La selección cubana de fútbol sucumbió ante su similar de Guatemala en el primero de los dos partidos de preparación pactados para el combinado antillano en esta fecha FIFA.

En lo que —a mi juicio— ha sido la peor presentación de Los Leones del Caribe desde la llegada de los legionarios, el conjunto centroamericano se impuso con marcador de 1-0 que no refleja claramente las diferencias que se vieron sobre la grama del Estadio Pensativo de la ciudad de Antigua.

La ausencia de un estilo de juego definido, la desorganización en todas las líneas y el poco aprovechamiento de los espacios caracterizaron el accionar de los cubanos. En alguna medida, esto ocurre como consecuencia del escaso tiempo de trabajo con que cuenta el grupo. Pues las constantes ausencias de Cuba en las fechas FIFA no permiten afianzar las ideas ni crear los automatismos que son necesarios para el funcionamiento colectivo de un equipo.

Sin embargo, estas dificultades administrativas no pueden eximir de responsabilidad a jugadores y cuerpo técnico sobre lo poco que mostró la selección nacional. Durante la pasada Eliminatoria Mundialista, la selección cubana enfrentó el arranque de esta competición con mucho menos tiempo de trabajo (básicamente ninguno), sin amistosos previos, con jugadores que se conocieron tres días antes en el hotel y —aunque el marcador fue el mismo— se vio un equipo mejor ordenado, con una idea de juego más clara.

Y es que el respeto de los futbolistas al planteamiento es fundamental, como también lo es el hecho de que, al menos, exista un planteamiento más allá de la alineación.

De igual forma, no podemos sacar de la ecuación el hecho de que Cuba se vio obligada a alienar con solo seis de sus once titulares habituales. Pues a las ya sensibles ausencias de Onel, Piedra y Corrales, se sumaron las bajas de Aricheell (lesión) y Pozo (fiebre); y no existe equipo en el mundo que no se sienta las bajas de cinco jugadores titulares.

Tampoco puede quitarse méritos al rival. Guatemala fue un equipo evidentemente más trabajado y con una idea clara de juego que patentó sobre el césped y concretó en el marcador.

El próximo día 27 de marzo, los dirigidos por Pablo Elier Sánchez se enfrentarán a Belice, un rival aparentemente más asequible y al que llegarán con más tiempo para preparar el partido. Por ende, el cuadro cubano tiene la responsabilidad de ofrecer una mejor versión y demostrar que lo ocurrido en tierras chapinas responde más a la falta de tiempo de trabajo que a la carencia de ideas.  

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.