El expelotero y entrenador cubano Pedro Chávez, preocupado por la formación de nuevos talentos en la pelota, construyó un terreno de béisbol en Santiago de las Vegas.

“Yo mismo trabajé en su construcción, pero se ha deteriorado porque no buscan las personas idóneas para su mantenimiento”, cuenta con tristeza el veterano de mil batallas en la pelota cubana. Esta es su historia.