La reciente actualización del ranking de la FIDE asesta un “golpe de nostalgia” al ver el buen equipo que pudiera tener la isla si reuniera a cuatro ajedrecistas cubanos emigrados que un día, ya lejano, competían en su representación.  

La diáspora del deporte ciencia de la Mayor de Las Antillas acumula todavía enorme calidad como para conformar una escuadra con cuatro tableros que presentarían batalla en importantes eventos, por encima de los que ahora dispone el país entre sus 10 primeros trebejistas.

Mientras que los representantes de la isla que aparecen en el listado mundial no pasan de los 2600 puntos de ELO, hay cuatro ajedrecistas cubanos emigrados que resaltan bajo banderas de otros países.

Los Grandes Maestros Leinier Domínguez, Lázaro Bruzón, Neuris Delgado y Yuniesky Quesada han continuado sus carreras lejos del país por el cual compitieron un día, pero sus rendimientos -superlativos en algunos casos-, son seguidos por los aficionados del juego ciencia.

El fenómeno migratorio, que de forma histórica se vive más en otras disciplinas, no es ajeno al ajedrez, deporte en el cual, en tiempos pasados, Cuba vivió un momento de notable esplendor con conjuntos capaces de pelear con importantes resultados en las Olimpiadas Mundiales.

En la actualidad, los mejores exponentes antillanos compiten bajo otras banderas, encabezados por la figura relevante de Leinier Domínguez, quien se alista por Estados Unidos y que sería, sin dudas, el primer tablero de esta escuadra de cuatro ajedrecistas cubanos emigrados.

El ranking de noviembre muestra un ligero descenso en su puntuación, como resultado de su actuación en el Campeonato de Estados Unidos. No obstante, con sus 2752 puntos de Elo, el Ídolo de Güines se coloca en el puesto 15 del mundo.

También por la Federación de ese país llega Bruzón, quien sería el segundo tablero de este hipotético equipo de ajedrecistas cubanos emigrados, debido a su ELO de 2636, que se vio afectado por su rendimiento en el campeonato estadounidense.

El tercer tablero del conjunto lo ocuparía otro reconocido jugador antillano que representa a Paraguay, Neuris Delgado, quien con 2604 es el primero en el listado nacional de su tierra adoptiva, en donde ha consolidado una carrera después de haber competido por Cuba en innumerables ocasiones.

El cuarto tablero de esta selección de ajedrecistas cubanos emigrados le correspondería a quien fuera otro habitual en el conjunto antillano, el Gran Maestro Yuniesky Quesada, ahora en representación de EEUU. En su caso, muestra un ELO de 2600 puntos.

Si bien quizá de este cuarteto de figuras provenientes del ajedrez cubano no se encuentran en su mejor forma los cuatro, no caben dudas de que mejorarían el desempeño de la isla de encontrarse en sus filas.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.