La selección femenina de voleibol Sub-21 de Cuba cayó tres sets por cero (24-26, 22-25, 25-27) ante su similar de Chile, y se quedó sin posibilidades de clasificar al Campeonato Mundial de la categoría en el próximo año.

Con dos victorias previas en la fase de grupos y líderes de su llave, las antillanas llegaban como favoritas ante el equipo de Chile para avanzar a semifinales, donde ya espera la fuerte selección de EEUU.

Sin embargo, las cubanas se vieron superadas casi siempre en los finales de set y sin respuesta ante los ajustes que a medida que transcurría el partido iban haciendo sus rivales. El somatotipo de las cubanas y el aspecto físico era donde se sacaban las ventajas, pero una buena defensa de campo por las sudamericanas y burlando el alto y rápido bloqueo de las nuestras, dió al traste con el resultado.

Las máximas anotadoras fueron la opuesta De La Peña con 15 puntos y Claudia Tarín con 11, quedándose atrás en esta ocasión la central Grafort, principal arma ofensiva del conjunto, aunque el recibo no dejó que le llegarán muchas bolas.

La dirección técnica de Cuba no supo cómo afrontar el reto y, si en un inicio habían quedado solapadas las carencias de la selección ante rivales de menor envergadura, solo bastó un partido para que salieran al descubierto.

A lo mejor por las ganas que teníamos de ver a una selección femenina de voleibol triunfar, en cualquiera de los escenarios, este equipo levantó cierta empatía en el inicio del torneo por parte de la afición. No es momento de hacer leña con las jugadoras y demostrar la decepción, pues el voleibol femenino cubano está en crisis, y no de ahora.

Esperar un resultado distinto al de estos días, cuando se vienen cometiendo los mismos errores y cuando la única solución encontrada es mandar a las jugadoras jóvenes a que resuelvan sus deficiencias en clubes profesionales, es algo ilógico.

Además de que son demasiado inexpertas, que no dominan el ABC del voleibol, de que en el año sólo jueguen 10 partidos a lo sumo en el desamparado Campeonato Nacional de Voleibol, y de que las condiciones para entrenar cada vez son más hostiles, a este equipo le sucede lo mismo que al resto de seleccionados cubanos, incluido el de mayores masculino; mucha fuerza y poco cerebro.

Puede que en ataño con eso nos bastara, pero los tiempos han cambiado y hoy podemos ver sin dudas a un equipo que, con media de estatura muy inferior a sus rivales, vencen sin mayores contratiempos. Lo vimos en este partido, lo hacemos a cada rato con Japón superando a los europeos, y fuimos testigos de la medalla de bronce alcanzada por Argentina en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Equipos que han sabido sacar de sus limitaciones un juego distinto, aprovechando el juego de equipo, organizado, defensa de campo, estudiando al rival, buscando las deficiencias, etcétera.

No obstante, esta es la punta del iceberg. Sólo vemos el juego y achacamos a las jugadoras y al entrenador, pero en estos casos los problemas vienen de antes. No le podemos pedir cerebro a los atletas si la dirección, la planificación, y las estrategias de la propia Federación Cubana carecen de ello.

El voleibol, en sus dos sexos, tiene el mayor número de atletas cubanos contratados en el exterior, aportando importantes ingresos al país que al final de cuentas no se invierten donde debería, o simplemente no se invierten.

¿Si un atleta anualmente reporta una cifra, supongamos, de 10 mil dólares, por qué entonces tiene que ir a entrenar a la cancha de la Escuela Nacional donde hasta el otro día estaban tapándole los huecos? Preguntas que me hago que no me dejan dormir.

Viene siendo hora de que se le atienda como se merece y que nos adaptemos a los nuevos tiempos, pues a fuerza de talento se lo han ganado. Mientras tanto, cada vez es mayor la duda de si en algún momento volveremos a contar con un equipo al menos parecido al de las Espectaculares Morenas del Caribe.

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine