Luego de cuatro años de espera y una edición cancelada en 2020, el Campeonato Iberoamericano de Atletismo volvió a los calendarios competitivos de delegaciones, atletas y entrenadores. Doce años tuvieron que pasar para que España albergase esta justa desde que lo hiciese en San Fernando 2010 y para que, con excelente organización, devolviese algo del esplendor perdido en las últimas citas.

Los atletas cubanos, protagonistas vitalicios desde la edición inicial de Barcelona 1983, no alejaron sus pronósticos de la realidad, independientemente de las sorpresas y decepciones que coexisten en cada deporte. Un total de 10 preseas (5 oros – 3 platas – 2 bronces)  alcanzaron los de la Mayor de las Antillas para ubicarse en la tercera posición del  medallero por naciones a la sombra de España () y República Dominicana ().

Para el décimo noveno Campeonato Iberoamericano de Atletismo, la delegación cubana contó con la mayoría de sus mejores atletas, aunque hubo ausencias notables como la del subcampeón olímpico Juan Miguel Echevarría, quien aún no debuta en la temporada.

Una comitiva joven que dejó varias alegrías en lo más alto del podio como los triunfos de Shainier Rengifo en 100 metros planos, Leyanis Pérez en el triple y Greisys Robles en los 100 metros con vallas; otros como Lázaro Martínez en el triple salto y Yaimé Pérez en el lanzamiento del disco, inauguraron la travesía dirigida al Campeonato Mundial de Oregon 2022 con respectivos cetros iberoamericanos.

Si tuviésemos que destacar un atleta más valioso ese sería Shainier Rengifo. El jovencito bronce mundial juvenil en los 100 metros planos de Nairobi 2020 obtuvo dos medallas en la justa tras el título en 100 metros con 10.15 s y el bronce en los 200 metros con 21.01 s. Si bien sus tiempos no corresponden a los de la élite mundial, es un aliciente para Cubar contar con un velocista de proyección y futuro luego de la marcha Reynier Mena.

El triple salto demostró, una vez más, porque es la prueba insignia del atletismo cubano, y es que no se pudo alcanzar un resultado mejor. En la parte femenina, las pinareñas Leyanis Pérez y Liadagmis Povea hicieron el 1-2 y, por un momento, fue imposible no recordar aquel espectacular Campeonato Mundial de Berlín 2009 con Yargeris Savigne y Mabel Gay, salvando las distancias de calidad entre ambos eventos.

Para la jovencita Pérez, uno de los pronosticados talentos del futuro, significó el liderato mundial con marca de 14.58, mientras que Povea lució estable sobre los 14.30 m con máxima de 14.41 m, además de verse muy disciplinada en la tabla, elemento que le había fallado en competencias anteriores.

No fue menos Lázaro Martínez, quien hizo gala de su condición de campeón mundial bajo techo y dominó, ampliamente, el concurso. Una marca de 17.30 m le bastó para abrir su temporada al aire libre y colocar su nombre en la cima de las listas anuales, aunque, horas después, sería desplazado por su coterráneo Andy Díaz que saltó 17.64 m en Grosseto, Italia.

En excelente sorpresa devino la actuación de las pupilas de Manuel Mayor Francés en los 100 metros con vallas. Greisys Robles y Keily Linet Pérez destrozaron cualquier pronóstico y se agenciaron oro y plata en el certamen con sendas marcas personales. En el caso específico de Robles, los 12.93 s cronometrados se convirtieron en el mejor tiempo cubano del evento desde 2010.

Por otro lado, la campeona mundial del lanzamiento del disco, Yaimé Pérez, cumplió su favoritismo y fue la única atleta en sobrepasar los 60 metros para obtener la corona iberoamericana, prácticamente si oposición.

Algunas medallas no pudieron revestirse de dorado, pero su color plateado o bronceado avaló grandes enfrentamientos y rivalidades. Tales fueron los casos de Maykel Massó en el salto largo y Roxana Gómez en los 400 metros.

El medallista de bronce olímpico en el salto largo de Tokio, Massó, no pudo vencer esta vez al español Eusebio Cáceres, atleta que ocupó la cuarta posición en la cita estival nipona y que tomó cierto desquite en La Nucía al dejar a Massó en plata por un centímetro (8.03 m del español por 8.02m del cubano). En cambio, Roxana, tuvo la fuerte presencia de la subcampeona olímpica Marileidy Paulino y su compañera de equipo Fiordaliza Cofil. La cienfueguera se conformó con el bronce en lo que fue sus primeras competencias al aire libre en 2022.

También se dieron cita atletas cubanos que compiten por otros países. El más destacado de ellos fue Lois Maikel Martínez, por España, quien culminó en la cuarta posición del lanzamiento del disco. El portugués Abdel-Kader Larrinaga no pudo avanzar a la final de los 110 metros con vallas, a la vez que Orlando Ortega, de España, no se presentó en las clasificatorias de 110 metros con vallas.

Cuba ostenta varios récords para los campeonatos, entre ellos:

Osleidys Menéndez (lanzamiento de la jabalina) F – 66.99 m

Daimí Pernía (400 metros con vallas) F – 54.84 s

Iván Pedroso (Salto de longitud) M – 8.53 m

Ana Fidelia Quirot (800 metros) – 2:00.23

Luis Mariano Delis (lanzamiento del disco) M – 65.24 m

Javier Sotomayor (Salto de altura) M – 2.35m

Lázaro Martínez (triple salto) M – 17.30 m

Yumisleydis Cumbá (impulsión de la bala) F – 19.97 m

Anier García (110 metros con vallas) M – 13.39 s

Hilda Elisa Ramos (lanzamiento del disco) F – 67.46 m

Ioamnet Quintero (Salto de altura) F – 1.90m

Yargeris Savigne (Triple salto) F – 14.62m

Anay Tejeda (100 metros con vallas) F – 12.84s

Guillermo Martínez (lanzamiento de la jabalina) M – 81.71m

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.