La lesión que mantiene apartado al pelotero cubano Yoenis Céspedes de los terrenos desde hace meses fue causada por un accidente con un jabalí, el cual tuvo lugar en su rancho en Port St. Lucie, Florida.

El tobillo fracturado que Céspedes sufrió en la primavera se produjo, según el diario New York Post, debido al problema con el mencionado animal, lo cual ha costado al slugger mucho tiempo en el dique seco y una significativa reducción del monto de salario que iba a devengar en 2020.

“Citando múltiples fuentes, el periódico informó que Céspedes atrapó un jabalí en una de las varias trampas que instaló en su rancho para mantener a los animales alejados de las personas. En este caso en particular, el jabalí fue sacado de la trampa y «cargó contra Céspedes o lo sobresaltó», según el Post, lo que lo hizo pisar un agujero y fracturarse el tobillo”, dice el reporte de ESPN.

“Según el informe, Céspedes le contó a los funcionarios de los Mets inmediatamente sobre lo sucedido. Funcionarios de los Mets, la oficina del comisionado y el sindicato de jugadores, así como representantes de Céspedes, finalmente visitaron el rancho y confirmaron la validez de su historia”, apunta ESPN.

Salario de Yoenis Céspedes para 2020

Pese a no jugar en 2019, el granmense Yoenis Céspedes debería estar de vuelta a la alineación de los Mets de Nueva York. El cubano, que tenía uno de los salarios más elevados de toda la gran carpa (29 500 000), ha llegado a un acuerdo con los Mets para reducir en una gran parte ese monto enorme.

“Como parte del acuerdo con Céspedes, los Mets recortaron esa cifra por debajo de los US$10 millones, de acuerdo con el New York Post, aunque Céspedes podría ganar de nuevo la mitad del resto mediante incentivos”, afirma Anthony DiComo de MLB.com.

No obstante, se supo recientemente que sería incluso menor. Si salario fue reducido a 6 millones de dólares de los originales 29,5 millones.

En días recientes, se vio un video del toletero haciendo prácticas de bateo, pero desde los Mets aseguran no poder precisar cuándo regresará nuevamente a la acción. Su enorme contrato de años por 110 millones no ha sido una inversión muy rentable para su conjunto, debido al poco período de acción por constantes lesiones del cubano.

¿Qué marcas podría alcanzar Yoenis Céspedes en 2020?

De retornar en forma para los primeros días de la temporada y poder completarla, sin alguna infortunada lesión y a plena capacidad, “La Potencia” pudiera alcanzar estadísticas destacadas en dicha campaña.

Quizás la más cercana, en este hipotético futuro feliz, sería alcanzar la nada despreciable marca de los 1000 hits. Con 865 imparables en siete temporadas en MLB, esa barrera no sería imposible de derribar.

Yoenis necesita solamente 135 hits, algo que ha logrado en tres años desde su debut en 2012, en aquellos momentos con Oakland. Su mejor momento fue en 2015, con 184 imparables. No obstante, debido a las constantes interrupciones, apenas si ha jugado lo suficiente desde 2017 a la fecha, y necesitaría superar su promedio de 123,6 por campaña.

La que si estaría más lejos es la cota de 200 vuelacercas, pues suma 163 y precisa despachar 37 bambinazos. Precisamente, 2015 fue su mejor producción de largo metraje (35), lo cual parece alejarle de esa cota.

Por otro lado, requiere de 76 impulsadas para llegar a las 600 en su paso por Grandes Ligas, lo cual sí es muy habitual en su rendimiento: ha llegado a esos números en cinco ocasiones en siete años, incluida una cifra personal de 105 hombres fletados para el plato, nuevamente en 2015.

Dos operaciones en los talones, tiempo perdido en el terreno por problemas en la cadera, un accidente en mayo pasado que derivó en una cirugía para reparar fracturas en su tobillo derecho: su carrera ha sufrido severos contratiempos. En el pasado, había entrenado incluso yoga y modificado sus métodos de entrenamiento y preparación para evadir las traicioneras complicaciones físicas.

Por esa razón, estar sano sería ya un resultado y un premio para Céspedes. No obstante, un regreso milagroso dejaría una historia más para alimentar la admiración hacia la armada de cubanos en MLB.