La leyenda de baloncesto mundial, Michael Jordan, tiene razones muy especiales para desear visitar Cuba: el amor por habanos, por los autos viejos, y para conocer de cerca las raíces de su esposa actual, de origen cubano.  

Jordan es un fanático de los puros cubanos, considerados los mejores del mundo, de los cuales confiesa que fuma muchos diarios, y afirma que quisiera visitar una de las fábricas en donde los hacen.

“Quisiera ir y ver como esta transformación ocurre porque soy muy fanático de los puros”, afirmó a Cigar Aficionado, al tiempo que señalaba uno en su mano, de esos que son manufacturados por los habitantes de la Isla y que pueden llegar a costar decenas de dólares en dependencia de la marca, aunque los llamados torcedores solo reciben una pequeña paga a cambio.

El presentador le afirmó al exjugador de Chicago Bulls que sería muy popular en la Mayor de las Antillas, en donde Jordan goza de un aura de icono, como en gran parte del mundo, pues su figura es casi sinónimo de baloncesto.

Pero, además, el ganador de seis anillos de NBA tiene muchas razones para llegarse a la Isla, entre otras, porque está casado con una exmodelo de origen cubano, Yvette Prieto, con quien contrajo matrimonio en 2013 y tiene dos hijas.

“Mi esposa es cubana. Su familia tiene muchos recuerdos de Cuba y quiere ir, así que en esencia es un factor de motivación. Ella quiere ir por diferentes razones. Yo, por razones particulares”, dijo.

Michael Jordan cree que Cuba es “un país muy rico en cuanto a las cosas que me gustan, en patrimonio, tradiciones”. Además, “ojalá pudiera comprar uno de esos autos viejos y enviarlo aquí, porque para mí es muy autentico”, expresó en referencia a los antiguos autos de los 50 que todavía circulan, remendados ante la falta de piezas originales.

El vínculo de Michael con Cuba es grande, aunque indirecto, pues fuma habanos y su esposa Yvette es de origen cubano -nació en la Isla, de hecho, en 1979-,con quien se casó en 2013 en la Iglesia Episcopal de Bethesda-by-the-Sea, y según US Weekly, la boda de $10 millones tenía una lista de invitados repleta de estrellas que incluía a Tiger Woods, Patrick Ewing, Spike Lee y Robin Thicke.

Además, el hombre que también ganó diez títulos de máximo anotador, así como cinco MVP de la temporada y seis MVP de las Finales, “sueña con visitar la Isla”, un pensamiento recurrente que de seguro le llega cuando degusta uno de sus puros.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine