La pelota cubana, poco a poco, deja detrás las circunstancias que dificultaban la conformación de conjuntos con peloteros de distintos territorios, pues cada provincia se aferraba a la territorialidad. Cada vez es más común que atletas que no han encontrado cabida en otras escuadras busquen una oportunidad en otro lado, y los ejemplos sobran.

Si bien no es algo nuevo -incluso décadas atrás se veía este fenómeno con peloteros vistiendo otros uniformes que no son los de su tierra natal, aunque en menor escala-, en los últimos tiempos se ha vuelto bastante común, pese a la oposición de muchas personas que critican el hecho de que no se mantenga la representatividad.

Villa Clara, uno de los históricos, lleva a cabo lo que pudiera considerarse un “casting” de peloteros, pues como informa en su página de Facebook el periodista Ilioberto Rodríguez Betancourt, se efectúan por estos días pruebas de diagnóstico por parte de los directivos del béisbol.

No cabe duda de que el regreso de Pedro Jova, un estratega histórico y ganador, ha llenado de esperanzas a los aficionados de esa provincia, quienes también se preguntan cómo concretar un conjunto competitivo para la venidera campaña.

Ilioberto ha explicado en varios posts que muchos peloteros de otros territorios han acudido a presentarse ante los especialistas en Villa Clara, incluso algunos jóvenes que no han visto acción en serie nacionales.

“Cuatro peloteros de otras provincias se presentaron este martes en las pruebas de diagnóstico, que hace por estos días la nueva dirección del Villa Clara de Béisbol. Ellos son un receptor de La Habana (24 años); así como tres jugadores de cuadro: uno del oriental territorio de Granma (25 años), otro de Cienfuegos (23); y un último jugador de la capital cubana (también de 24 años). Ellos estarán hasta el próximo sábado, y luego, el lunes se verán los juveniles, que este año no pudieron tener el evento nacional de su categoría”, explica el periodista.

Se trata de Frank Abel Leyva (receptor y jardinero), que nació en Mariano en 1997; Arturo Ferrer (jugador de cuadro) de la Liza, 1997; José Manuel Oramas (jugador de cuadro) de Cienfuegos, y que nació en 1998; y Walberto Remón, jugador de cuadro de Bayamo, Granma, que nació en 1996.

Además, añade que “hace unos días, cuatro lanzadores de otros territorios también se presentaron para mostrar sus cualidades ante los técnicos villaclareños. Dos derechos pusieron los dígitos más altos en la velocidad, ambos de La Habana. Ninguno de estos ocho beisbolistas tiene experiencia en la pelota de mayores. Por otra parte, hay nombres que regresan: Leandro Turiño (30), quien estuvo probándose en República Dominicana, Frank Carlos Reyes (31) jugador de cuadro de Remedios, y el santaclareño Duviel Zamora (28), segunda y tercera base”.

Por si fuera poco, informaba de la vuelta a esa tierra del receptor Ariel Pestano Junior, tras haber estado con los actuales campeones de la pelota cubana, Granma, y hablaba de que a “inicios de esta semana, se pudo ver al remediando Yordanis Linares en el estadio Augusto César Sandino, de Santa Clara. Fuentes cercanas al jugador, aseguran que el jardinero ha mostrado el interés de estar parte de la temporada 61 con Los Azucareros de Pedro Jova”.

A todas luces, los directivos evalúan cómo completar una nómina con calidad, en la que podrían mezclarse atletas experimentados con jóvenes que buscan una oportunidad, sin importar que sean del territorio o no, o incluso, que jueguen en ligas extranjeras.

El movimiento de jugadores hacia otras provincias pudiera ayudar a elevar la calidad de nuestro béisbol, pues permitiría quizá que talentos sin muchas posibilidades en otras -debido a la fortaleza de las nóminas- encontraran un hueco.

No obstante, quizá habría que velar porque se desarrollen también los talentos propios y que no se vean frenados por la llegada de “forasteros” que impidan su crecimiento, para intentar mantener el balance que permita tener una base fuerte.

Lo cierto es que el “draft” y el mercado de la pelota cubana parecen haberse puesto en marcha y no se detendrán. No debe sorprender a nadie lo que ocurre, pues sin que se haga explícito, se ha ido variando el concepto de equipo territorial y representativo, y puede que lleguemos un día al de club que juega por una provincia, que sigue defendiendo sus colores pese a que no se constituya solamente con atletas de dicha demarcación geográfica.

Foto: tomada de CMHW

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.