En Cuba, sobre todo en los últimos meses, las injusticias están a la orden del día. Específicamente en materia deportiva, un caso especial preocupa a miles de aficionados y seguidores del béisbol cubano. Se trata de la situación actual del capitalino Lisbán Correa, Jugador Más Valioso de la 60 Serie Nacional.

Entre escollos y apatías, el “Billy” de los leones ha tenido que sortear los días recientes en su trayectoria como deportista. Lejos de su casa y su familia, intenta encaminar su carrera dentro de los diamantes. Sin embargo, ahora lo que más anhela es hallar justicia para su caso, en el que solo los designios de un “poderoso” decisor se han impuesto a la cordura y el sentido común, algo olvidado en la Cuba que vivimos. 

Tras concluir la pasada temporada, Lisbán Correa siguió con su plan de entrenamiento en casa, bajo la tutela de su padre, el exjugador de los equipos capitalinos Iván Correa. Es entonces que una persona lo contactó, interesado en participar como mediador en la firma de un contrato profesional con los Diablos Rojos de México, en la Liga de Verano de ese país.

El propio atleta participó en el acuerdo e hizo todo lo necesario para concretar la firma. Las gestiones con la Federación Cubana de Béisbol (FCB) llegaron a feliz término y Correa se pudo estrenar en el circuito mexicano.

“La experiencia fue muy buena, con sus altas y bajas, pero los Diablos Rojos son un grupo muy unido, los muchachos son increíbles, me acogieron excelente. Cuando regresé del Torneo Preolímpico de la Américas decidieron pasarme para los Guerreros de Oaxaca. Ahí me fue mal, no pude entrenar lo suficiente. Cuando se acabó el preolímpico estuve 15 días en los Estados Unidos sin poder entrenar. Luego pasé a Tabasco y allí pude mejorar un poco el rendimiento”, recordó Correa.

Además, “Hulk”, como se le conoce entre sus compañeros de equipo más allegados, reconoció que “jugar un béisbol diferente, más competitivo, más fuerte, fue una experiencia que quisiera repetir. Es muy desafiante el béisbol aquí en México y eso es lo que debe buscar uno como deportista”.

ropa deportiva Lisban Correa
Foto: Marcel Villa Lisbán Correa sacará al mercado una nueva línea de ropa deportiva. Foto: Marcel Villa

La verdad sobre Lisbán Correa

Durante su estancia en tierra azteca, el “Billy” sintió algo de abandono por parte de las autoridades de la pelota en la isla y una idea comenzó a rondarle la cabeza. Como si se tratase de un ente extraño en cuerpo ajeno, Correa lo pensó par de veces, hasta que determinó su futuro. Lo dijo de forma directa y tajante: “Ellos (la Federación) no se preocuparon por nada respecto a mí”.

“Cuando los Diablos me cambiaron para Oaxaca estuve mal, tanto que los Guerreros decidieron dejarme libre. Eso pasó y a partir de ahí el organismo cubano me dejó a la deriva, sin preocuparse por lo que me sucedía, al menos así lo sentí en aquel momento. A raíz de eso pude gestionarme un contrato con los Algodoneros de Guasave”, explicó.

“Hablé con (Yovani) Aragón, responsable de ese tema, y su respuesta fue que regresara a Cuba. No se preocuparon por el bienestar mío, porque volver sin que me pagaran era algo inadmisible. Además, si viajaba a Cuba quizás más nunca vería ese dinero, además, quería entrenar fuerte para el contrato con Guasave. Por ningún motivo aceptaron mi petición”, señaló.

Por aquellos días, en la nación centroamericana también estaban Roel Santos y Loidel Chapellí Jr. y “a ellos sí les aceptaron quedarse –dijo- y vi aquello como una injusticia, esperé lo más que pude por el dinero. Incluso hoy, todavía no me han pagado. El equipo de los Diablos me dio una explicación sobre eso, que esperara por el pago, por eso no podía irme para Cuba”.

Ante el ultraje, fue entonces que Lisbán Correa decidió seguir por su cuenta y romper los vínculos con la Federación. “Mi familia me apoyó en la decisión porque de verdad querían lo mejor para mí y que siguiera trabajando en el futuro de mi carrera”, apuntó el jugador.

