La muerte de un querido amigo como fue Pedro José Rodríguez dejó un vacío en Antonio Muñoz, el Gigante del Escambray, quien contó en un diálogo reciente sobre algunos hechos alrededor de la vida de Cheíto, quien murió el sábado pasado, debido a una insuficiencia renal.

Muñoz, compañero en el juego y amigo fuera del terreno, declaró a Michel Contreras, de CiberCuba, sobre la grandeza del hombre cuya carrera fue truncada por una de las grandes injusticias de la pelota cubana, ocurrida hace muchos años, pero que marcó su vida para siempre.

“Al morir Cheo, me pidieron que fuera a su casa con uno de sus hijos, y resulta que lo que fuimos a buscar era un traje del equipo Cuba que él tenía guardado para el día que muriera”, cuenta.

Mientras se disputaba la tercera Copa José Antonio Huelga —en Cuba— un jugador venezolano le obsequió a Cheíto 92 dólares. En aquellos momentos, la tenencia de dólares estadounidenses era penada por las leyes cubanas.

El recio toletero estuvo alejado de los diamantes por tres años y tres meses. A su regreso ya no tenía la magia de antes y Omar Linares ya era el dueño absoluto del tercer cojín del equipo Cuba. En el fatídico suceso de los 92 dólares también estuvo envuelto Albertico Martínez, quien también fue separado de la competición, pero por menos tiempo.

“Quería que lo enterraran con esa ropa, y con eso demostró ser más patriota que los que se equivocaron con él y lo sancionaron”, dijo este inolvidable pelotero antillano.

Este hecho marcó su vida, pero no borró su leyenda de recio toletero, de leyenda de la pelota cubana, como bien Muñoz reafirmaen  estos días de inmenso dolor. Nunca se olvidará aquella frase que lo define: “Pase usted, Señor Jonrón”.

“Aquí ha habido muchos jonroneros como Kindelán, Marquetti, Muñoz, Casanova… Pero los hombres que yo he visto con más fuerza en esta pelota han sido Romelio Martínez, Lázaro Junco y Pedro José Rodríguez. Eran los que más lejos llevaban la pelota y con mayor facilidad”, asegura Muñoz a CiberCuba.

Para el Gigante del Escambray, Cheíto Rodríguez fue “un gran ser humano, compañero y atleta que fue muy reservado para sus asuntos personales, porque no sabía ser tan comunicativo como otros”.

La noticia de su muerte provoca miles de condolencias, entre ellas la de René Arocha, quien se mostró afligido en su cuenta de Facebook.

“Un minuto de silencio. Se fue un grande de nuestro béisbol como pelotero y como ser humano. Quienes lo conocimos, lo sabemos. Descansa en paz amigo. PEDRO JOSÉ RODRIGUEZ. PASE USTED, SEÑOR JONRÓN”.

Foto: Tomada de OnCuba

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.