Los cubanos Yurisbel Gracial, Alfredo Despaigne y Liván Moinelo han hecho historia al convertirse en campeones de la Serie de Japón con el SoftBank, pues completaron otra temporada con un título y lograron una hazaña: alcanzar uno (Gracial) y superar los otros dos la cota de Orestes Destrade, leyenda de la Isla en ese béisbol.

El SoftBank fue mucho equipo para los Gigantes y les propinó una soberana barrida de 4-0 en la Serie, con un último triunfo con marcador de cuatro carreras por una, en el cual Liván Moinelo se motró una vez más imbateable.

Los cubanos han ratificado su condición de leyendas entre los nacidos en la Isla que han jugado en Japón, pues en el caso de Moinelo y Despaigne llegaron a cuatro títulos en Japón, mientras Gracial alcanza su tercera corona.

De esta forma, son los cubanos con más títulos de la Serie de Japón en la historia de la NPB, al destronar a su compatriota Orestes Destrade, cuyos logros personales ayudaron a que Seibu ganara 3 Series de Japón y 3 títulos de la Liga del Pacífico, al tiempo que él se llevaba el nombramiento de jugador más valioso de la serie de Japón de 1990.

El lanzador zurdo cubano se mostró una vez más al nivel de toda la temporada, al retirar el octavo inning en blanco con dos ponches y sin permitir ni hits ni carreras.

Mientras Gracial y Despaigne no estuvieron al mismo nivel de los choques anteriores, y se fueron de 3-0 el primero y de 2-0 el segundo, y ambos negociaron un boleto para su cuenta.

El SoftBank es el único equipo que barre al rival en dos Series de Japón y de esta forma alcanzan el onceno título de su historia y el séptimo desde que son de Fukuoka (2005).

¿Cómo les fue a los cubanos campeones de Japón?

En los cuatro juegos de la Serie de Japón que jugaron, Despaigne se fue de 13-2, al batear para 154, con seis impulsadas, un jonrón con bases llenas, tres ponches y una base por bolas, refiere el colega Renier González Jr en Twitter.

En el caso de Gracial, conectó cinco hits en 14 oportunidades, para un average de 357, con tres impulsadas, un jonrón, dos bases por bolas y un ponche.

Pero en su caso personal, logró una poderosa racha de más juegos consecutivos de la Serie de Japón con al menos un hit, con 10, con la cual sobrepasa al venezolano Marcano con 9, y ahora es rey en solitario.

El lanzador zurdo Moinelo fue un verdadero cerrojo, de acuerdo con sus fabulosas estadísticas acumuladas en sus presentaciones inmaculadas. Baste con decir nada más que no permitió carreras en tres innings de actuación.

En total, al serpentinero enfrentó a 12 bateadores, y no permitió hits ni carreras, apenas dio dos boletos y repartió ¡ocho ponches!, tal y como hizo durante la campaña regular.  

Para los antillanos fue una postemporada especial, pues establecieron varias marcas importantes para latinos, que dan más brillo a sus carreras en la tierra del Sol Naciente.

Recordemos que en el caso de Despaigne, en el segundo juego de la Serie de Japón igualó el récord de más remolques en un mismo partido de la final, con seis carreras en la victoria aplastante de su novena 13 carreras por dos.

Con cada duelo, además, se acerca a los 25 juegos en las Series de Japón que disputó Marcano, la mayor cantidad para un latino. Despaigne sigue escalando, pues tiene 18 desafíos y empató como segundo con Alex Ramírez y el cubano Orestes Destrade, con 18 cada uno.

Noticia en construcción

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

¿Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad? Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.