Regresa la Champions League, el gran espectáculo del fútbol europeo, con los partidos de ida de los cuartos de final que se jugarán durante martes y miércoles.

Ante esta fiesta del balompié, en Play-Off Magazine analizamos lo que puede suceder en estos cuatro enfrentamientos que prometen emociones a raudales y buen juego, porque llegan las “noches mágicas”.

También nos tiramos a la piscina para dar nuestros favoritos y las claves que pueden decidir las eliminatorias.

Manchester City vs Borussia Dortmund

El Manchester City de Pep Guardiola llega a estos cuartos de final en un estado pletórico. Veintiséis victorias en sus últimos 27 encuentros lo confirman como el equipo del momento en Europa. El estar vivo en las cuatro competiciones, ser líder indiscutible de la Premier y su juego superlativo, lo hacen claro favorito en esta serie ante el Borussia Dortmund.

Por su parte, los aurinegros siguen con la irregularidad mostrada durante toda la campaña. Acumulan tantas exhibiciones como fiascos a lo largo del curso. Ahora mismo están en Bundesliga fuera de los puestos de Champions para la próxima temporada y llegarán al encuentro de ida con solo una victoria en sus 5 salidas más recientes.

A pesar de la inferioridad, el Borussia Dortmund, tanto por lo individual como por lo colectivo, puede convertirse en un puzzle de difícil resolución para los citizens si no muestran su mejor versión. Controlar los momentos de transición tras la pérdida y que Haaland tenga el menor impacto posible en ellos, será fundamental para no adolecer del mal que los ha acompañado en sus eliminaciones más recientes: la poca fiabilidad defensiva.

La verdad es que los skyblues han mejorado mucho en la presión tras pérdida y la gestión de la profundidad cuando pierden el balón y esta mejora tendrán que trasladarla al contexto europeo. Guardiola, con balón y en campo rival, generalmente está jugando 3-4-3 con el lateral en izquierda quedándose como tercer central y Cancelo como interior por derecha. En octavos contra el Monchengladbach matizó la idea ante la amenaza de Thuram y compañía: jugó con Walker como lateral derecho, sin balón y con la esférica, como tercer central para que la velocidad del inglés le permitiera corregir, mientras Cancelo iba a la izquierda.

Seguramente, esta idea le pasará por la cabeza al técnico de Santpedor, aunque no descartamos que juegue con Laporte como teórico lateral izquierdo y que finalmente sea el tercer central, todo para brindarle al equipo un soporte para poder minimizar el impacto de Haaland y que el resto de mediaspuntas del Dortmund se puedan beneficiar.

Para los de Terzic es fundamental no hundirse en exceso. Defender mucho tiempo cerca de su área es asomarse al precipicio y con casi total seguridad, caerse. No son un equipo potente defendiendo su área como demuestran los dos encuentros ante Sevilla y el encuentro ante el Bayern, y además, le facilitaría la contrapresión al City con el desgate físico y mental que supone sufrirla. Por lo tanto, es menester defender en un bloque medio donde puedan robar en situaciones que le permita correr y conectar con Haaland para que el noruego active al resto y se le meta en sistema nervioso a los defensores ingleses.

Bajas

Manchester City: Ninguna

Borussia Dortmund: Axel Witsel, Marcel Schmelzer, Dan-Axel Zagadou, Jadon Sancho(duda)

Probabilidades: Manchester City 70% – 30% Borussia Dortmund

Real Madrid- Liverpool

Una eliminatoria de dos históricos de la competición. Suman 19 títulos entre ambos, trece para los merengues, seis para los reds. Seis veces se han vistos las caras en este torneo, con 3 victorias por bando. El último combate terminó con el Madrid levantando su decimotercera Copa de Europa en Kiev hace solo tres años.

En esta ocasión, los dos equipos llegan con temporadas complicadas. El Liverpool con una plaga de lesiones y un déficit competitivo entre los meses de febrero y marzo que lo han hecho descarrilarse en la defensa del título de la Premier. Por su parte, el Madrid tampoco ha podido escapar de las lesiones y su juego ha ido fluctuando en calidad; eso sí, están de lleno en la defensa de su campeonato liguero.

Los de Klopp, después de acumular 6 derrotas en 8 partidos, han logrado sumar en las últimas tres semanas tres triunfos al hilo con su portería a cero. Además, los chicos de Anfield hicieron una gran eliminatoria en los octavos de final ante el Leipzig.

Por su parte, el Madrid suma once encuentros como invicto, con 9 victorias cosechadas en ese lapso de tiempo. También hizo una gran serie en los octavos ante la peligrosa Atalanta desactivando todo el potencial ofensivo de la DEA.

Será una serie marcada por el conjunto que logre minimizar el recurso más preciado del otro. Por un lado, el Liverpool y su presión. Mientras por el Madrid su enorme salida de balón para asentarse en campo rival, sumada a como se defiende con la pelota en territorio enemigo.

Los Reds seguramente vestirán un ropaje más parecido a su versión de 2018-2019. Teniendo quizás menos el balón para construir, con ataques más frenéticos y mucha contrapresión en el momento en el que logren encapotar al merengue contra su arco. La presión en el reinicio no será agresiva: sus tres delanteros no acosarán a no ser que haya un pase hacia atrás; mientras tanto, irán orientando la tenencia merengue hacia las zonas donde pretenden robar, generalmente hacia el centro, pues una pérdida rival en esta área se convierte en una ocasión de gol para ellos.

