Tras un intento fallido hace algunos meses y una cancelación de última hora, se convertirá en realidad lo que hasta hace poco más de un mes parecía una quimera. Finalmente, Guillermo Rigondeaux chocará guantes con John Riel Casimero este 14 de agosto en el mismo escenario que se había pactado originalmente, el Dignity Health Sports Park, el mismo estadio que sirve de sede a varios equipos profesionales como el famoso club de fútbol Los Angeles Galaxy.

Llegar a la pelea que se efectuará en la ciudad californiana de Carson no ha sido nada fácil para “El Chacal” -uno de los grandes del boxeo cubano– pues cuando se comenzó a planear este combate hace algunos meses el filipino prefirió enfrentar a su paisano Nonito Donaire, por lo que parecía que la inactividad del santiaguero se extendería un poco más.

Pero el boxeo profesional nos ha demostrado en más de una de una ocasión que las peleas pueden ser canceladas de un momento a otro, lo cual ocurrió en este caso. El pasado 3 de julio se hizo oficial que Donaire declinaba a tomar parte en el combate ante la negativa de Casimero de registrarse en el programa de la Asociación Voluntaria Antidopaje (VADA), una de las entidades encargadas de fiscalizar el uso de sustancias prohibidas en el boxeo profesional.

Ante este panorama, la opción Rigondeaux volvió a manejarse por parte del equipo del filipino, lo cual se concretó poco después y a falta de pocos días para su realización, se presenta como una de las peleas más atractivas del presente año.

Se trata de un combate entre dos campeones mundiales de los pesos gallo (118 lbs) que buscarán mantenerse en la élite de la división. Sin embargo, ya la Organización Mundial de Boxeo (OMB) de la cual Casimero es campeón, aclaró que no aceptará este pleito como una pelea de unificación puesto que Rigondeaux aparece como campeón regular de la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), de la cual el supercampeón es el japonés Naoya Inoue.

“Casimero es el que quiero. Es el perfecto para mi deseo de unificar títulos. Tengo el cinturón de la Asociación Mundial de Boxeo y él es dueño de la corona de la Organización Mundial de Boxeo. Así que tengo que pasar por encima de él para tomar su título y seguir sumando victorias sobre campeones”, había dicho el peleador de la isla meses atrás.

Si entramos de lleno en la pelea, podemos apreciar que estamos en presencia de dos polos opuestos. Por un lado, vemos a un Casimero que a sus 31 años está en el mejor momento de su carrera y posee un boxeo agresivo que atrae al aficionado. Por otro, tenemos a un experimentado Rigondeaux, que a sus 40 primaveras sigue mostrando una solidez física infinita y un estilo de contrataque espectacular, pero que al ser catalogado de aburrido en varias ocasiones, se ha visto privado de acceder con asiduidad a las grandes contiendas.

El guion que la pelea seguirá, está cantado. Será la clásica guerra del fajador contra el estilista, con Casimero yendo hacia delante mientras que Rigondeaux esperará para contragolpear.

“En Rigondeaux, el contundente Casimero se encontrará con un campeón muy hábil pero envejecido que solo ha perdido ante el monarca de tres divisiones Vasiliy Lomachenko”, indicaba el sitio especializado Boxing Scene.

Un elemento para tomar en cuenta para Rigo será su poca actividad, pues su última pelea data de hace más de un año cuando derrotó al venezolano Liborio Solís para ganar el cinturón mundial. Pero también es cierto que posee victorias ante rivales de más peso que su contrincante de turno, como fue su triunfo ante el propio Donaire hace ocho años.

No será tarea fácil pronosticar un favorito para este combate, pues ambos púgiles poseen armas suficientes para llevarse la victoria. Casimero apelará a su juventud y a su pegada mientras que Rigondeaux confiará una vez más en su defensa y sus reflejos, lo cuales no han disminuido a pesar de su veteranía.

El combate está investido de vital importancia para el futuro cercano de la división, pues quien salga ganador estaría en una posicion inmejorable para enfrentar a Naoya Inoue. No se trata de algo insignificante, tomando en cuenta que hoy en día el japonés es considerado como uno de los mejores boxeadores libra por libra, por lo que el elemento motivacional estará garantizado para ambos guerreros.

Solo resta esperar al campanazo inicial para tener certeza de cual púgil está a un nivel superior. Mi voto va para Rigondeaux por considerar sus capacidades boxísticas superiores a las de su rival, sumadas a la gran inteligencia táctica que posee y una forma física sobre la cual no parece hacer mella el factor edad.

Lo amantes del buen boxeo sin dudas estaremos de plácemes con la realización de esta pelea. Rigondeaux y Casimero sin dudas prometen un gran espectáculo a la altura de la calidad que poseen.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.