La selección cubana de fútbol cerrará su calendario de 2021 enfrentando a Nicaragua en el segundo de los choques bilaterales pactados entre ambas federaciones para la última fecha FIFA del año.

En el primero de ellos —disputado el pasado día 13— los Leones del Caribe se impusieron con marcador de 3-0, a pesar de las importantes limitaciones que presentó el cuadro cubano. Y es que —tras no lograr trasladarse hacia la sede siete de los jugadores convocados— los antillanos hicieron valer de forma efectiva el hombre de más con que contaron desde el minuto 22. Pero ¿qué podemos esperar para este segundo encuentro?

Primer partido ante Nicaragua

Si bien es cierto que la expulsión forma parte del juego y que —dicho sea de paso— en este caso fue más que merecida, es objetivo reconocer que la amplitud del marcador estuvo condicionada por este suceso. De hecho, en los primeros 20 minutos, mientras hubo 22 futbolistas sobre la cancha, fue Nicaragua quien propuso y generó las llegadas más claras.

Por supuesto, en esto también influye que los pinoleros ya tenían concebida su planificación del partido, mientras que Pablo Elier Sánchez debió armar su rompecabezas sobre la marcha, en la medida que fueran arribando los jugadores varados en diferentes ciudades del mundo.

Para este segundo encuentro, ambas selecciones poseen un reconocimiento más claro del rival, de sus fortalezas y debilidades. La selección cubana —cuyos jugadores ausentes no han llegado ni van a llegar— probablemente trate de reproducir en alguna medida lo realizado hace tres días en el primer choque: apoyarse en un buen parado defensivo e intentar llegar a la cabaña nica mediante transiciones rápidas, aprovechando la velocidad de los hombres de ataque.

Por su parte, los pinoleros —necesitados de una victoria— buscarán asediar el arco defendido por Nelson Jhonston, explotando los espacios encontrados hace tres días en la banda izquierda de la defensa antillana. Algo que Pablo Elier podría solventar en cierta medida si finalmente está disponible Karel Espino.

El habitual mediocampista defensivo de la selección cubana, quien no disputó el primer encuentro, tras llegar tocado de su último partido con el Comunicaciones, sería un recurso importante para reordenar la estructura defensiva. Ya sea ubicándole en su posición habitual y llevando a Yuri al lateral izquierdo, o utilizándole de central junto a Modesto, para que Piedra ocupe la banda más endeble que mostró la defensa cubana.En lo personal, me decantaría por la primera de estas opciones.

La selección cubana deberá mantenerse concentrada

Asimismo, será clave la concentración de la selección cubana, para no dejarse arrastrar por provocaciones de un rival que conoce la escasez de variantes que presenta el banquillo caribeño para algunas posiciones específicas. Ya durante el primer partido pudieron verse algunos pleitos sobre la cancha. En varios de ellos, se involucraron a jugadores que no tienen recambio, debido a las mencionadas ausencias. Cualquier situación de este tipo, siempre favorecerá a Nicaragua, y hay que tenerlo claro para jugar con la mente fría.

En cualquier caso, si la tarde noche no es condicionada por alguna eventualidad para cualquiera de los dos equipos, pudiera avizorarse un partido más cerrado que el que vimos el pasado miércoles. Un juego con oportunidades para ambos conjuntos y en el que se refleje con mayor claridad el nivel de estas selecciones.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.