Este tipo de decisiones y posturas trae aparejadas consecuencias negativas para quien decide liberarse y seguir su camino por su cuenta, algo que, según el propio Correa, resulta hasta más beneficioso. “Cuando eres agente libre tienes hasta más oportunidades de que te firmen. Ellos (la FCB) no te buscan contratos y tienen las alas cortas a la hora de buscar una firma para sus peloteros”.

“Los Diablos me pidieron una cuenta para ponerme el dinero en Cuba, yo no lo vi bien y me dije, si me voy de aquí no me van a pagar. Incluso, no me he ido y siguen sin darme nada. Me explicaron bien el problema, hay otros muchachos que tampoco han recibido el pago. Yo le pregunté a varios de ellos y me confirmaron. No me dijeron qué problemas, pero algo pasó. Si yo iba para Cuba me iba a quedar sin nada”.

Industriales perdió a su slugger

“Los cubanos siempre asumimos que romper con ellos puede traer consecuencias negativas. Lo pensé, claro, a lo mejor no podía ver más a mi familia, ni jugar más en Cuba. Cuando rompí el contrato con la FCB lo que quería era jugar por mi cuenta, como sucede con Erisbel Arruebarrena, Yadir Drake o Yadil Mujica. Nunca romper con mi país ni con mi equipo. Mi interés era regresar y jugar con Industriales y si podía ayudar al Cuba también, nunca quise dejarlos a ellos”, explica.

Sin embargo, la dirección de la pelota asumió un incumplimiento de contrato por parte del jugador por no regresar al país en el plazo establecido. Sobre el tema, Correa dejó claro que vino repatriado de República Dominicana, “pero todavía mis papeles no estaban al cien por ciento. Ellos cobraron el dinero de los Diablos, de Oaxaca, de Tabasco, capital que no he visto todavía y ahora dicen que incumplí. Lo veo injusto, pero bueno… ellos son los que mandan”, denunció.

“Después de que salí de Oaxaca no me he comunicado con más nadie de la Federación ni ellos conmigo, me echaron a un lado. Así y todo, mantengo mi interés de jugar con Industriales y ellos también quieren que vaya. Ni con Guillermo Carmona, ni con los azules hay dificultades. La cuestión es de más arriba”, afirma.  

“Incluso, supe por Facebook que no podía jugar en Cuba, lo pusieron y ahí me enteré de que ellos afirman que yo incumplí, cuando fueron los más beneficiados con todo esto. A mí hasta me cobraron toda la ida al preolímpico, el equipo pidió que se lo rebajaran a la FCB, pero como no se preocuparon por mí, cuando me pagaron descontaron los gastos del torneo”, reveló.

¿Peligra el MVP de Lisbán Correa?

Con estos antecedentes, en Cuba se ha generado una matriz de opinión sobre la posibilidad de quitarle al atleta su condición de MVP de la 60 Serie Nacional. Algo que, de concretarse, supondría la mayor injustica de la pelota en la isla.

“Mi opinión es que eso es una falta de respeto porque ellos están conscientes de quién fue el MVP de la Serie. Todo lo hacen a su conveniencia, aunque a nadie le parezca bien”, explica.

“Hasta mis planes son seguir jugando, entrenando. Si algún día necesitan de mi aquí estoy. Salí de Cuba, pero de verdad que estoy dispuesto a jugar con los azules que ese es mi equipo de siempre ¿Para ayudar a Industriales a quedar campeones? Claro que iría, lo dejaría todo e iría para allá, pero no me dejan”, dice.

“Por lo pronto, tengo algunas propuestas que estoy valorando, la mejor que vea la cogeré y seguiré con mi carrera, la vida de Lisbán Correa no acaba ahora y espero, con Dios delante, que sea larga y próspera”, concluye.

El hombre que más pelotas desapareció en la última Serie Nacional cubana ahora vive en casa de una familia que comparte amistad con su esposa, pieza clave en todo este entramado que involucra al Billy, siempre presto a encontrar la justicia, misma que le ha sido esquiva, con lanzamientos abajo y afuera, imposibles de hacerle swing.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.