La firma de los hijos de Víctor Mesa con los Marlins de Miami es la noticia más importante y reciente sobre la emigración de peloteros cubanos, pero no la única. El talento cubano en las categorías inferiores es innegable, y las franquicias de Grandes Ligas han puesto sus ojos en prospectos, generalmente menores de 20 años, quienes muchas veces ni debutan en la Serie Nacional de Béisbol de Cuba.

Recientemente, Orioles de Baltimore acordó con el holguinero Kevin Infante, un jardinero de 18 años, por un bono de 175,000 dólares.

“Infante es un jardinero diestro que juega las esquinas, quien también tiene la habilidad de jugar segunda base. Es un buen corredor con buen enfoque ofensivo, y creemos que se desarrollará para ser un bateador productivo”, dijo el mánager general interino, Brian Graham.

En días pasados, el lanzador cubano Sandy Gastón acordó con los Rays de Tampa Bay por un bono de 2,61 millones de dólares. El prospecto de 16 años tiene una recta poderosa, que llega a las 97 y 98 millas por hora.

Sandy Gastón.Foto: meridiano.com.ve.

Sandy Gastón.Foto: meridiano.com.ve.

Gastón fue una de las atracciones durante la presentación de los Mesa en Miami, a puertas cerradas, cuando fue evaluado contra cuatro batedores de la finca de los Marlins, en dos innings de 15 envíos cada uno, y los Mesa fueron medidos por su bateo y defensa.

Los Marlins, finalmente, se quedaron con Víctor Víctor y Víctor Mesa Jr. El mayor recibió un bono de $5,5 millones, y el menor de $1 millón.

Marlins “interesados” en los hijos de Víctor Mesa

Yankees de New York buscan cubanos

También equipos de un mercado más poderoso, como los Yankees de New York, aprovechan para contratar a figuras emergentes de La Mayor de las Antillas.

Este mes de octubre, el avileño Leonel Hernández pactó con los Bombarderos, y se convirtió en el quinto cubano que llega a los Yankees en este período de firmas internacionales.

Hernández tiene apenas 20 años, es jardinero, y bateó 310 en el último año como juvenil. “Es un orgullo firmar con esta organización, ya que es una de las mejores del mundo’’, dijo.

Leonel Hernández. Foto: El Nuevo Herald.

Leonel Hernández. Foto: El Nuevo Herald.

Los Yankees acordaron recientemente, además, con Osiel Rodríguez, Denny Larrondo, Alexander Vargas y Carlos Verdecia, este último el 20 de octubre.

Osiel es un serpentinero derecho de 16 años, la misma edad de Vargas, quien se desempeña como torpedero. MLB Pipeline los calificó como décimo y octavo prospecto internacional, respectivamente.

La pelota cubana continúa perdiendo peloteros jóvenes. Según el periodista Jorge Ebro, Luis Dariel Serrano, espirituano de 23 años, está en República Dominicana e intentará llegar a Grandes Ligas.

Luis Serrano. Foto: El Nuevo Herald.

Luis Serrano. Foto: El Nuevo Herald.

Los números son abrumadores y preocupantes. En 2015, según Peter Bjarkman emigraron de Cuba 102 peloteros, número que OnCuba eleva a 150.

“El promedio de edad de este éxodo es de 22,89 años. Han salido peloteros promesas de 16 a 18 años como el caso de Adrian Morejón, Lazaro Armenteros, Miguel Vargas (el hijo de LázaroVargas), Omar Estevez y Yusniel Díaz. Solo seis jugadores rebasan la edad de los 30 años entre los emigrados”, dijo el periodista Francys Romero.

Chapman sigue siendo el lanzador más veloz de las Grandes Ligas

Varios son los conocidos, con actuación en el campeonato cubano, quienes han intentado llegar a MLB. Entre otros, los aficionados recordarán a Vladimir Gutiérrez, Lerys AguileraDarys Bartolomé, Pavel Quesada o Lisban Correa.

Además, hay nombres ilustres de cubanos, protagonistas en la Gran Carpa, que si lograron asentarse, como Yuli Gurriel, Yasiel Puig, Aroldis Chapman o Pito Abreu.

La sangría del talento cubano no parece tener fin, y la solución sigue sin aparecer.