La segunda parte del campeonato comenzó y los Azules empezaron perdiendo en su primera subserie, ante un rival al que habían barrido en su primera salida en el Latinoamericano en tres buenos juegos de pelota.

Ahora, con 14 y 16, continúan moviéndose entre el cuarto y el quinto puesto, unas veces cazando a los espirituanos y los villaclareños y otras resistiendo a su asedio, toda vez que Holguín anda bien lejos gracias a esa rara idea para poner éxitos y fracasos en este segmento de la competencia.

Al principio de la temporada, en un trabajo que firmaba bajo el nombre de “Las aspiraciones de Industriales”, decíamos que Rey Vicente Anglada, con el equipo que tenía, contento debía estar si quedaba entre los seis primeros al menos. Me parece que ya esa parte de la misión está cumplida.

Jorge Tartabull busca una oportunidad en Grandes Ligas

Aunque se dice que luego de los refuerzos cualquiera puede ganar en esta pelota cubana de hoy, me sigue pareciendo que este equipo de Industriales aún no está listo para creerse que puede vencer. Cierto es que no sería extraño verlos en los play off, pero ese pitcheo, talón de Aquiles del conjunto, sigue sin ayudar.

Incluso se vio en el único juego que le ganaron a los discípulos de Eduardo Paret, donde no pudieron mantener una ventaja de cuatro anotaciones y a Eddy Abel García le costó mantener la única raya que quedaba de ventaja.

Frank Luis Medina se ha visto bien en su debut con una chamarra que exige mucho. Luego Erlys no pudo hacerse justicia, y el primer día, Héctor Ponce, quien ha estado bastante irregular en sus salidas, tampoco aguantó un empate a tres.

Industriales se ha visto irregular en la segunda fase de la pelota cubana. Foto: Patryoti.

Industriales se ha visto irregular en la segunda fase de la pelota cubana. Foto: Patryoti.

¿Cómo le irá a Industriales contra cada equipo?

Teniendo en cuenta, de paso, que Villa Clara tiene uno de los mejores cuerpos de pitcheo, además de haber reforzado muy bien una ofensiva que fue mediocre en la primera fase, de los seis juegos que restan puede la tropa de Anglada ganar tres y perder otros tres. Incluso, si lograran pasar la escoba de nuevo en el Latino (difícil), podrían llevarse quizás 5 de los 9 encuentros ante los Azucareros.

En el caso del enfrentamiento contra los Tigres avileños, me inclino a pensar que los capitalinos deben ceder en ese compromiso, incapaces de sacudirse el dominio de los chicos de Machado en los últimos seis años, por lo menos. De los nueve desafíos, Industriales podría caer en seis.

Sancti Spíritus, otro rival muy incómodo y bien reforzado, puede dar dolores de cabeza, pero los Leones pienso que tienen las armas para imponerse en al menos cinco o seis desafíos incluso.

Con los Cachorros de Holguín no debería haber confianza, pues se hacen muy incómodos en su feudo de Calixto García. Por suerte para Anglada, en esta fase los holguineros solo tienen una subserie de locales ante los habaneros, pues en la primera ronda, se jugó allá. Así que Industriales bien podría ganar cinco desafíos.

Andrés Hernández, el nuevo rostro de Industriales

Las Tunas, por su volumen ofensivo, si sería un rival bien incómodo, y otro de los que podría ganarle la mano a Industriales. Igualmentente, les resta un poco que en el Mella solo se va a jugar un asalto de esta batalla. Igual, los Azules pueden llegar a ganar 4 encuentros.

El panorama se antoja pues complicado. En la medida que los lanzadores “entren en caja” tendrán más posibilidades de vencer, apoyados sobre todo en su batería, una de las más potentes y completas del torneo, reforzada de buena manera con Denis Laza.

Habrá que demostrar mucho para imponerse al final, y no descartaría una clasificación a post temporada, pero cualquier cosa que pase a partir de ahora, no sería sorpresa.