Muchos aficionados sueñan con un equipo Cuba unificado para el próximo Clásico Mundial pactado inicialmente para 2021. Ya que no pueden tener a las estrellas que deslumbran en las Grandes Ligas-incluso a buenos talentos en Ligas Menores-, al menos quisieran tener en sus filas a aquellos que juegan en otras ligas, que no forman parte de la FCB y que no tienen vínculos con la MLB.

Esta posibilidad, de la cual se ha hablado mucho, sigue demorada aún y pudiera estarlo más, a juzgar por las respuestas del director nacional de béisbol, Ernesto Reynoso, en entrevista online con el sitio digital Jit.

¿Está previsto convocar a nuestra selección nacional a jugadores nacidos y formados en Cuba, que no forman parte de la FCB y que no tengan vínculos con la MLB?, preguntó el diario Granma a Reynoso.

“La inserción de esos u otros atletas en los equipos nacionales constituye uno de los temas que se analizan a tenor de la actual estrategia de desarrollo del béisbol cubano. El procedimiento vigente en la actualidad responde a la política aprobada en este momento”, respondió el directivo.

La pelota cubana, más bien las autoridades que deciden, se toman su tiempo para definir qué harán con aquellos que el camino por su cuenta, lejos de la política de contrataciones de la Federación de la Isla, y que no tengan vínculos con MLB.

El reclamo de los aficionados está sometido al “análisis” de una “estrategia de desarrollo del béisbol cubano”, muy comentada en los últimos tiempos, que implica cambio de estructuras, el desarrollo de un Centro Nacional de Desarrollo del Béisbol, entre otros aspectos, que parecen dar cierto aire de movimiento en el estancado béisbol cubano.

El Clásico Mundial está pactado para 2021, pero fuentes dijeron a ESPN que no se llevará a cabo en dicha fecha. Incluso, pudiera que tampoco hasta 2023. De esta manera, las autoridades beisboleras tiene más tiempo para seguir “analizando” una respuesta que dar a una petición de los fanáticos dentro y fuera de la Isla.

Otro de los aspectos respondidos por Reynoso estuvo relacionado con la repatriación de peloteros cubanos para competir en Series Nacionales, que suele demorarse más de lo habitual, u que en algunos casos enfrenta dificultades.

Entre los ejemplos de peloteros que regresaron están Erisbel Arruebarrena o Leslie Anderson, quien incluso llegaron a la final del campeonato con Matanzas y Camagüey, respectivamente.

En el caso de Arruebarrena, se pensó que pudiera jugar con su natal Cienfuegos, pero “me dirigí hacia allí, consulté con el comisionado provincial, pero no lo vi con el mayor interés de ayudarme porque primero tenía que hacer el “largo” proceso de repatriación. Decidí no jugar con mi anterior equipo y hacerlo por los Cocodrilos. En Matanzas, me ayudaron más y el proceso de repatriación no se hizo tan largo”, según contó meses atrás.

“Hay un grupo de trámites asociados al régimen migratorio que tienen un tiempo establecido. En cuanto al deporte, una vez resuelto lo anterior, el proceso debe ser expedito. Parte de la solicitud del atleta a la provincia y transita por la aprobación de la DNB. Hasta ahora se han aprobado casi todos los casos. Hay ejemplos en casi todos los territorios”, afirmó Reynoso sobre casos como este.

El director nacional de béisbol añadió que “no obstante, esa oportunidad no existe hasta hoy para quienes abandonaron una delegación cubana en el exterior¨.

De esta manera, el directivo puso sobre la mesa, una vez más, una condicionante que sí parece que nunca desaparecerá en el deporte de la Isla, y que hace recordar, cada vez más, aquel famoso calificativo de “traidores”, que le fue endilgado a muchos deportistas.

Mantente actualizado con Telegram

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos en: t.me/playoffmagazine