El Madrid tendrá que evitarlo y seguramente no acelerarán los ataques a no ser que sean muy claros. Moverán la pelota de un lado a otro defendiéndose con ella, organizándose para una posible pérdida y esperando a la que puedan finalizar. Terminar la jugada y no permitir transiciones del Liverpool es obligatorio para los vikingos.

Será muy interesante ver cómo Zidane compone la estructura de salida. No se descarta que le de vuelo a Casemiro, teniendo en cuenta su debilidad recibiendo de espalda y la posibilidad de que esta pueda ser explotada por la presión del Liverpool. Kroos seguramente empezará muy abajo y Modric también puede descender unos metros para, a través de su talento, sortear el campo de minas inglés. Dar con Benzema es fundamental para que el bloque viaje junto.

Si bien en el medio se marcará el dominio de la eliminatoria, las áreas determinarán el resultado de una llave muy pareja. Al menos en la rival, el Liverpool parece contar con más pólvora.

Bajas

Real Madrid: Sergio Ramos, Carvajal (duda), Valverde (duda), Hazard(duda).

Liverpool: Virgil Van Dijk, Joel Matip, Joe Gomes, Henderson.

Probabilidades: Liverpool 52% – 48% Real Madrid

Chelsea- Porto

El Chelsea-Porto seguramente sea la serie más dispareja por talento de estos cuartos de final.

Los dragones de Sergio Conceicao dieron la campanada tumbando a la Juventus de Turín con una gran exhibición defensiva. Es un equipo que este año se ha sostenido en la competición comandado por el eterno Pepe.

Por su parte, el Chelsea -obviando la debacle del fin de semana ante West Bromwich- ha mejorado mucho desde la llegada de Tuchel. El descalabro ante los Baggies es el primero desde el aterrizaje del alemán en Stamford Brigde. Muchos partidos dejando su portería a cero y mejora considerable de varios de los principales talentos del equipo, es lo que ha conseguido en este pequeño lapso el entrenador teutón.

Seguramente, será una eliminatoria de ideas contrapuestas. Lo blues tendrán la pelota mientras que los Dragones asumirán un plan más reactivo. Si algo le duele a los de Tuchel es que le quiten metros para correr y precisamente eso es lo que intentarán hacer los chicos de Conceicao.

Ya vimos en Turín un plan muy similar al que se enfrentaron los londinenses en la ida de los octavos ante el Atleti. Los portugueses se defendieron con 6 atrás más cuatro por delante de ellos, que cerraban el callejón central con ayudas constantes a las bandas cuando el balón iba afuera. Es un tipo de partido que le exigirá al Chelsea de paciencia mucha paciencia para encontrar como girar el bloque de los dragones.

Importante en la ida para los lusos las bajas de Sergio Oliveira, su mejor jugador, y de Taremi, referencia arriba, un punto sobre el cual descargar para ganar aire y metros.

El talento del Chelsea tarde o temprano deberá imponerse.

Bajas

Porto: Taremi, Sergio Oliveira, Iván Marcano.

Chelsea: Kante (duda), Pulisic (duda), Abraham.

Probabilidades: Chelsea 65% – 35% Porto.

Bayern Munich-PSG

Se reedita la final del año pasado en estos cuartos. Los mismos equipos, con la misma base de jugadores, pero en momentos distintos. El Bayern sigue siendo una trituradora, pero muestra algunos defectos que ya tenía en agosto del 2020 pero que escondía mejor. En tanto el PSG es peor equipo, segundo en Ligue One y lo que es peor, sin una idea clara de cómo competir.

Los chicos de Flick pueden matizar la manera en la que juegan según el rival y las fichas que puedan utilizar, pero la idea base se sostiene. Agresividad con y sin balón, un ataque detrás del otro, verticalidad a la más mínima oportunidad y asumir todos los riesgos que eso conlleva. Por ahora, siempre sacan más rédito de esta forma de jugar que perjuicios.

Si algún equipo puede explotar esos riesgos bávaros ese el PSG, pero necesita sacar su mejor versión. Los parisinos para la ida tendrán dos bajas capitales: Verrati por Covid y Paredes por sanción no podrán estar, lo cual deja al medio campo huérfano de calidad. Quizás para el argentino el contexto de juego al que te expone el Bayern no es el ideal por su falta de ritmo, pero en caso de que pudiera tener ese segundo extra que necesita activaría con su capacidad de pase al potente ataque parisino; mientras el italiano con esa capacidad de proteger el balón sería el jugador fundamental para absorber la presión bávara. Sin ellos, seguramente Neymar y Di María tendrán que descender mucho para darle cordel y sentido al ataque de los de Pochetino y difícilmente podrán recibir detrás de línea de medios de los germanos.

Por su parte, los campeones de Europa se resguardarán con los laterales más abajo para tener superioridad por detrás de la línea de balón en caso de pérdida y solo se proyectarán si es muy evidente la ventaja. Además, será fundamental intentar hacer que los laterales franceses queden 1 contra 1 ante sus extremos o que salten lejos y su espalda sea explotada. La baja de Lewandowski les quita veneno, remate y capacidad para intimidar en el área. Veremos si juega Choupo-Mouting o Flick decide salir sin un nueve al uso, aunque la estructura del equipo está diseñada para tener una referencia. Es fundamental para los teutones gestionar de manera decente la defensa de la profundidad con balón descubierto, pues en estas situaciones Mbappé, Neymar y Di María arman una fiesta en lo que parpadeas. Y claro, minimizar lo máximo posible el talento de esto tres jugadores, que reciban la pelota en las situaciones más incomodas posible.

El Bayern es mejor colectivo, además con bastante diferencia, pero el talento parisino empareja algo la serie.

Probabilidades: Bayern 60% – 40% PSG

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.