El cubano José Dariel Abreu está envuelto en la que es quizás la mejor temporada de su vida, pese a que será la más corta, y se encuentra peleando de lleno por ser el Jugador Más Valioso (MVP) con quien ha sido el mejor pelotero de Grandes Ligas en los últimos años y tres veces MVP de la Liga Americana, Mike Trout.

Pese a que la temporada solo tendrá 60 juegos en su fase regular, lo que ha hecho Pito Abreu en 2020 con los Chicago White Sox es impresionante, porque ha colaborado a impulsar a los patipálidos al primer puesto de la Liga Americana, y de paso, ha empatado o superado varias marcas únicas que aderezan su temporada con un sabor de más valioso.

Pero en su camino tiene un gran obstáculo, el espectacular jardinero de Los Angeles Angels, Mike Trout, quien además de estar envuelto en otra fenomenal campaña, es un histórico favorito al galardón en la Americana, por más que varios detractores de las métricas modernas hayan criticado su triunfo en algunas de las temporadas en que se alzó con el premio.

En este debate siempre entra a relucir la disyuntiva de si debe definirse el MVP por los resultados individuales o por el aporte al equipo, y si debe pesar más la sabermetría o las estadísticas más tradicionales, con el mentado WAR en un centro de discusión importante.

De un rápido vistazo, Pito Abreu es un sólido candidato por números y por cuestiones sentimentales, pues muchos han comenzado a postularlo para el premio, entre ellos una leyenda de los White Sox, Frank Thomas, “The Big Hurt”, quien ya fue exaltado al Salón de la Fama, y que lo declaró como MPV en su cuenta de Twitter.  

El sábado último, dejó una noche para los libros al liderar a los Medias Blancas sobre los Tigres con marcador de 14 por cero, con números de espanto: de 4-4 con cinco anotadas, sus vuelacercas 14 y 15 y siete carreras remolcadas.

Pero no se trata de un momento puntual o aislado siquiera, pues Abreu se ha definido como un bateador constante desde que encontró su paso demoledor.

Aunque hay otros nombres que suenan para MVP por su increíble actuación en esta temporada (se habla hasta de Nelson Cruz, Tim Anderson, Luke Voit y el lanzador de Cleveland, Shane Bieber), nos centramos en el eterno candidato Mike Trout y Pito Abreu, por lo alcanzado hasta el momento, cuando apenas faltan poco más de 10 juegos para terminar la temporada de 60 juegos.

Con un vistazo a los distintos apartados estadísticos, a simple vista se encuentra que los nombres de ambos destacan entre los 10 primeros en múltiples departamentos ofensivos, incluidas las métricas modernas.

Pito ostenta una línea AVE/OBP/SLG/OPS de 317/361/619/980 contra una de Trout de 296/403/648/1051, en la cual se destaca que el estadounidense tiene ventaja en los últimos tres parámetros, con un fenomenal dueto de OBP y OPS, además de superarlo en jonrones, 16 contra 15.

Pero el primera base de los Medias Blancas es líder amplio en impulsadas, con sus 48 ante las 39 de Trout, a quien supera en average: 317 por 296, si bien conocemos que esta ya no es de las estadísticas más distintivas.

Para más datos, el cubano es líder en hits en la Americana con 59, mientras su rival tiene 48 (salvedad aparte de que el primero le lleva 26 veces al bate al segundo), y también manda en total de bases en todas las Grandes Ligas con 117, mientras Trout suma 105.

Incluso en estadísticas que tradicionalmente favorecen a Mike Trout, como el WAR (Victorias Sobre el Reemplazo), Pito Abreu lo aventaja con 2.4 por 1.1, aunque en este apartado el mejor ha sido el impresionante lanzador de Cleveland, Shane Bieber, envuelto en una zafra también espectacular.

Además, el toletero de Chicago es tercero en WAR entre los jugadores de posición de toda MLB, aunque Trout lo supera en WAR ofensivo, y se coloca tercero en este departamento en todas Grandes Ligas, además de ganarle en OPS+, con 185 por 165, y de ser el mejor en la métrica Offensive Winning percentage en todas la MLB (la cual mide el porciento de juegos que un equipo ganaría con nueve jugadores como él bateando).

En cuanto a su Liga Americana, en el slugging, se ubican Trout en segundo y Abreu en cuarto; Pito es quinto en OPS mientras Trout es segundo; mientras en anotadas, comanda el estadounidense por un tercer puesto del antillano.

Pero más allá de los números, lo cierto es que otro elemento de peso juega en favor de Abreu y el MVP: el récord ganador de su equipo, primero de su división con 30 victorias y solo 18 derrotas, en las cuales el bateo de Abreu ha tenido un peso sustancial, aunque claro está, Trout no tiene culpa del rendimiento de los Angels en la suya.

No obstante, ese es un argumento que usan a la hora de medirlo quien incluso lo reconocen como el mejor pelotero de todo el béisbol, pero advierten de la necesidad de que el Más Valioso signifique algo más allá de aquel que mejores números tenga, por más que Trout, como indica el WAR, es un pelotero impresionante en todas las dimensiones del juego. 

Como recordaba Jorge Morejón, de ESPN, “el que más polémica genera es el galardón de Jugador Más Valioso, pues los analistas y el público en general no llegan a ponerse de acuerdo en qué cosa es ser realmente “valioso”. Algunos se van por las frías estadísticas que no siempre revelan el verdadero valor de un pelotero. Otros se inclinan por aquellos cuyos equipos avancen a los playoffs, lo cual tiene cierta lógica, pero tampoco encierra una justicia absoluta, pues si usted pone números de lujo, pero el resto del equipo no funciona, la culpa no es suya”.

En 2019 repetía que es “el mejor pelotero de la actualidad en las Grandes Ligas. Todo lo hace bien y en grado superlativo. Sus números han sido extraordinarios desde que fue Novato del Año de la Liga Americana en el 2012”.

No obstante, defendía a otros para la elección de ese año para MVP, destacando como algunas actuaciones en general habían sido importante para sus equipos al avanzar más en su división: “eso es ser valioso, útil y provechoso. Lo otro es poner mejores cifras individuales para nada, sin tomar en cuenta esos intangibles que hacen en realidad una diferencia”.

En cuanto al cubano, ha sido una temporada repleta de logros personales, pues igualó un récord de MLB con cuatro vuelacercas en veces seguidas al bate, algo que se ha logrado en 43 ocasiones.

A esto sumemos que es el quinto pelotero que desaparece seis pelotas en una serie de tres encuentros desde 1920, con lo cual emula a par de leyendas como Barry Bonds (2001), Alex Rodríguez (2002), y a Shawn Green (2002) y Hee-seop Choi (2005).

Además, estableció una cadena de 22 juegos pegando hits de forma consecutiva, y también fue parte de otro hito: cuando Yoan Moncada, Yasmani Grandal, Pito y Eloy Jiménez conectaron jonrones los cuatro en fila en la quinta entrada de un choque ante los Cardenales de San Luis y por 10ma ocasión en la historia de Grandes Ligas, un equipo pegaba cuatro cuadrangulares consecutivos.

Además, ya vimos sus cifras destacadas, la actual posición de su equipo, su impacto ofensivo en medio de una alineación que tiene en él a un líder que impone respeto y batea.

Como le llamó un usuario de Twitter, sin importar lo que pase, José Dariel Abreu es ya #MVPito!!, un pelotero cubano con una actuación sobresaliente, a veces subvalorado, envuelto en una pelea directa con el mejor jugador de todo el béisbol por ser el MVP en la Americana.  

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine