Foto: Click2houston

Si se llega a jugar béisbol nuevamente esta temporada, algunos de los mejores peloteros cubanos en MLB tienen posibilidades de alcanzar algunas marcas redondas, en varios apartamentos.

Estos son los casos de Yoenis Céspedes, Aroldis Chapman, Yasiel Puig, Pito Abreu y Yuli Gurriel, quienes llevan varios años en la Gran Carpa, y que han dejado su huella en el mejor béisbol del mundo.

Cada uno vive situaciones diferentes, y persiguen metas distintas, aunque para los fanáticos el anhelo es verlos jugar siempre, más allá de las marcas o récords, compitiendo en nombre de Cuba.

¿Qué marcas podría alcanzar Yoenis Céspedes en 2020?

Nadie sabe con certeza si el cubano Yoenis Céspedes podrá jugar en 2020 con su equipo New York Mets. Las lesiones constantes y un infortunado accidente, son circunstancias que han cortado la carrera del pelotero que se encuentra cerca de redondear cifras destacadas en hits y jonrones en Grandes Ligas.

De retornar en forma para los primeros días de la temporada y poder completarla, sin alguna infortunada lesión y a plena capacidad, “La Potencia” pudiera alcanzar estadísticas destacadas en dicha campaña.

Quizás la más cercana, en este hipotético futuro feliz, sería alcanzar la nada despreciable marca de los 1000 hits. Con 865 imparables en siete temporadas en MLB, esa barrera no sería imposible de derribar.

Yoenis necesita solamente 135 hits, algo que ha logrado en tres años desde su debut en 2012, en aquellos momentos con Oakland. Su mejor momento fue en 2015, con 184 imparables. No obstante, debido a las constantes interrupciones, apenas si ha jugado lo suficiente desde 2017 a la fecha, y necesitaría superar su promedio de 123,6 por campaña.

La que si está más lejos es la cota de 200 vuelacercas, pues suma 163 y precisa despachar 37 bambinazos. Precisamente, 2015 fue su mejor producción de largo metraje (35), lo cual parece alejarle de esa cota.

Por otro lado, requiere de 76 impulsadas para llegar a las 600 en su paso por Grandes Ligas, lo cual sí es muy habitual en su rendimiento: ha llegado a esos números en cinco ocasiones en siete años, incluida una cifra personal de 105 hombres fletados para el plato, nuevamente en 2015.

La carrera de Aroldis Chapman en MLB

Desde su debut en 2010 con los Rojos de Cincinati, el cubano muestra una efectividad envidiable de 2.23 de carreras limpias, el segundo mejor entre relevistas con mímino de 500 entradas de trabajo en estos 10 años. Además, con 273 salvamentos y 883 ponches se afianza como el tercero.

Recientemente, el nativo de Holguín tuvo quizás la mejor temporada de su carrera en MLB. Ganó el premio a Mejor Relevista de la Liga Americana en 2019. Salvó 37 desafíos y terminó con promedio de 2.21 carreras limpias.

En estos momentos, es el sexto cerrador en activo con más rescates, detrás de Francisco Rodríguez (437), Craig Kimbrel (346), Fernando Rodney (327), Kenley Jansen (301) y José Valverde (288).

Desde 2011 nunca ha bajado de los 50-50: ha visto acción en cada temporada en 50 o más juegos y también entradas. Además, tiene promedios de 88,3 ponchados por campaña, de 14,84 por cada 9 innings, y de 3,56 por cada base por bola concedida.

Para la temporada que viene, tiene a su vista marcas importantes que podría alcanzar como los 300 salvados (suma 273), y los 900 ponches (acumula 883), lo cual lo llevaría bastante cerca de la frontera de los 1000.

El cubano cumplirá 32 años en febrero de 2020 cuando entré en su 11 zafra en la Gran Carpa. Ha ganado mucho, en triunfos y salarios, pero tendrá otra tarea: los Yankees necesitan su brazo poderoso para romper con una larga sequía sin ganar una Serie Mundial, que se remota a más de una década.

Pito Abreu

Determinar quién es el mejor bateador cubano en MLB de los últimos años podría levantar polémica entre los cubanos seguidores del béisbol, porque cualquier comparación es espinosa, pero no por ello menos interesante. Dentro de esta buena generación, el nombre de José Dariel Abreu es protagonista destacado a tener en cuenta, junto a otros como Yulieski Gurriel, Yasiel Puig o Yoenis Céspedes.

Desde su debut cuando ganó la condición de Novato del Año de la Liga Americana en 2014, hasta su reciente temporada de ensueño, Abreu ha demostrado ser, quizá, el toletero más consistente, centrado y productivo de los cubanos en la Gran Carpa.

Si lo comparamos con otros activos como Yasiel Puig, Yoenis Céspedes y Yasmani Grandal (Yuli Gurriel tiene menos tiempo de acción en MLB), queda muy bien parado.

Tiene unos 179 jonrones, lo que hace pensar que la barrera de los 200 podría caer en 2020, pues en cada una de sus temporadas ha despachado más de los 21 estacazos que necesita para ello.

Como parte de esa hoja de servicios impresionante, Pito tiene 1038 hits, incluidos 218 dobles. Su línea ofensiva es excelente: 293/349/513. Por si sonara a poco, acumula 611 impulsadas, lo cual ratifica su productividad. Con este último dato a la mano, tampoco suena descabellado que las 700 impulsadas estén cerca.

Yuli Gurriel

En el caso del Yuli Gurriel, tiene algunas marcas a su vista que pudiera alcanzar, si repite o supera temporada anterior, la mejor de su carrera.

El mediático pelotero de la isla ha labrado una sólida carrera en MLB, con un Anillo de Serie Mundial incluido, y muchos pensarían que no tiene ya nada que demostrar, pero se mantiene a la casa de números para redondear su exitosa hoja de servicios.

Yuli tiene 516 hits y por su rendimiento anterior, no parece muy lejos de los 600, y debería llegar a esa cota sin problemas. Por su total de bases promedio por temporada, también luce muy cerca la cifra de las 1000 bases recorridas, pues ahora tiene 842.

Lo que sí parece más lejano son los 100 jonrones, porque le faltan aún 35, y en la pasada zafra dejó récord personal de 31.

Yasiel Puig

Todavía libre, el Caballo Loco ha sido asociado con varias novenas, entre estas Chicago White Sox, Miami Marlins, Tigres de Detroit, los Rays de Tampa, o su último equipo, los Indios de Cleveland. “Quiero buscar un equipo que tenga la oportunidad de ir a los playoffs. No quiero irme a mi casa en septiembre, como esta vez”, ha dicho Puig.

Quizá ha llegado para Puig la hora de reiventarse, sin perder su explosividad y carácter, pero mirando a los aspectos técnicos para prolongar su carrera en MLB, y obtener contratos lucrativos.

Si firma, cosa que no debe estar lejos, apunta a marcas redondas importantes como los 1000 hits (tiene 834), mientras la otra a su alcance pudiera ser la de 500 impulsadas (ostenta 415), aunque necesitaría mejorar su marca personal para una campaña, que es de 84.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine