La escalera hacia las Grandes Ligas tiene dos puntos de inicio, como regla general. Para los jugadores internacionales la Liga de Verano de Dominicana se convierte cada año en la primera vitrina. Ya echamos un vistazo a lo que más brilló por allí entre los prospectos cubanos en este 2022.

El otro punto de comienzo está ubicado en Arizona y la Florida. Estas ligas de novatos recogen a la mayoría de los iniciados que fueron drafteados dentro de los Estados Unidos y a la vez se convierte en el segundo escalón para un grupo bien importante de aquellos que ya pasaron por la experiencia dominicana.

De las mejores actuaciones de jugadores cubanos en estas dos Ligas (100 o más comparecencias o 40 o más entradas lanzadas) estaremos comentando hoy.

Arrancamos nuestro recorrido por la Gran Manzana. Los Mets de Nueva York se hicieron de los servicios del avileño Karell Paz poco antes de comenzar la temporada. Una lucha que empezó en el 2017 por llegar al sistema de Grandes Ligas se vio materializada y finalmente Karell fue asignado a la Liga de Verano de Dominicana para, luego de probar su valía (341 en 15 partidos), ser enviado a la Florida.

Karell retomó el camino con promedio de .286 y 14 carreras anotadas tras 18 encuentros en la Florida. La diferencia se vio en el ISO (poder aislado). Fue desde .171 hasta .304 con tres jonrones en la penúltima experiencia de la temporada para dejar su wRC+ en 152.

A inicios de agosto fue promovido a la Clase A y tras un partido en el que tuvo un turno al bate con un triple y tres empujadas entró en la fatídica lista de cinco jugadores sancionados (60 partidos en su caso) por el uso de sustancias prohibidas. El 2023 deberá marcar su regreso y aunque está por ver donde lo ubicaran los Mets pudiera tener un nuevo comienzo para hacer borrón y cuenta nueva.

Nos quedamos en la costa oeste. El siguiente jugador es probablemente el que más se destacó en la categoría. Yiddi Cappe pertenece a la organización de los Marlins de Miami y ha visto cómo sus habilidades en el campo corto (también defiende la antesala) así como su producción ofensiva, se han potenciado en los últimos meses hasta el punto de convertirse en el sexto prospecto de la franquicia y ser seleccionado por los “Peces” como el Jugador de Año en su sistema de Ligas Menores.

Yiddi arrancó la temporada en la Florida y tras 30 partidos jugados y 132 turnos al bate con seis cuadrangulares, 23 empujadas y 25 carreras anotadas fue promovido a Júpiter (Clase A de los Marlins). Su OPS de .881 le valió como credencial para el salto dejando un wRC+ de 139.

Ya en la Clase A promedió para .278 con un OPS de .681 pero rebajando de paso su porciento de ponchados desde el 14.4% hasta el 13.2% marcando una pauta en su evolución.

El habanero deberá iniciar la temporada 2023 en la misma Clase, seguramente con una invitación al Entrenamiento de Primavera, pero su evolución podría convertirlo en uno de los saltamontes cubanos (brincan de una categoría a otra en orden ascendente en poco tiempo) para llevarlo a un punto cercano a las Grandes Ligas.

En marzo del 2019 Francys Romero reportaba la firma del santaclareño Cristian Jesús Moré con los Cachorros de Chicago por 400 mil USD. Temporada 2020 (afectada por la Covid 19) por medio no fue hasta este 2022 que se vio todo el potencial que llevó al equipo de Chicago a firmarlo.

Moré vio acción en 34 partidos y tomó 118 turnos al bate. Uno de los momentos cumbres en el 2022 fue cuando pegó su primer cuadrangular como profesional además de ocho dobles y dos triples (36.6% de los hits conseguidos) para un promedio de .300 y OPS de .826.

Bateador zurdo y defensor de los jardines también robó nueve almohadillas, disminuyendo en alguna medida este indicador de sus experiencias anteriores.

Cristian se proyecta como un bateador de tacto y velocidad y podría arrancar en la Clase A en el 2023 y avanzar, de continuar progresando favorablemente, al menos hasta el nivel AA.

Cuando los Blue Jays de Toronto firmaron a Rafael Sánchez en abril de este propio año por 350 mil USD muchos no encontraron completamente el sentido al evento.

Sus números en Cuba (5.12 de ERA, 1.968 de Whip y poco menos de un ponche por base por bolas) además de la edad (23) no eran credenciales suficientes para lograr una firma. No obstante el equipo canadiense se fue por las condiciones vistas.

Sánchez tiene una recta promedio sobre las 95 mph y toca las 97, además de un slider y cambio que si se refinan en cuanto a control y mezcla podrían convertirse en armas letales. Otra vez Toronto apuesta a las condiciones de lanzadores cubanos (Yosver Zulueta es el ejemplo) y según transcurrió la temporada no estuvieron equivocados del todo.

Su paso por la Florida fue bien corto. Arrancó en la Liga de Verano de Dominicana (3.00 de ERA en nueve aperturas y 9.23 ponches cada nueve entradas) antes de ser enviado a la península norteamericana. Allí realizó otras tres aperturas (dos bases por bolas y 12 ponches en 12 entradas) permitiendo tres anotaciones para dejar un ERA de 3.00.

Sánchez terminó la temporada en la Clase A, donde deberá retomar el 2023. Ha realizado favorablemente la conversión a abridor (en Cuba fue, generalmente, relevista) y sus números dan esperanza para un próximo curso interesante.

Para terminar con este listado regresaremos a Arizona, o mejor dicho, hasta Houston. Josu Nodal, cienfueguero de nacimiento, firmó con los Astros de Houston en marzo del 2019 e inmediatamente arrancó su carrera profesional en República Dominicana.

Como es sabido, forma parte de la generación que perdió un año en el camino al sueño de llegar a las Mayores, y en este 2022 se enfrentó a su tercera temporada profesional.

El lanzador zurdo de seis pies y tres pulgadas con 195 libras de peso mostró un avance importante en cuanto a su desarrollo. Su efectividad fue de 3.18 en 14 partidos y 51.0 entradas.

Logró marcas en su carrera en ponches por base (2.52), lanzamientos por turno y por entrada (1.878 y 7.84), bateo sobre bolas en juego en contra (.292), porciento de strikes (71%) y whip (1.25) entre otros. En todos los casos el salto desde la temporada 2021 fue significativo.

Nodal tiene excelentes condiciones para seguir avanzando y la progresión mostrada lo ponen en la Clase A o A Avanzada en el 2023, aunque su edad (20) permite ir sin apuros a pesar de haber perdido un año completo.

Además de estos cinco muchachos otros hicieron honores en el 2022 y estarán dando pelea en clases superiores en el futuro inmediato. Javier Chacón (19, lanzador zurdo de los Padres), Jorge Marcheco (20, lanzador derecho de los Angelinos), Osiel Rodriguez (20, lanzador derecho de los Yankees), Rolando Espinosa (21, tercera base de los Astros) quien pegó seis cuadrangulares y se robó 32 almohadillas en 45 partidos y terminó jugando en todas categorías en la temporada son algunos de los que seguramente nos darán titulares en la temporada que se avecina.

Estaremos regresando sobre las mejores labores de jugadores cubanos en el resto de las categorías y preparando el camino para el 2023. Los invitamos a acompañarnos.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.