, ni ha traicionado. Ya por lo menos estuvo en Santiago, le vi feliz, contento”, dijo.

El Salón de la Fama ha sido objeto de polémica desde su refundación, sobre todo cuando entre los 10 primeros exaltados en esa etapa quedó fuera Pacheco, con credenciales suficientes, pero que decidió emigrar, algo que no sentó bien por la connotación de su figura.

En aquel momento, fueron exaltados Amado Maestri, Esteban Bellán, Camilo Pascual, Orestes Miñoso y Conrado Marrero, y de la etapa posterior, Omar Linares, Orestes Kindelán, Luis Giraldo Casanova, Antonio Muñoz y Braudilio Vinent.

“Él merece tanto como otros estar en el Salón de la Fama del béisbol cubano, espero que algún día eso se resuelva. Hace años ya, cuando me exaltaron a mí, creo que Pacheco también cabía. No voy a decir que fulano o mengano no debían estar, porque cada cual tiene sus méritos, pero Pacheco cabía, seguro”, añadió el inolvidable serpentinero que hoy peina canas.

Vinent no ha esquivado responder a esta polémica exclusión de un Salón envuelto en la discordia, cuyo momento cumbre llegó en noviembre de 2018, cuando a solo 48 horas de comenzar el II Coloquio Museo y Salón de la Fama del Béisbol Cubano, evento teórico y de reflexión en el cual serían exaltados los nuevos miembros del Salón de la Fama, llegó una increíble noticia: “La Comisión Nacional y la Federación de este deporte, decidieron aplazar el evento hasta nuevo aviso”.

El Meteoro de la Maya también respondió a otras buenas profundas interrogantes de OnCuba, sobre otro motivo de discusión que suele extenderse entre los aficionados de la isla: la especulación de si muchos peloteros de aquellos tiempos hubieran podido jugar en la MLB.

“Yo tenía pa´ eso. En mis mejores condiciones, podía haber pitchado en Grandes Ligas sin problemas. En Japón tiré 101 millas una vez, fíjate como estaba el negrito ese, prendío. A mí me pusieron cheques en blanco, pero yo no quise dejar atrás a mi familia y a mi país. Lo mío era traer la victoria pa´ Cuba”, afirmó.

El Meteoro de La Maya dejó impresionantes números con 2.134 ponches, 221 victorias, 63 lechadas, en 3.259,2 entradas de actuación. Por eso, el colega Arzola le lanzó otra recta dura a Vinent, sobre si pudiera ser considerado el mejor lanzador de nuestras Series Nacionales.

“Eso que lo digan los que me vieron. Yo lo más que puedo decir es que hice cosas para ser considerado el mejor, sin subestimar a los demás compañeros que tenían condiciones y también aportaron muchísimo, tanto en Cuba como en torneos internacionales. Mira, una muestra simple son las 63 lechadas que propiné, algo que nadie ha logrado en los torneos de aquí. Oye, se dice rápido, pero 63 lechadas en Cuba más todas las que di fuera, son números fuertes, sobre todo porque muchas de ellas fueron en partidos de tremenda importancia. Pero de ahí a decir que soy el mejor de la historia, que va, eso no me corresponde a mí”, concluyó.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine