Conversación con el último Cubans Sugar Kings, una leyenda viviente de la pelota cubana. Zayas es un sobreviviente de aquel magistral equipo que estuvo cerca de convertirse en una franquicia de Grandes Ligas.

No solo en el 80 nos dividió “el quédate o vete”, como reza la canción de Carlos Varela, Siete. Luis Zayas, pelotero cubano, fumador de tabaco, sociable, mulato alegre que compartió camerino con estrellas del mejor béisbol del mundo durante sus años mozos, vivió la misma disyuntiva muchos años antes.

Cuando era muy pequeño, en la escuela primaria, jugó pelota con Camilo Cienfuegos. “Él era un buen receptor, estaba en sexto grado y yo en segundo”, recuerda.

El legendario robador de bases, fugaz de home a primera, solo superado por Mickey Mantle, debutó en el año 1955 en clase C, fuera de Cuba. Tres años más tarde, en 1958, le llamaron de los Cuban Sugar Kings (Reyes del Azúcar), equipo de las Ligas Menores de Béisbol que participó en la International League de nivel Triple A desde 1954 hasta 1960, afiliados a los Cincinnati Reds, y con sede en el otrora Estadio del Cerro, hoy Latinoamericano.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine