Una gran falsa o escandalosa cortina de humo resultan los únicos calificativos con que se puede llamar al último intento de jugar con la mente de los conocedores del fútbol cubano: la supuesta convocatoria de 32 jugadores a la selección nacional.

Esta convocatoria fue dada a conocer por las autoridades del deporte y, a los pocos días de ser publicada, ya se desataba la polémica porque jamás se concentraron la cifra de jugadores que anunciaron, solo llegaron a la reunión los atletas escogidos por los decisores.

A partir de los días 24 y 25 de mayo estaba previsto que arribaran la amplia lista de 32 jugadores convocados a la selección nacional, la cual incluía a jugadores del torneo local y futbolistas que militan en ligas extranjeras. Una vez reunidos todos se realizaría un corte y se seleccionarían los 23 que conformarían la nómina final.

Para sorpresa de muchos, esa lista se redujo considerablemente de un momento a otro, sin argumentos sólidos, ni razones de pesos. Así, sin más, desecharon a nueve jugadores, hombres que destacaron en el torneo local y que sin pisar una cancha fueron descartados como por arte de magia.

La lista de jugadores desechados la integran los futbolistas Christian Flores, Roberney Caballero, Neisser Sandó, Lázaro Aballí, José A. Peréz, Jorge Villalón, Erick Rizo, Pedro Bravo y el portero Alfredo López, para muchos especialistas el guardameta más destacado del torneo apertura.

Varios elementos apuntan a que la nómina final estaba decidida desde hace algún tiempo y que, por tanto, este show de la amplia convocatoria solo se realizó para crear expectativas y de esta manera cumplir con la afición y la prensa; los cuales exigían la convocatoria de varios de los talentos de casa.

Lo cierto es que, al final, todo fue una bola de humo. A continuación, ponemos a consideración algunos aspectos de interés sobre el tema, los cuáles pueden aclarar más aún la situación. El día 21 de mayo se dio a conocer una lista de 32 jugadores convocados para la selección nacional, la cual incluía varios jugadores insertados en ligas extranjeras y varios de los más destacados de la Liga Nacional de Fútbol.

Al publicarse la convocatoria y leer las declaraciones de Miguel A. Díaz, secretario general de la AFC y jefe técnico de la Comisión Nacional de Fútbol, varias ilusiones se hacían los seguidores del fútbol cubano. En declaraciones al medio Jit expresó el directivo: “Estaremos trabajando con estos jugadores y haremos un llamado oficial a cada partido 48 horas antes del partido que corresponda según la competencia”.

También se apreció que dejó en manos del seleccionador nacional tal convocatoria, pues “responderán a elementos puntuales como el rival y las necesidades específicas del seleccionador según corresponde en cada caso, por lo que pueden ser variables y, reitero, ser llamados otros jugadores que no se encuentren en la lista”.

En declaraciones al mismo medio, declaró el seleccionador nacional Pablo Elier Sánchez: “Tenemos la fortuna de que recién ha concluido un torneo futbolístico y a diferencia de otras convocatorias, podemos contar con más jugadores en forma que jugaron nuestra liga”.

Tras escuchar las declaraciones de ambas personalidades, parecía prometedor el escenario para los jugadores de casa y para la afición que exigía la convocatoria de varios de ellos. Lo cierto es que cuando la teoría y la práctica están separadas y cuando las palabras solo sirven para desvirtuar, sucede lo de siempre, queda a deber nuevamente una convocatoria de la selección nacional de fútbol de Cuba.

Al respecto, Pablo Elier Sánchez declaró también a Jit: “Haremos los llamados según la estrategia de cada partido teniendo en cuenta las tarjetas, lesiones o situaciones puntuales que se pueden presentar”.

Lo cierto es que el día 25, sin haber entrenado aún, ni haber podido demostrar su calidad, habían eliminado de la lista a varios jugadores y, por tanto, se podía hacer ya una convocatoria. Si a eso se le llaman “situaciones puntuales”, estrategia, necesidades del seleccionador, tarjetas y lesiones, entonces sí coincide con lo que plantearon, pero como quedó más que explicito, pesaron más otros criterios para la convocatoria que la calidad futbolística.

Ni si quiera se está hablando que sean convocados o no a la selección, sino que tengan la oportunidad en una preselección de demostrar su talento, pero lastimosamente les fue arrebatado ese derecho.

Convocatoria de antemano

Hace unos meses se celebró una cuadrangular donde, entre otros conjuntos, participó una selección B integrada por los talentos del país. Los directivos anunciaron que la misma tendría influencia en la conformación de las próximas selecciones nacionales, hoy quedó demostrado que no fue así.

En Play-Off Magazine se dio amplia cobertura al evento y en un artículo publicado se hizo un análisis del torneo y la actuación de cada jugador, lo cierto es, que, de ese equipo B solo Darío Ramos y Yasnay Rivero, quién fue además líder goleador de la liga nacional fueron llamados a la selección. Los otros parece que no son necesarios para el equipo nacional.

Como destacábamos anteriormente, el día 21 se anunció la convocatoria, pero lo cierto es que desde días antes ya se sabía quiénes iban a ser los 23 convocados.

Otro de los aspectos que dan a entender que la convocatoria final ya estaba hecha, es el poco tiempo con que se publicó antes del partido ante Guadalupe. Como se conoce, aunque la burocracia es la pasión los directivos del fútbol, estos no son muy rápidos para los papeles y, por tanto, sacaron los pasajes con buen tiempo de antelación, superior a los diez días que hay entre el día que salió la convocatoria de 32 jugadores (21 de mayo) y el día en que partirían hacia Guadalupe (31 de mayo).

Además, los planes de entrenamientos. El colectivo técnico de la selección nacional desde los días entre el 15 y 18 de mayo envió planes de entrenamientos a varios jugadores. De la lista de 32 existían un gran número de jugadores que no les fue enviado dicho plan, por lo que antes que saliera la convocatoria ya descartados.

De los 23 había varios con planes de entrenamiento, pero al final los dejaron en casa como en otras ocasiones que le hacían lo mismo, le envían el plan de entrenamiento y no los llamaban. Esto que se les hizo a los jugadores fue jugar con sus sentimientos, con sus carreras y con sus sueños de representar a su país.

Varios de esos jugadores que fueron desechados publicaron en sus redes sociales fotos con el cartel “tengo derecho a representar a mi país”, derecho que parece que también les fue arrancado.

Según trasciende desde ayer, el futbolista cubano Marcel Hernández no participará en los partidos de Liga de Naciones. Si de verdad cuentan con todos los futbolistas, como dicen, pudiesen haber llamado a otro debido a una “situación puntual”, pero no, prefirieron dejar la plaza vacante.

El hecho que no se lograra completar esta vacante, sostiene más aún el argumento que la convocatoria ya estaba hecha y no tienen cómo sacar el pasaje para suplir tal la ausencia ¡Esa será la cruz que habrá que cargar por solo concentrar 23 jugadores! Si hubiesen concentrado a los 32 nada de esto pasaría.

Justificaciones para no concentrar a todos pueden utilizar varias, “no había capacidad en el hotel”, “falta de presupuesto”, esta última pudiese ser, pues ciertos personajes en un mes han viajado a tres países distintos, para ellos existe presupuesto, pero para los jugadores no.

¿Sacarán un pasaje a otro jugador? ¿Hasta cuándo las injusticias en la convocatoria de la selección? ¿Concentrarán alguna vez a todos los jugadores con los cuáles dicen que cuentan?

El futuro del futbol cubano luce muy incierto e inestable, aún falta por ver la luz al final del túnel, por el momento, solo toca sufrir, llorar y esperar.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.