Tras varios años como una de las principales figuras de la gimnasia artística cubana, Randy Lerú decidió darle un vuelco a su vida, ahora como artista circense. Es un cambio importante para él, al tiempo que una baja sensible para el equipo nacional, que pierde a uno de sus principales estandartes de los últimos años.

Ya en una entrevista previa para Play-Off Magazine había confesado que aspiraba a llegar a los Juegos Centroamericanos y Panamericanos a efectuarse el próximo año, pero también, afirmaba que no descartaba la opción del retiro.

“Si puedo llegar al Panamericano bien, pero si no, tendré que plantearme mi futuro fuera del deporte”, comento en esa ocasión.

Pues el futuro fuera del deporte se convirtió en presente para el santiaguero y en este caso se trató de un típico caso de desmotivación al ver que no alcanzaba el nivel técnico deseado luego de incorporarse a los entrenamientos.

“Luego de comenzado el ciclo olímpico actual me reincorporé a entrenar, pero no me sentía igual. El tiempo que estuve inactivo, más los problemas físicos que comenzaron a surgirme, me fueron desanimando y fui perdiendo el interés, así que preferí terminar de la mejor manera”, nos cuenta Randy.

“Solicité mi baja del equipo nacional de manera formal y de momento no contemplo un regreso, aunque tampoco es una decisión definitiva. Ya veremos lo que pase en el futuro” declaró.

Las similitudes entre la gimnasia artística y algunas modalidades del arte circense han motivado a muchos atletas que culminan su carrera deportiva a incursionar en el circo. Cuba no está exenta de este fenómeno y fue a través de excolegas gimnastas que le llegó esta oportunidad a Randy.

“Después de que salí de la gimnasia estuve un tiempo descansando hasta que un día compartiendo con unos compañeros gimnastas que ahora están en el circo me dio la idea de sumarme y hasta el momento todo me ha ido bien”, dice.

Por años, Randy fue un destacado gimnasta cubano con participación olímpica y mundial, así como medallas en Copas del Mundo. Lerú, quien apenas cumplirá 27 años en noviembre próximo, ha participado en el campeonato del mundo y en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro en 2016.

“El gimnasta se ha pasado toda la vida dando mortales y en el circo uno va a hacer prácticamente lo mismo y por eso la mayoría de los gimnastas que salen del deporte van para el circo y no solo aquí en Cuba, sino en el resto del mundo”, añade.

“No me gusta comparar cuál es más difícil porque hay cosas que en el circo pueden resultar fáciles, pero uno en la gimnasia las ve complicadas y viceversa. Es que en el circo hay muchos pequeños trucos que al gimnasta le cuestan trabajo, pero al tener una buena base uno lo llega a dominar más rápido y con mayor facilidad que otras personas”, señala.

Sin dudas, la salida de Randy deja tocada la plantilla del equipo nacional de gimnasia artística. Él confiesa que desde su marcha no ha presenciado otra sesión de entrenamientos, pero que evaluando el estado actual del equipo nacional no cree que se puedan alcanzar buenos resultados a corto plazo.

“Te diré que desde que me fui no he visto ningún entrenamiento, solo voy a ver a mi hermano, quien es atleta de la Escuela Nacional de Gimnasia, pero por lo que vi, tengo que decirte que la gimnasia cubana no atraviesa su mejor momento. Espero que puedan salir adelante pronto y volver a alcanzar buenos resultados”, afirma.

En su forja, Lerú cuenta con dos medallas de plata en Copas del Mundo, una en Portugal y otra en Qatar, y lideró la escuadra cubana de gimnasia durante los Juegos Panamericanos de Lima 2019.

Ahora, con respecto a su incursión en el circo, espera lograr grandes cosas, aunque por el momento no se fija objetivos concretos. El apoyo de sus familiares y amigos es algo que constituye una gran motivación para él.

“En estos momentos pertenezco a la Compañía Habana que, a su vez, pertenece al Circo Nacional de Cuba. Mi meta es llegar lo más lejos posible, aunque de momento no tengo ningún objetivo en específico”, explica Lerú.

“Estoy en modalidades consistentes en dos barras fijas, báscula y otra modalidad conocida como tres alturas. Las acrobacias que se realizan son similares a las rutinas realizadas en la gimnasia, así que voy bien. Todas las personas cercanas a mí están contentas porque es un nuevo inicio en un nuevo proyecto y todos me están apoyando para que logre todo lo que me proponga”, comenta.

Con la ilusión de comenzar una nueva etapa de su vida, Randy Lerú anda sus primeros pasos como artista circense. Solo el tiempo dirá si su amor por la gimnasia artística lo haga regresar al deporte activo o si, por el contrario, será en el circo donde se encuentre una nueva pasión.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.