En un juego de muchos batazos, los Medias Rojas de Boston apelaron a un despliegue ofensivo de cinco jonrones para derrotar a los Rays de Tampa Bay con marcador de 14×6. De paso, los Red Sox igualaron la serie entre ambos equipos a una victoria por bando.

Con cuatro hits en el primer capítulo, los Red Sox fabricaron par de anotaciones y se pudieron delante en el marcador. Sin embargo, la alegría duró poco en el equipo que dirige Alex Cora, pues Tampa tomó desquite de buena manera, pues respondió con cinco rayitas.

La primera impulsada corrió a cuenta de Yandy Díaz, pues el cubano trajo a su compatriota, Randy Arozarena, con sencillo al derecho. Empero, lo más notable de esa entrada llegó mediante Jordan Luplow, autor de un Grand Slam por el jardín izquierdo, que puso en ventaja a los Rays hasta ese momento.

En cuenta de dos strikes sin bolas, Luplow aprovechó una recta a 94 millas de Chris Sale y largó batazo de vuelta entera que cayó a 387 pies del plato. Sin dudas, lo más importante para los campeones de la División fue explotar a Sale temprano en el partido. El as bostoniano solo duró una entrada en el montículo.

Boston recortó diferencia cuando consiguió dos más en la apertura del tercero gracias a que Xander Bogaerts y Alex Verdugo sonaron el madero con sendos cuadrangulares consecutivos. Luego, los Red Sox volvieron a arremeter contra los locales con cuatro más en quinto.

A golpe de puro poder, los ganadores del Wild Card ante los Yankees lograron hacerse de la ventaja. Esta vez, se llevaron las cercas Enrique (Kiké) Hernández y J.D. Martínez, este último con dos a bordo, para poner el pleito favorable a su equipo 8×5.

El coreano Ji-Man Choi descontó una para el cuadro de casa, también con batazo de cuatro esquinas, pero ya el mal estaba hecho. Cora no mostró piedad alguna ante sus rivales y envió a sus huestes a continuar con la ofensiva.

Es así que Christian Vázquez y Rafael Devers cumplieron su cometido. El primero conectó sencillo, válido para que Alex Verdugo rayara la tarjeta con otra para los rojos. Mientras, Devers puso el sello de la casa y coló otro bambinazo por el mismo jardín central, con un compañero en circulación.

Para rematar, cuando los Rays agonizaban en el noveno, llegó otra anotación del Boston. De nuevo Vázquez remolcó y posibilitó una mayor ventaja de su equipo con respecto a Tampa. Kiké llegó y también se embulló a empujar. Para variar, trajo dos más y la pizarra se puso con el 14×6 definitivo. En total, sus bateadores consiguieron 20 indiscutibles, de ellos cinco vuelacercas.

Hasta tanto no cayó el out 27 los Rays amenazaron con marcar en su último chance. Con las bases llenas y Wander Franco en el rectángulo ofensivo, el destacado prospecto falló en jugada de selección a tercera y Arozarena fue puesto out en la intermedia para terminar el partido.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.