Después del béisbol, el baloncesto era el deporte más popular en Cuba en los años 1990. No fueron pocos los momentos en que las instalaciones deportivas de ese deporte se llenaban de esquina a esquina para disfrutar del buen básquet. Muchos de los protagonistas de aquella época vieron su futuro detenido en la isla por las erradas políticas deportivas del momento.

Debido a tales decisiones, los jugadores nacionales fueron abandonando el país y el básquet cubano sufrió y su calidad fue deteriorándose año tras año. A partir del año 2010 y por las reformas en las instituciones deportivas, los gigantes cubanos pudieron contratarse en Ligas Internacionales con autorización del gobierno, lo que llevó a un resurgimiento de este deporte en la Mayor de las Antillas.

Aunque aún no se han alcanzado los resultados de antaño, es interesante ver a jugadores cubanos profesionales de otras ligas vistiendo la camiseta de Cuba. Hoy nos acercamos a uno de estos enormes hombres que constituyen el experimento de avanzada para un futuro mejor en el baloncesto cubano: Orestes Torres.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.