El boxeo profesional cubano vivió una noche exitosa cuando dos figuras en ascenso emergieron victoriosos y con sendos títulos que pueden impulsar sus carreras en los meses por venir.

La fanaticada del boxeo antillano se frotaba las manos con las presentaciones el pasado 19 de febrero de dos peleadores menos mediáticos, como Osley Iglesias y José Ángel Larduet, quienes no defraudaron con sus éxitos.

Osley peleó en Polonia por la corona mundial Junior de los pesos supermedianos por la Organización Internacional de Boxeo (IBO), un organismo secundario a las cuatro principales, pero con la certeza de que salir airoso le hace ganar enteros para mejores combates.

Iglesias se mostró implacable ante Robert Racz, en un duelo con el cual llegó a 5 victoria sin derrotas, con un dato que muestra su temible pegada: las cinco se han decidido por la vía del nocaut.

En este caso, el triunfo a costa de Racz (25-2) se produjo en el mismo primer asalto, suficiente para sumar su primera faja, en lo que parece será una carrera promisoria si es bien asesorado y logra colarse en mejor carteleras.

“Muchas gracias mi gente por apoyarme en las buenas y malas, estoy muy contento por la pelea de noche, con la que logré mi primer título como boxeador profesional. Muy alegre por este logro importante en mi carrera, vamos por más éxitos”, escribió en su cuenta de Facebook.

Ante de salir de la isla, esta joven figura era un participante bastante habitual en los Campeonatos Nacionales Playa Girón y en estos obtuvo varias medallas para su palmarés, como son el bronce de 2016 y las platas de 2017 y 2018. Además, fue oro en la Copa Colonia de Alemania, la única medalla de oro de la isla en ese evento.

La noche se completó con otra victoria y título, en este caso de Larduet, más conocido entre la afición antillana por su pasado como parte de la escuadra nacional y sus incursiones en cita mundiales y en Juegos Olímpicos.

José Ángel combatió con algo importante en juego: el título internacional de plata del WBC, pues ya poseía el Título Latino, también en los pesos pesados.

Si bien con más problemas que Osley para completar su victoria y sumar la corona, La Pantera dispuso del bosnio Dusan Veletic, quien tenía una forja de 5 y 0 con un empate.

En su caso, en 2019, “abandonó la base de entrenamiento” en Berlín que se preparaba con miras al Campeonato Mundial que se disputaría en Ekaterimburgo y decidió intentar hacer carrera en el profesionalismo.

Dos triunfos en una sola noche que reafirman la salud, cada vez más palpable del boxeo profesional cubano, cuya base de competidores asciende con nuevas incorporaciones y títulos.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.