Solo quedan cinco días para que se cante “play ball” en MLB y después de presenciar la temporada más extraña de la historia en 2020, parece que la normalidad está regresando. También los cubanos se someterán a nuevos retos y nosotros esperamos que se sigan consolidando en el mejor béisbol del mundo.

Mientras que Aroldis Chapman, José “Pito” Abreu, Yuliesky Gurriel y Yasmany Grandal marcan el presente del béisbol cubano, nuestro pasatiempo nacional espera porque llegue a la cúspide del “Big Show” su nueva estrella. Si bien hay peloteros como Lourdes Gurriel Jr., Adrián Morejón y Yoan Moncada que tienen las herramientas para serlo, no hay un jugador por el que apueste más que por Luis Robert Moirán.

Su compañero de equipo, Eloy Jiménez, lo llamó el nuevo Mike Trout; la revista Baseball America lo ubicó como el segundo mejor prospecto de MLB en 2020 y USA Today lo catalogó como el mejor bateador de las ligas menores (MILB) hace dos años. Así comenzó la carrera de Luis Robert en MLB.

Una extensión de contrato (5 años por 60 millones de dólares) antes de jugar su primer juego en el “Big Show”, nos decía a las claras que el avileño tenía un potencial enorme, sin embargo, a pesar de no tener una gran temporada acortada (60 juegos), quedó segundo en la votación por el novato del año de Liga Americana.

Sabemos que el nivel del cubano está por encima del que mostró hace un año, incluso ahora tiene la oportunidad de lucir en una temporada normal de 162 partidos. Pero sin dudas, lo que vimos de él la temporada pasada nos encantó, era como un show televisivo y no podíamos quitarle la vista porque te perdías la mejor parte.

De todos los centerfield (CF) en 2020, Robert fue el cuarto que más base robó (9), el séptimo que mejor frecuencia de jonrones tuvo (18.36 por ciento) y el segundo que más carrera salvadas acumuló (8). Combinó sus magistrales herramientas y eso le dio buenos resultados.

Defensivamente, el oriundo de Ciego de Ávila se posicionó entre los mejores jardineros centrales del torneo y basta con mirar los números.

Mejores defensores de la liga según el Outs Above Average (OOA)

  • Luis Robert: 10
  • Cody Belllinger: 8
  • Trent Grisham: 7
  • Jackie Bradley Jr.: 7

La defensa de Robert fue genial, no solo porque fue el líder de OOA en toda la Gran Carpa (la métrica siempre favorece más a los OF) sino que fue el cuarto CF de toda MLB en coeficiente defensivo: 3.4. Por eso era un espectáculo verlo en el terreno: un día se iba de 4-0 al bate con un boleto, pero salvaba dos carreras en el jardín central y se robaba una base.

Ofensivamente pudo ser mejor su temporada, pero también recordemos que 60 juegos nunca dejarán una muestra justa y menos en una campaña a típica por la COVID-19.

Línea ofensiva de Robert:

  • AVG.233/OBP.302/SLG.436/OPS.738, con un wRC+ 101

Línea ofensiva ajustada a la media de todos los CF de la liga:

  • .239/.318/.406/.723, con un wRC+ 96

Su AVG y OBP estuvieron por debajo del promedio de los CF en la liga, el SLG y OPS se posicionaron por encima, el wRC+ estuvo muy similar al de la media. La peor noticia fue la tasa de ponches que aumentó más de lo esperado, incluso ya en MILB (Minor League Baseball) Robert tenía ese problema.

Hay dos datos que me llamaron la atención en la ofensiva del avileño en su primera contienda: uno su bateo con corredores en posición anotadora y otro, su swing contra rectas de más de 95 MPH.

El avileño ligó para .241/.259/.574 con corredores en posición anotadora. Fue el segundo jardinero que más jonrones conectó en esa situación (corredores en segunda y tercera base) con cinco. Además, presentó el tercer mejor SLG (.574) [MIN:50 Apariciones al plato].  También, 24 de sus 31 remolques en la temporada regular llegaron con corredores en posición anotadora, y eso que bateó principalmente en el sexto y séptimo puesto del lineup, es decir, tuvo al líder en carreras empujadas de la temporada, su compatriota José “Pito” Abreu (60 RBI) y a Eloy Jimenez (41 RBI) bateando delante casi todo el tiempo y así fue el tercer bateador más remolcador del equipo.

