Cuando las lesiones lo obligaron a retirarse, apenas a los 24 años, Ernesto Revé ya había grabado su nombre en la historia de una especialidad histórica en el atletismo cubano, como el triple salto.

Dos años antes, se había convertido en subcampeón mundial bajo techo, una medalla que se trocaría en oro con el pasar de los años, debido a que el primer lugar perdió su medalla por dopaje. Sin embargo, las lesiones ponían fin a la carrera de uno de los grandes talentos de su generación, que abrazaba el retiro, pues la “fábrica de talentos” de la cual emergió no daba tiempo para una recuperación prolongada como la que requería.

Todavía joven y fuera del atletismo que lo encumbró a la élite mundial, el cubano emigró a Chile, en donde formó familia con la persona que amaba y continuó su vida, lejos de los escenarios de competencia, ahora como entrenador en colegios, con niños.

Desde el país sudamericano, uno de los tres monarcas mundiales bajo techo del triple salto de la isla, Ernesto Revé, conversó con Play-Off Tv.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.