Cristian Nápoles no descubriría hasta pasado un tiempo que el triple salto era su especialidad. Enamorado del béisbol en sus primeros años, pero imposibilitado en su práctica debido a la negativa de sus padres por el presupuesto que eso conllevaba, lo intentó entonces con el atletismo.

Sería a través del salto de altura que el joven Cristian Nápoles comenzaría su andar por los campos y pistas de los estadios cubanos, cuando su tía abuela lo llevara por primera vez al “Pedro Marrero” luego de unas captaciones en su escuela, bajo la tutela del profesor Richard Spencer.

“Entré más bien por probar suerte, ya que no pude practicar béisbol. En aquel entonces se hacían unos combinados donde tenías que hacer varios eventos: Salto de altura, salto largo, 80 metros con vallas, 80 metros planos. Desde pequeño me gustó el salto de altura, donde con 14 años logré saltar 1.93 metros”., confesó el atleta.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.