Cuando se habla del atletismo cubano y en especial de los 110 metros con vallas, uno de los nombres obligados es el de Dayron Robles, uno de los dos antillanos que han logrado la gloria de colgarse en su pecho el oro olímpico en esa especialidad.

El fantástico corredor cubano, hoy devenido un exitoso emprendedor, dejó grabado su nombre para siempre en la historia de nuestro deporte, pues no solo fue un atleta excepcional, sino que también desprendía esa sensación de modernidad que le faltaba a la mayoría de los deportistas de la isla.

Algunos lo fustigaron por cuestiones deportivas como el hecho de que no fuera titular mundial al aire libre; por el incidente en un campeonato con uno de sus grandes rivales; o por su ruptura con la Federación Cubana de Atletismo, que lo llevó a pasar varios años fuera del país corriendo por clubes europeos.

No obstante, también fue uno de los pioneros a la hora de regresar a competir representando nuestra bandera, en muestra del amor infinito que siente por Cuba, según dice públicamente, en cualquier contexto.

Dayron Robles es un conversador abierto; un emprendedor fuera del deporte; padre y esposo entregado, quien luce todavía como aquel joven que volaba sobre las vallas hacia la meta. Sobre su vida conversó en un nuevo capítulo de Play Off TV.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.