Desafortunadamente, Eloy Jiménez se perderá de cinco a seis meses en la próxima temporada porque será operado por una rotura en el tendón pectoral. Si miramos lo positivo de lo negativo, eso le dará más protagonismo a Robert en la alineación y el cubano debe asumir ese reto.

¿Cómo se comportó el swing de Robert?

  • Luis Robert vs lanzamientos rápidos: 486 de 882 (.206/.308/.314)
  • Luis Robert vs lanzamientos rompientes: 333 de 882 (.267/.297/.581)
  • Luis Robert vs lanzamientos offspeeds: 64 de 882 (.231/.313/.462)

Comencemos con los lanzamientos rápidos ya que fueron contra los que menos bateó Robert. Eso no quiere decir que no los conectará en zona de strike: registró contra estos (lances en zona), .714 de SLG y se fue de (8-2) con un jonrón, aunque se tomó 34 ponches ante envíos rápidos y 19 cuando se los ubicaron en la zona. Robert pegó en 26 apariciones unos seis hits (.300) vs envíos de 95 MPH o más y conectó un jonrón.

Sin embargo, contra los breaking ball (envíos rompientes) obtuvo el mayor SLG, pero también se tomó 34 cafecitos contra ellos, 25 de los cuales fueron con envíos fuera de la zona de strike.  Cuando se quedaron los rompimientos en la zona, no los perdonó: 45-18 (.409/SLG .1000/ 7HRs).

Los offsspeeds fueron los envíos que más generaron fallos para Robert (56.8%), pero también se lo lanzaron menos (64 veces). En zona, observó 20 envíos y fijó un SLG de (.714) con un cuadrangular contra ellos.

Es un bateador que aún deben disminuir su tasa de ponche (35.5%), que fue la novena mayor de toda MLB el año pasado. En una temporada largar puede conectar más de 25 jonrones y remolcar más de 80 carreras.

A Luis Robert le tocó debutar tres meses después de la primera fecha inicial de MLB, después jugó en la temporada más extraña de la historia -solo 60 juegos- y aunque no dejó los grandes números ofensivos que esperábamos, terminó segundo en la carrera por el novato del año. Lo principal es lo que representa en el terreno para los Medias Blancas. Si lo ven no pensarán que debutó hace un año, parece llevar más de 10 temporadas.

Fernando Tatis Jr. y Juan Soto son el futuro del béisbol dominicano, también lo es Ronald Acuña Jr. para el venezolano. Pues para Cuba, Luis Robert es uno de los peloteros que parece consolidarse en la cúspide de su pasatiempo en un futuro no muy lejanos.

Leyenda

  • OOA: Outs Above Average: Es el efecto acumulativo de todas las jugadas individuales, las cuales se le han acreditado a un fildeador, lo que lo convierte en una métrica de habilidad de fildeo basada en el rango que tiene en cuenta la cantidad de jugadas realizadas y la dificultad de las mismas.
  • Coeficiente Defensivo: Fildeo que se ejecuta por encima del promedio + ajuste posicional, ajustado al promedio de la liga.
  • AVG: Promedio de Bateo           
  • OBP: Promedio de Embasado
  • SLG: Promedio de Bases totales
  • OPS: OBP+SLG
  • wRC+ (Carreras Creadas Ponderadas+):
  • AB/HR: Frecuencia de jonrones por veces al bate
  • DRS (carreras salvadas): Cuantifica todo el rendimiento defensivo de un jugador al intentar medir cuántas carreras salvó un defensor. Tiene en cuenta los errores, el alcance, el brazo de campo y la capacidad de doble juego. Se diferencia solo ligeramente de UZR (Ultimate Zone Rating) en su fórmula, pero el concepto es el mismo.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.