Desde que Marcos Ortega nació, el béisbol estuvo presente en su vida. La influencia de su padre, Hermes Ortega, quien jugó 15 Series Nacionales con la provincia de Granma, le llevó a dedicarse completamente al deporte de las bolas y los strikes.

A pesar de que sus primeros pasos fueron en su natal Campechuela, Granma, Marcos Ortega debutó en Series Nacionales con los Industriales de La Habana. Para llegar al primer nivel del béisbol cubano sufrió algunas de las repetidas injusticias que se comenten en la Isla.

Sus años iniciales en las categorías inferiores los hizo siguiendo los pasos de su ídolo, su progenitor. Hasta que concluyó la edad juvenil alternó entre el campo corto y la lomita de los suspiros, aferrándose a la posición de cuadro para intentar imitar las actuaciones del otrora parador en corto, Hermes Ortega.

El serpentinero, quien jugó en series nacionales, había abandonado el país a inicios de 2020 en busca de un contrato profesional, pero volvió a la isla recientemente para incorporarse a la preselección de Industriales que se prepara para la venidera campaña beisbolera.

Tras un paso por República Dominicana que marcó su carrera deportiva y su vida, Marcos Ortega intentará vivir una segunda juventud en la pelota cubana.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.