Tras la polémica que generó la ausencia del campeón olímpico Arlen López de los mejores atletas de Cuba, las autoridades deportivas reconocen que fue un castigo a uno de los mejores boxeadores de la isla.

El Inder y el organismo rector del pugilismo querían hacer pasar por debajo de la mesa la no presencia del peleador entre lo más selecto del año 2021, pese a que fue uno de los siete medallistas dorados de los Juegos Olímpicos de Tokio y, por ese simple mérito, ya merecía integrar el listado.

Pero el hecho no pasó desapercibido, ya que la figura del antillano estaba bajo el foco desde que, meses atrás, a solo días de comenzar el Campeonato Mundial de Boxeo que se efectuó en Serbia, se conoció que no estaría en el certamen.

Pero todo el culebrón entorno al caso Arlen -que bien podría haberse zanjado con una explicación clara y sin tapujos sobre el porqué no fue al mundial y no dejar correr los rumores-, parece tener un poco más de luz con las recientes declaraciones Alberto Puig de la Barca, comisionado nacional y presidente de la Federación Cubana de la disciplina.

El federativo dio su versión de lo acontecido con Arlen, además de hablar también sobre la reactivación del calendario del boxeo dentro del país para el próximo año.

Según Jit, “interrogado sobre la ausencia de Arlen López de la candidatura que constituyó base para la votación, el también comisionado nacional precisó que el titular bajo los cinco aros fue excluido por la postura asumida de cara al Campeonato Mundial de Belgrado”.

“Su no participación en ese evento fue fruto de una decisión personal, a partir de opiniones sobre su forma deportiva, contrarias a las del colectivo técnico y anunciada por él cuando ya estaba oficializada su inscripción y carecíamos de tiempo para sustituirlo”, afirma Puig.

Sus palabras son ahora más explicativas que las que pocas declaraciones que diera cuando se divulgó que no estaría en Serbia, y que fueron replicadas por el mismo medio oficial del Inder.

Entonces, el comisionado solo mencionó que “las dificultades de Arlen se dieron cuando ya no era posible sustituirlo por estar cerrada la inscripción”, sin hacer alusión alguna, ni especificar lo que ahora afirma: que existían “opiniones contrarias” entre el deportista y el colectivo técnico.

De acuerdo con Puig, “el análisis dejó como saldo el reconocimiento del error por parte del atleta, a quien se le había ofrecido la posibilidad de no aspirar a integrarlo, como hicimos con todos los asistentes a los Juegos Olímpicos de Tokio. Hubo consenso al considerar que su error atentó contra el compromiso del equipo”.

Además, reconoce que la exclusión de Arlen, con suficientes méritos deportivos para estar en el listado de los mejores deportistas de Cuba en 2021, fue un castigo en toda regla hacia su conducta antes del mundial, aunque sustituye la palabra con el eufemismo de “medida educativa”.

“Como medida educativa no fue avalada su presencia en esa relación, aun cuando tiene el altísimo mérito de haber conquistado su segundo oro olímpico”, dijo Puig.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

 ¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine

Imagen cortesía de Foto: Tokio 2020