A 10 días de que arranque la Intercounty Baseball League (IBL) de Canadá, los contratos de cuatro cubanos que estarán involucrados con las Panteras de Kitchener todavía no se terminan e, incluso,  los implicados desconocen cifras, pagos, conceptos fiscales, condiciones materiales, en fin, todo. El máscara Yulexis La Rosa apenas sabe el apelativo del equipo del que vestirá franela en muy poco tiempo. «¿Las Panteras de qué?», pregunta varias veces el quemadense. Lo inentendible: no sé cómo se pactan negociaciones sin que el pelotero conozca los detalles del proceso. Pero Cuba es muy extraña, nada que sorprenda. Al secretismo le endilgamos todo.

El que sí no ha querido callarse es La Rosa y, sumergido en los mismos entrenamientos de los preseleccionados al equipo grande de Villa Clara, le dijo a Play-Off.

Yulexis La Rosa

Yulexis La Rosa. FOTO: Ricardo López Hevia

«Todavía no he firmado el contrato. Estoy en espera de que me llamen para ir a La Habana. Lo que sí debe ser todo en cuestión de días porque el campeonato empieza el 7 de mayo. Creo que todo deportista cubano debe medirse ante la oportunidad de jugar en ligas extranjeras. En lo particular, estoy muy contento y sigo preparándome para tratar de hacerlo lo mejor posible allá con ese equipo que está interesado en contratarme, el equipo de las Panteras. En lo que se consolida el contrato, y demás, sigo entrenando en el estadio Sandino».

Ya que vienes de una lesión ¿en qué estás haciendo énfasis?

«Estoy generalizando tanto en la ofensiva como en la defensa y en la preparación física, ya que todos saben que vengo de una lesión, aunque ya me siento bien, pero hago énfasis en ello para fortalecer el pie. Ya llevo varios meses entrenando con el recuperador villaclareño Roberto Pupo y me siento en buena forma deportiva, pero no puedo descuidar la preparación, tengo que seguir manteniéndola. Y ahora incorporé el bateo y los tiros a las bases para entrar en situación de juego de cara a mayo, cuando empieza la liga interestatal allá».

Las Panteras de Kitchener, existentes desde 1919, habían utilizado en temporada anterior los servicios exclusivos de tres industrialistas: los lanzadores Ian Rendon y Noelvis Entenza, y el receptor Frank Camilo Morejón, quien fue el quinto que más bateó del equipo, con average de 321 y 25 carreras empujadas. Morejón, aquejado en el hombro desde el IV Clásico Mundial, causó baja inmediata de los intereses de los Panters y allí es cuando aparece la opción del máscara villaclareño. La Rosa exhibía unos numeritos respetables a la ofensiva antes de frenarse en la 56 Serie por la lesión:308 AVE, 21 CI, 4 HR.

Los canadienses también habrían buscado la ayuda de un torpedero, pues su regular estaría de retiro. Al parecer se llevan de Cuba al avileño Yorbis Borroto.

«Yo tengo magníficas relaciones con los implicados. Hemos compartido juntos en otros eventos internacionales. Dado el caso que seré yo el receptor de esos lanzadores, los conozco al dedillo. Hemos estado en diferentes equipos Cuba y llevamos tiempo viéndonos en series nacionales. No habrá problemas en la convivencia entre nosotros, existe una amistad anterior a esta oportunidad. Estar juntos en Canadá solo la consolidará».

Yulexis La Rosa

Yulexis La Rosa: «Estuve hablando con Frank Camilo Morejón en estos días y me dijo que sí hay un buen nivel». FOTO: Ricardo López Hevia

La Intercounty Baseball League es un campeonato independiente de la provincia de Ontario, con una calidad equiparable a una liga menor. Los ocho equipos involucrados juegan 36 partidos de mayo a agosto. «La liga del trapo», la bautiza un colega. Pero La Rosa no la menosprecia en absoluto.

«Estuve hablando con Frank Camilo Morejón en estos días y me dijo que sí hay un buen nivel. Indagué y me dijeron que juegan bien al béisbol, que tienen un gran cuerpo de pitcheo, y que se saben de memoria el ABC de la pelota. Así que no creo que sea una liga fácil. Canadá tiene buen nivel en el béisbol y la tradición de muchos años organizando ligas. Eso lo dice todo».