Erislandy Lara tiene clara su meta: quiere ser uno de los mejores boxeadores cubanos que cuantos hayan combatido en el profesionalismo y el próximo primero de mayo peleará por convertirse en campeón mundial en dos divisiones distintas.

Con 38 años, el campeón “regular” de peso superwelter de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB) va a una importante pelea contra Thomas “Cornflake” LaManna -aunque para muchos es un combate que no debe resultar complicado para el antillano-, por el título vacante de peso mediano de la AMB.

“Estoy buscando convertirme en un campeón mundial en dos divisiones. Me enorgullece ser un luchador que pone todo en juego. Quiero enfrentar a todos y cada uno de los retadores. Mi objetivo es ser un grande de todos los tiempos y una leyenda en el deporte. Estoy subiendo de peso para convertirme en campeón mundial y mostrarle al mundo que estoy listo para nuevos desafíos”, dijo el cubano.

Su idea es probar que todavía tiene mucho combustible en el tanque para dar espectáculos, y de pasó, coronarse en una segunda división y lanzar un grito de guerra ante otros monarcas de ese peso.  

Enfrente tiene a LaManna (30-4-1, 12 KO), de quien considera que “aporta un estilo único al ring. Esta no es una pelea fácil en absoluto, y sé que tendré que dar lo mejor de mí para salir victorioso. Nunca ha peleado por un título mundial así que estoy peleando contra una persona que busca lograr el sueño de toda su vida de convertirse en campeón mundial. Estoy completamente preparado, concentrado y espero una pelea dura”.

Erislandy Lara es ampliamente visto como un boxeador de élite en su división, pero estaría boxeando por tercera vez consecutiva contra un rival menor. Recordemos que ganó en agosto del 2019 frente a Ramón “Inocente’’ Álvarez -hermano del Canelo- y después dispuso de Greg Vendetti, cuando expuso el título regular de la Asociación Mundial de Boxeo.

No obstante, “The American Dream”, cree que una victoria ante LaManna lo pondrá en posición de desafiar a los otros campeones en el peso mediano, pues busca combates de unificación para seguir agrandando su legado.

“Quiero los combates más grandes posibles, pero primero debo ganar esta pelea. Hay muchas peleas significativas en el peso mediano, y los quiero a todos. Quiero ser un miembro del Salón de la Fama y ser uno de los mejores boxeadores cubanos que jamás lo haya logrado. Para que mi legado sea visto de esa manera, tengo que pelear contra los mejores”, afirmó Erislandy.

El combate ante LaManna es solo un paso en el camino para el guerreo de la isla, que ya tiene entre sus enfrentamientos más destacados el que sostuvo ante el mexicano Alfredo “El Perro” Angulo, saldado con victoria, y la polémica derrota ante el también azteca Saúl “El Canelo” Álvarez, combate que muchos entendidos le vieron ganar.

Con 38 años, “The American Dream” sigue buscando retos mayores en nombre suyo y del boxeo cubano.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.