Kylian Mbappé es el mejor futbolista del mundo. Se vislumbraba desde el 2017 que algún día el trono del futbol sería suyo y ese día ha llegado. Su fútbol contiene todos los ingredientes para ganar partidos. Desde su dominio abusivo de la profundidad, como recibiendo al pie o de espaldas al marco. Si tiene espacio te mata y sino tiene también. El Real Madrid hoy lo vio venir.

De alguna manera, pudo hacer que sus mordidas no terminaran en sangre hasta el 94´ cuando finalmente encajó sus colmillos y el merengue se tuvo que rendir ante su superioridad.

Pero hoy el Paris Saint Germain fue más que su gran estrella. El PSG resultó ser un equipo. En la noche más importante de la temporada, los parisinos dieron el pecho y encontraron su mejor versión. Casi nadie apostaría por ver una exhibición tan coral de los franceses, quienes dominaron casi todo el envite ante un Real Madrid decepcionante.

Pochettino, todavía sin tener a Neymar listo, salió con un 4-3-3 con Di María en la derecha, Messi en el medio y Kylian en izquierda. Era un 4-3-3 que se transformaba cuando el PSG tenía el balón. Danilo, teórico interior derecho, retrocedía hasta la altura de los dos centrales y permitía que tanto Hakimi como Nuno Méndez tomaran altura en derecha e izquierda respectivamente.

Que los laterales dieran la amplitud hacia que el fideo y Mbappé se colocaran en los cuadrados intermedios y se juntaran permanente con Verrati, Paredes y Messi en el juego interior. El Real Madrid también salió sin sorpresas en su once. El 4-3-3 de Ancelotti con Asensio en derecha hacía pensar que los blancos querían mandar en el partido. Lo intentaron durante ocho minutos, quisieron el balón, pero el PSG terminó usurpándoselo.

Los parisinos tenían esa ventaja numérica en el medio de 5vs3, que con calidad en espacios reducidos de sus jugadores le daba la posibilidad de hundir la estructura del Real Madrid yendo de lado a lado y juntándose por dentro en espacios cortos haciendo que los esfuerzos por robar fueran en vano. A los vikingos no les quedó otra que replegar.

Un solo equipo en el campo

Fueron 30 minutos de un agobio tremendo, sin poder salir de su propio campo porque el PSG estaba muy junto, tenía pérdidas de calidad, las cuales podía presionar con cierta facilidad y en las vigilancias tanto Marquinhos como Kimpenbe y Danilo estuvieron imperiales.

Ese rol del portugués fue fundamental, porque desactivó la posibilidad de los envíos largos sobre Vinicius Jr. e hizo que la espalda de Hakimi no se viera percutida por el brasileño. Tampoco Benzema hoy estuvo fino. Al gato se le notó que venía saliendo de una lesión y sin tener esa posibilidad de conectar con él para que pausara y juntara al Real Madrid no le quedó más que arremangarse.

Con Verrati gobernando el juego el Paris mantuvo contra las cuerdas al Real Madrid. El italiano es de esos jugadores que su carrera en la Champions no está a la altura de su calidad. Las lesiones nos han privado de un centro campista que debió y debe dominar la Copa de Europa. Con él a los mandos, el PSG se instalaba fácil en ¾ del Real Madrid.

Los merengues bloquearon muy bien su carril interior. El partido de Militao, Alaba y Casemiro fue notable para impedir progresiones, taponar remates y ganar duelos. Con el triángulo Di María, Messi y Verrati, el PSG lograba estrechar la estructura del Real Madrid y al no haber espacio interior lograban llevar el balón afuera.

Ahí la figura de Mbappé fue un cuchillo infernal para los laterales blancos, sobre todo Dani Carvajal, superado toda la noche. Kylian se mostró sin espacios en un huracán, desde ese tremendo desborde en seco que tiene, como proponiendo paredes y combinando con su lateral. Imparable.

La primera mitad se saldó con un dominio del balón y territorial del PSG, pero con la casa blanca sin recibir ocasiones claras de gol. Solo el Real Madrid logró estirarse en ese periodo en los últimos diez minutos cuando finalmente Kroos logró entrar en contacto con la pelota.

El segundo tiempo fue más de lo mismo, pero con el PSG empezando a encontrarse con Courtouis. El belga empezó a ser figura sacándole balones a Mbappé, Nuno y a Messi que falló un penal propiciado por el enésimo desborde Kylian a Carvajal. La fatiga física y emocional empezó a erosionar al Real Madrid que solo podía resistir. Hoy en modo espartano, prácticamente sin continuidad en el juego. 

Momento Clutch y el Real Madrid sufre

Pochettino en el 70´ introdujo a Neymar por Di María y el brasileño también entró entonado. Con el cansancio acumulado por los merengues pudo realizar ciertas maniobras para generar situaciones de gol. Carletto también intentó reajustar: sacó a un maltrecho Carvajal por Lucas, Benzema por Bale, Valverde por Modric y Hazard por Vinicius. Le vino bien al cuadro merengue, tuvo minutos y posesiones más duraderas, aunque poco peligrosas. Daba la sensación que el empate les valía y que buscaban más defenderse con la pelota que hacer daño.

Lo cierto es que los madridistas sobrevivieron hasta el 94´, ya veían la orilla después que su juego naufragará durante toda la noche parisina, pero faltaba la última palabra del mejor.

En ese último minuto, Kylian recibió un taco de Neymar en el lateral del área del Real Madrid. Solo contra Lucas Vázquez, lo hundió hasta meterlo en el área, al gallego le llegó la ayuda, Mbappé se detuvo, pensó la jugada, como si fuera un basquetbolista que sabe que tiene que tirar el disparo ganador de la última jugada.

Cuando arrancó con una bicicleta de por medio, se llevó por delante a todos y definió por debajo de las piernas de Courtouis. Majestuoso, imperial. Estalló el Parque de los Príncipes, se derrumbó la resistencia merengue.

La vuelta será dentro de tres semanas en el estadio Santiago Bernabéu, el Real Madrid en su campo ante la necesidad de remontar un gol en contra. Sin Casemiro y Mendy, ambos amonestados cumplirán un partido de castigo.

Escenario para otra noche épica de esas que gustan en Chamartín, pero enfrente tendrán el PSG, seguramente con Neymar desde el inicio, con Messi intentando mejorar su partido de hoy, pero sobre todo con el mejor futbolista del mundo: Kylian Mbappé.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.