Alrededor de la arena, los remates, la clínica, y las extracciones gira la vida de la olímpica Leila Martínez, una mujer llena de energías que logró conseguir lo que pocos profesionales se atreven a intentar: mantener dos carreras en igualdad de condiciones.

Antes de convertirse en una profesional de éxitos, tanto en la estomatología, como en el voleibol de playa, tuvo que sacrificar su juventud con el objetivo de hacer realidad cada uno de sus sueños. En la actualidad, a poco tiempo de haber participado en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, su historia es otro de los tantos ejemplos de superación que escriben los deportistas cubanos.

Leila Martínez dio sus primeros pasos en el deporte a los tres años de edad, cuando su mamá la inscribió en gimnasia rítmica. Esa disciplina deportiva la practicó durante tres años aproximadamente y tuvo que dejarla porque “sentía que no era mi lugar, la coordinación era un elemento difícil, no lograba controlarlo y decidí abandonar la gimnasia”, explicó a Play Off Magazine.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.