Pese a la reciente ola de bajas del equipo nacional de atletismo de Cuba que preocupa con razón a los aficionados, una alta dirigente afirma que no existe problema alguno y que el relevo estaría garantizado.

La información de que el vallista Roger Valentín Iribarne, el triplista Cristián Nápoles y el velocista Reynier Mena ya no formarían más parte del combinado de campo y pista causaron conmoción y muchas preguntas en la afición, que observa cómo crece el número de atletas que toman otro rumbo lejos del Inder, un fenómeno que es perfectamente visible en otras disciplinas.

Pero ante la inquietud de los fanáticos y especialistas, la comisionada nacional del atletismo cubano y antes destacada deportista, Yipsi Moreno, ha intentado distender la situación y trasmitir una sensación de calma, al afirmar que estas tres bajas, más otras anteriores, no afectarán al atletismo cubano, que sigue perdiendo representantes.

“Para todos aquellos que están muy preocupados por tres bajas del equipo nacional de atletismo, les digo que no creo que debamos estarlo, no creo que tengamos ningún problema, atendiendo a que, simplemente, han sido tres atletas: Roger Valentín Iribarne, Reynier Mena y Cristián Nápoles”, declaró Yipsi Moreno a la periodista Niurka Talancón.

Además, en su intervención, la comisionada también dio a conocer que, antes de ir a los Juegos Olímpicos, también se produjo la de Yordan O’Farril, de los 110 metros con vallas, quien fue considerado hace años como un joven llamado a continuar la tradición de la especialidad.

Según Yipsi Moreno, “Cuba ha hecho todo lo que está en sus manos y como han visto que no han logrado por equis motivos sus resultados, están solicitando rehacer su vida y continuar con su futuro, ya que sabemos que el deporte es un ratico. Lo único que recibieron fue nuestro apoyo, permitiendo, debido a su conducta, que ellos pudieran terminar”.

No obstante, no hizo referencia a que la baja de Nápoles, por ejemplo, se une a las de Jordan Díaz y Andy Díaz en semanas anteriores, algo que deja un agujero enorme en el triple salto, toda vez que los demás exponentes que quedan no tienen el mismo fogueo ni calidad.

“Trasciende que Cristian Nápoles ha dejado el equipo nacional de atletismo por decisión propia. En selección permanecen Lázaro Martínez (16.90 en 2021) y Andy Hechavarría (16.81). En preselección a Cali-Valle no hay otras figuras. ¿Se Imaginaban a la FCA sin triplistas de elite?”, escribía hace días la colega Lilian Cid en su cuenta de Twitter.

Pese a que la realidad parece indicar la contrario, la comisionada trató de inspirar confianza sobre el panorama actual y el futuro de atletismo antillano, que tendría, según ella, un promisorio porvenir.

“Insisto, no nos dejan un hueco, simplemente es un proceso. Por estos atletas van a entrar otros jóvenes con talento. Puedo decir que el relevo está cubierto, con las 142 plazas, con la calidad que se necesita y el talento deportivo”, asevera Yipsi.

Pero los aficionados siguen teniendo razones para desconfiar de tanto optimismo, pues se sospecha que es más que un “ciclo de la vida” -como afirma Yipsi- lo que ocurre con este deporte.

La historia recuerda que no se trata de la primera baja del triple, pues sin dudas, nadie olvida nombres como el de Alexis Copello, quien llegó a ser bronce en un campeonato mundial, y la más ilustre, la de Pedro Pablo Pichardo, el flamante monarca olímpico de Tokio. Tampoco, en otras disciplinas como los 110 metros con vallas, con nombres como Dayron Robles y Orlando Ortega.

“No tenemos que asustarnos, tenemos que confiar en el proceso que tenemos en esa EIDE, en esos talentos, en esos niños que también quieren defender los colores de la bandera y darlo todo por su país”, conmina Moreno.

La lista migratoria del atletismo, en general, muestra otros nombres importantes de representantes que decidieron irse a probar suerte en otras naciones, sea por decisión propia, o porque hayan sido víctimas de la decepción o malos manejos de los directivos de la isla.

Aunque no sea un ejemplo de emigración, si muy cercano está el triste caso del mejor decatleta cubano de la historia, Leonel Suárez, quien mostró su descontento por el trato que recibió en medio de serios problemas personales, algo que desembocó en que ya no pertenezca al equipo nacional.

“El atletismo se sigue desangrado y nadie se pregunta, ¿qué es lo que está pasando? ¿Hasta cuándo va a ser esto? ¿Cómo siempre la mala dirección y la pésima toma de decisiones en el deporte está provocando que estas cosas sigan y sigan pasando? Espero que algún día alguien haga algo serio para remediar todos los problemas”, escribía en Facebook el mismo Leonel al conocer la baja de Cristian Nápoles.

El “optimismo” y el “positivismo” de Yipsi Moreno es una peligrosa arma de doble filo que enmascara la pérdida de talento del atletismo cubano, sea por la baja formal o por abandono de delegaciones.

El deporte cubano sigue obviando el elefante en la habitación. Aferrarnos a que es solo un “ciclo de vida” es seguir tentando a la suerte.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.