Historias de béisbol, boxeo, atletismo; personajes ya retirados o en acción; atletas que son leyendas a quienes siempre se vuelve, y otros cuyas carreras aún no se han terminado de escribir: entre lo más leído de Play-Off Magazine en 2020 hay una variedad notable de protagonistas, acorde con la riqueza del deporte cubano.

Desde uno de los destacados árbitros cubanos de pelota -sobre cuyas espaldas cayeron numerosas críticas injustas-; hasta el campeón olímpico Dayron Robles; un jugador histórico del voleibol cubano como Ihosvany Hernández; o una estrella inolvidable del pasatiempo nacional como Armando Capiró: nuestras páginas estuvieron llenas de vivencias personales, sueños rotos, o reinvenciones.

Ponemos a su disposición lo más leído de Play-Off Magazine en el año que termina, con la disposición de seguir buscando a esos protagonistas de nuestro deporte y traerlos a ustedes en los meses por venir.

1-Luis Felipe Casañas: la parte desconocida del arbitraje cubano

Luis Felipe Casañas es uno de esos árbitros notables de la pelota cubana, en una profesión que casi siempre es objeto de polémica y ataques por parte de los aficionados.

“Siempre me llamaron la atención estos personajes vestidos de negro que nunca quedan bien con todos, que reciben rechiflas, improperios y en ocasiones hasta agresiones físicas, de parte de fanáticos y hasta de algunos jugadores”, escribió Boris Luis Cabrera.

“Conversamos más de una hora. Encontré a un hombre normal, muy distinto de esa persona temeraria que impone su autoridad en el terreno de juego con rigor. Conocí al ser humano que se esconde detrás de esa máscara, al que le gusta hacer ejercicios en sus ratos libres, escuchar música y tomarse sus traguitos con las amistades”, añade.

2-Bárbaro Garbey, fue un pionero en Grandes Ligas

Bárbaro Garbey fue un pionero, un hombre que abrió la senda. El santiaguero que hizo carrera por La Habana fue el primer cubano proveniente de las Series Nacionales en jugar en Grandes Ligas, cuando debutó el 3 de abril de 1984 vistiendo el uniforme de los Tigres de Detroit.

En su carrera en Cuba, con apenas con 20 años, ganó la corona de bateo de la Serie Selectiva de 1976, y más tarde formó parte de un equipo de estrellas cubanas para el Campeonato Mundial de Colombia, junto a leyendas de nuestra pelota como Armando Capiró, Antonio Muñoz, Pedro José Rodríguez o Rey Vicente Anglada, por solo citar algunos.

Este pelotero provino de una familia de deportistas de pura cepa, de la cual se recuerdan a sus hermanos, el boxeador Rolando Garbey (campeón mundial y medallista olímpico), así como la destacada figura del atletismo Marcia Garbey.

Bárbaro Garbey solo jugó en la isla hasta 1978, con Industriales, y su carrera terminó cuando maduraba como un pelotero sólido, por un motivo que muchos recuerdan como un triste episodio del béisbol cubano. En esa época fue separado de la pelota por vender partidos, y después de 2 años, salió de Cuba por el Mariel. Tras cuatro años en las Menores, Bárbaro llegó a Grandes Ligas.

3-Dayron Robles, de atleta a emprendedor: la reinvención de un campeón olímpico cubano

Dayron Robles no necesita mucha presentación. Baste con decir que forma parte del ínfimo porcentaje de la humanidad que puede decir que es campeón olímpico o que ostentó un récord mundial en su especialidad, los 110m con vallas. Para más detalles, una figura icónica del atletismo y del deporte cubano en general en este siglo XXI.

Querido por muchos, no solo fue un atleta excepcional, sino que también desprendía esa sensación de modernidad que le faltaba a la mayoría de los deportistas cubanos.

Otros no lo comprendieron y hasta lo fustigaron públicamente, apoyados en cuestiones deportivas como el hecho de que no fuera titular mundial al aire libre, y por una descalificación que ha tomado un cariz mitológico entre los aficionados: el incidente en un campeonato con uno de sus grandes rivales, en la competencia final.

También flota en el recuerdo su ruptura con la Federación Cubana de Atletismo, que lo llevó a pasar varios años fuera del país corriendo por clubes europeos. No obstante, también fue uno de los pioneros a la hora de regresar a competir representando nuestra bandera, en muestra del amor infinito que siente por Cuba, según dice públicamente, en cualquier contexto.

