La gran presión que recae sobre los hijos de un mítico jardinero, leyenda del béisbol cubano, no parece que pese de la misma manera sobre sus descendientes, pues si Víctor Víctor recibió malas noticias recientemente, Víctor Mesa Jr se ha ganado aplausos y también la posibilidad de ascender en el listado de los mejores 30 prospectos de los Marlins de Miami.

No son noticias desdeñables para el menor de los vástagos de Víctor Mesa, pues ha mejorado su ubicación en la lista de los talentos notables de una de las fincas mejor rankeadas de todo MLB, según la propia entidad.

“Los Marlins han recorrido un largo camino en tres años. En 2018, terminaron con el peor récord de la Liga Nacional con 63-98 y poseían un sistema de granjas mediocre. Empeoraron en 2019, con 105 derrotas, pero se recuperaron el año pasado para su primer récord ganador en una década y su primera aparición en los playoffs en 16 temporadas, y su colección de talentos potenciales ahora se ubica entre los mejores del juego”, indican los especialistas.

Dentro de esta buena hornada que poseen en Las Menores, Víctor Mesa Jr ha dado el “gran salto” en el ranking de un año al otro, pues si en 2020 el joven se colocaba en la posición 21, en esta edición los especialistas lo ubican en el puesto 13, con alentadoras palabras, al tiempo que lo comparan con su hermano.

“Si bien Víctor Víctor ha sido decepcionante en el plato, el hermano menor, Víctor Mesa Jr, ha sido exactamente lo contrario, ya que es uno de los bateadores más naturales del sistema”, afirman desde MLB.

Radiografía de dos hermanos: ¿qué opinan los especialistas?

Días atrás, el mayor fue sacado del campamento principal de Los Marlins de Miami, como parte de los primeros recortes de la primavera para la novena, junto a otros 16 peloteros, que deberán empezar en Las Menores, aunque seguirán trabajando en Jupiter, indicó El Nuevo Herald.

El jardinero de 24 años no se había visto bien, pues en seis turnos al bate no conectó hits, y solo se embasó una vez, por bases por bolas, lo cual comprometió su intención de pelear por un puesto en Las Mayores. Por esta razón, comenzará el 2021 en el nivel de Doble-A.

Habría que ver qué le depara el futuro al antillano, de quien, en 2020, se habían levantado muchas expectativas por su muy buena defensa.

“Los scouts se entusiasmaron con la defensa de Mesa y tuvieron críticas mixtas de su ofensiva cuando los Marlins firmaron al cubano por $ 5.25 millones en octubre de 2018, y ese es el caso después de su debut profesional”, afirmaban Jonathan Mayo, Jim Callis  y Mike Rosenbaum.

Recordemos que ya en su temporada en 2019 ganó el guante de oro en el sistema de granjas de las Ligas Menores del béisbol de Estados Unidos, su primer premio como profesional.

Entonces, Víctor Víctor Mesa no cometió ningún error en unos 860 inning de actuación y lució muy bien, mostrando sus principales cualidades: velocidad, amplio desplazamiento y buen brazo para intimidar a los corredores en base, sus principales armas del jardinero.

Pero su reciente actuación, calificada como “decepcionante”, baja notablemente su valor a los ojos de los especialistas que, por otro lado, ensalzan a su hermano.

Víctor Mesa Jr, quien cumplirá 20 años en septiembre próximo, parece tener un futuro más prometedor, gracias a que también puede batear mejor, contrario a su hermano, que se antoja un gran defensor con lagunas en el cajón.

Cuando los firmaron en 2018, el monto ofrecido a cada uno hacía pensar otra cosa -más allá de la evidente disparidad de experiencia entre ambos-, pues si al mayor le ofrecieron 5,25 millones, al menor le dieron solo 1 millón. Pero las tornas han cambiado.

“El joven ha eclipsado a su hermano hasta ahora en el béisbol profesional, mostrando mucha más habilidad para conectar en el plato. Después de batear .284 / .366 / .398 cuando tenía 17 años haciendo su debut profesional en la Liga de la Costa del Golfo de nivel novato en 2019, fue uno de los bateadores más impresionantes en el programa instructivo de la liga de Miami el otoño pasado”, detalla su descripción por MLB Pipeline.

Los elogios no se detienen hacia el prospecto cubano, de quien afirman que es un “bateador natural con un golpe fluido, tiene buenas sensaciones para manejar la zona de strike y usar todo el campo. No tiene una tonelada de potencia bruta, pero su capacidad para hacer contacto fuerte debería permitirle producir entre 15 y 20 jonrones al año una vez que agregue fuerza y ​​aprenda a elevar más pelotas”.

“El alto coeficiente intelectual en el béisbol le permite jugar más rápido que su velocidad promedio en las bases y en los jardines. Si bien pasó la mayor parte de su debut en el jardín central, es posible que no sea lo suficientemente rápido para jugar allí con regularidad en niveles más altos. Se perfila mejor a la defensiva como un jardinero derecho con un rango y un brazo sólidos, y debería proporcionar suficiente ofensiva para adaptarse a un perfil de esquina”, concluyen.

Con las noticias alrededor de su hermano, no cabe duda de que Víctor Mesa Jr está propuesto a robarse el show de seguir con esa progresión que le ha llevado a escalar entre los mejores 30 prospectos de los Marlins, mientras Víctor Víctor tendrá que luchar en Las Menores para reflotar su carrera.

Veremos cuál de los dos, entonces, llevará el ilustre apellido a la Gran Carpa.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.