Pero la vida continúa más allá de las pistas. Después del retiro, Dayron se convirtió en emprendedor, algo muy común en el resto del mundo, pero que no tiene tantos precedentes en nuestro país.

Después de mucho tiempo de silencio mediático, Robles conversó con Play Off Magazine en su más reciente proyecto, el restaurant La Escondida Habana, sobre su vida personal y deportiva, sus sueños y las leyendas que se escribieron alrededor de un campeón olímpico cubano.

4-Ihosvany Hernández: “Cada decisión tiene un precio, pero me siento con el alma limpia”

El voleibol masculino cubano vivió en los 90 su época dorada. Por aquellos años, la escuadra antillana protagonizaba encomiables batallas en ligas mundiales contra las superpoderosas nóminas italianas. Nombre como los Joel Despaigne, Abel Sarmientos, Raúl Diago, Rodolfo Sánchez, Ángel Dennis y tantos más, quedaron grabados con letra de oro en la historia de este deporte en la Isla.

Cuando recibí la noticia de que sería afortunado de entrevistar a uno de los más grandes hombres de aquella época, agarre los instrumentos necesarios para así no tan solo hacer un trabajo periodístico, sino también para disfrutar de una magnífica historia contada por la propia voz del protagonista, Ihosvany Hernández.

Un día, aquel recordado jugador -como varios de sus compañeros-, abandonó la selección nacional en un evento en el extranjero para seguir su carrera en ligas foráneas y asegurar el bienestar de sus hijos, una decisión por la cual estuvo 13 años sin poder volver a su país.

5-Los ocho clasificados de la Serie Nacional 60, según Pitágoras

Cualquier fanático al deporte de las bolas y los strikes en Cuba, desde que inicia la Serie Nacional, quisiera conocer, de antemano, el resultado que alcanzará su equipo al finalizar la campaña. Sin embargo, predecir no es cosa fácil, mucho menos en un deporte tan complejo como el béisbol.

Una sencilla decisión que se tome puede incidir en un resultado a largo plazo, por tanto, abalanzarnos hacia lo desconocido puede generar tamañas equivocaciones y provocar cierta discordia entre los más avezados.

Muchos recordamos de nuestra época de estudiantes el útil, y algunas veces odiado a muerte, teorema de Pitágoras. El genio griego, quien no conocía en lo más mínimo el béisbol, no podía imaginar que su sistema sería usado, siglos después, para predecir las victorias y derrotas en este impredecible pasatiempo moderno llamado béisbol y para mayor curiosidad, para aventurarnos a predecir los clasificados de la Serie Nacional 60.

6-Los días que marcaron la vida de Armando Capiró

Una de las historias más poderosas del béisbol cubano es la de Armando Capiró, porque tiene todos los elementos dignos del mejor guion o de un best seller de ficción.

El niño pobre y huérfano de madre que comenzó a jugar béisbol en su pueblo natal con los años se convirtió en ídolo de masas, más tarde cayó en desgracia por una injusticia, para después ser reivindicado por la vida y su actitud.

El destino me dio la posibilidad de conocer a fondo esta historia gracias al Dr. William De Jongh, su defensor más acérrimo, con quien pude emprender la escritura de un libro biográfico que aún no ve la luz.

En la actualidad, Capiró es esa gigantografía que se levanta en el left field del Latinoamericano; el argumento de los que peinan canas cuando se habla de «Cinco Herramientas» o simplemente Armando, un anciano amable con algunos problemas para andar que adora recibir reconocimiento por su pasado glorioso y legendario.

Todos tenemos momentos que definen nuestra existencia, algunos felices, que nos sirven como inspiración para buscar una meta determinada o aquellos difíciles que ponen a prueba todas nuestras capacidades para enfrentarlos.

Hace unos años pude darle un espacio en estas páginas a la historia del pelotero. Ahora le toca el turno al ser humano, visto a través de algunos de esos días o «puntos de quiebre» vitales que marcaron la vida de este símbolo del béisbol cubano, narrados por el protagonista.

7-Pelota Cubana: Peleas que el aficionado no olvida

Peleas, reyertas o simplemente broncas, como las llaman la mayoría de cubanos, son hechos condenables en cualquier circunstancia y contexto, incluyendo cuando ocurren en un terreno de béisbol.

Pueden traer consecuencias extremadamente negativas, porque como decimos: «una bronca se sabe cuándo empieza, pero no como termina». Por ello siempre ha de evitarse, aunque es innegable que ocurren y que forman parte de la memoria del aficionado.

Los motivos pueden ser disímiles, aunque uno prima por encima de todos, el orgullo. Siempre hemos de ver el contexto del partido, la débil respuesta arbitral ante una acción determinada como un pelotazo, antecedentes entre los peloteros en cuestión, etc.

Aquí ponemos a su consideración un top 5 de estos momentos en nuestra Serie Nacional que más han trascendido en el tiempo. Sólo se tomarán en cuenta aquellas que fueron captados por las cámaras de la televisión.

8-Yobal Dueñas: decidí irme cuando vi campeones olímpicos “cogiendo botella”

Yobal Dueñas bateaba, y lo hacía muy bien. No por gusto, fue uno de los buenos segundas bases de los campeonatos domésticos durante la década del 90, y parte de los respetables elencos de Pinar del Río de esos tiempos, hasta su salida de Cuba.

Desde muy niño demostró talento en el béisbol y logró resultados hasta convertirse en un pelotero de respetable talla en la isla antillana. Incluso, tuvo la suerte de haber jugado en un mismo equipo junto a dos de los mejores peloteros de la historia de las Series Nacionales: Omar Linares y Luis Giraldo Casanova.

Sus números en Cuba fueron muy destacados y lo llevaron hasta el equipo nacional, en una época muy complicada por la calidad existen de tantos jugadores con calibre.

Baste con decir que, en 13 temporadas con el uniforme de su provincia, Yobal dejó un destacado average de 321, y apenas se ponchó 359 veces en 5025 veces al bate. Además, dio 282 dobles, 46 triples y 136 jonrones, e impulsó 763 carreras.

Dueñas llegó a su última campaña con 30 años, y su vida dio un giro total de un día para otro cuando decidió emigrar de su país de origen, para no verse en las malas condiciones en que vivían. Muchas fueron las vicisitudes por las que atravesó en busca de otro modo de existencia, hasta convertirse en entrenador y hacerse una carrera más allá del deporte activo.

Por el camino enfrentó muchos obstáculos. Después de salir de Cuba junto a Maels Rodríguez en octubre del 2003, firmó en 2004 firmó con los Yankees por 60 mil dólares, pero no tuvo un desempeño como esperaba. Después, estuvo en la Liga Mexicana del Béisbol, y además, vivió un lamentable hecho en que estuvo envuelto en un presunto robo.

Hoy, pasado el tiempo, Yobal Dueñas es entrenador de niños y reconstruyó su vida con esfuerzo y sacrificio. Aunque es feliz, tiene la añoranza de poder volver a su país algún día, porque lleva 18 años sin poder ver a su mamá y hermanos.

9-Lenier Peró: “en las olimpiadas no me apoyaron ni me guiaron como era debido”

Cuba, una fábrica de buenos boxeadores, ha visto como muchos de sus representantes han salido de la Isla buscando hacerse camino en el profesionalismo, por decisión propia, y otras veces debido a profundas decepciones, como parece ser el caso de Lenier Peró.  

Su historia, como la de muchos deportistas cubanos emigrados, no está exenta de tropiezos. Parecía que gestaba una carrera prometedora en su país, pues Lenier fue doble campeón panamericano.

10-Jugadas polémicas de la pelota cubana que todavía duelen

El béisbol es un deporte en el cual puede suceder cualquier cosa y, a veces, la más mínima decisión de un árbitro puede definir un partido, una clasificación, incluso, un campeonato.

La profesión de árbitro casi nunca será bien ponderada y sí muy cuestionada por peloteros, directivos, especialistas o legiones de aficionados que anhelan ver a su equipo ganar ante todo.

Errar es de humanos y más cuando se tiene la complejidad de tomar una decisión milimétrica en fracciones de segundo, tan apretada que en ocasiones ni la repetición de video aclara si fue bola o strike, out o quieto, buena bola o foul, etc.

Sin dudas, son momentos que no se olvidan, de los que pasan años en boca de todos los que lo vivieron. Por ello, el equipo de Play Off Magazine pone a su consideración un top 5 de jugadas polémicas en la historia de nuestra Serie Nacional de béisbol captadas por las cámaras de la televisión.

Siempre vale recordar que la apelación de las jugadas en video es una medida reciente en el béisbol, por tanto, los encargados de impartir justicia no contaban con este recurso en la época donde se dieron estas jugadas y en varios casos la repetición los favorece a ellos.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.