Aquel talentoso y joven atacador que impresionaba con la selección de voleibol cubana, Yoandy Leal, se convirtió con el tiempo en uno de los mejores jugadores del deporte de la malla alta del mundo, como demuestran su rendimiento y sus múltiples reconocimientos.

El atacador antillano debutó con la selección de Cuba en 2007, en el Mundial Sub-21, y se fue en 2010, “cuando conquistó la medalla de plata del Campeonato Mundial tras la derrota en la final precisamente ante Brasil”.

En su estupendo paso por esa nación sudamericana con el Cruzeiro llenó su palmarés de trofeos: 25 títulos, entre estos tres mundiales de clubes (2013, 2015 y 2016), tres sudamericanos y cinco de la Superliga brasileña.

Tras un tiempo de espera, fue convocado con la selección masculina de Brasil, en la cual se antoja como una de las grandes armas de cara a los Juegos Olímpicos. Con su inclusión en dicho equipo, más de un cubano sintió nostalgia por aquellos tiempos cuando Yoandy Leal representaba a Cuba.

Su salida de la selección cubana fue turbulenta, y supuestamente se debió al mítico entrenador Orlando Samuels, según declaró. Sobre esta, el mismo preparador reconoció que “me equivoqué. Lo que pasa es que todo fue muy complicado. En un colectivo técnico debe haber compensaciones: si a un muchacho le abro fuego, el segundo debe ir por detrás y pasarle la mano y viceversa. Con Leal hubo una situación que la verdad no la manejé de la mejor manera. Pienso que, aunque tuviera la razón en mis argumentos, me equivoqué, podía haberlo salvado. Porque a Leal el equipo lo necesitaba y yo lo necesitaba también, porque es un jugadorazo”, afirma.

“Soy brasileño de corazón. Brasil fue el país que escogí y no me arrepiento”, dijo el cubano en 2019.

En una reciente entrevista con el canal de YouTube Se escribe voleibol, Yoandy Leal conversó sobre su paso por Brasil, sus aspiraciones con la selección nacional de Brasil para los Juegos Olímpicos, y su actualidad de la liga italiana.

¿Ganará quién mejor llegue al final de la Liga Italiana?

No creo que el que mejor llegue. El campeonato italiano es muy fuerte, todos los equipos tienen posibilidad. Verdad que nosotros, con Trento y Perugia, que están jugando bien esta temporada, somos los principales equipos a luchar por el título. El día a día te va demostrando hasta donde puedes llegar.

¿Siempre sientes que estás en un equipo con la aspiración de ganarlo todo?

He tenido la suerte de poder jugar en grandes equipos, creo que soy un jugador de una calidad alta. Siempre quiero jugar para ganar, si no tienes esa mentalidad, estás mal. Tenemos un gran equipo con grandes jugadores en la Lube, y esperamos que este año podamos ganar algún título.

¿Cómo un jugador ganador como tú es capaz de motivarse cada año para volver a ganarlo todo?

Eso es lo que me hace ser siempre competitivo, el día que un jugador sienta que eso se acabó, si no encuentras la motivación dentro, es que debes parar la carrera. Me siento bien, estoy jugando a un alto nivel de voleibol, tengo el hambre de siempre ganar cosas. El sueño mío es estar en el podio en una Olimpiada.

 Recomendamos leer

Orlando Samuels, el maestro entrenador de leyendas

¿Por qué pasas a Lube?

Jugué muchos años en Brasil, gané prácticamente todos los títulos en que competimos, tres o cuatro veces. La decisión era que tenía que dar un salto en mi carrera, sabemos que el campeonato italiano es uno de los más fuertes en el mundo. Creo que mi decisión fue para mostrar mi talento, para comparar dónde estoy actualmente, dentro de los grandes jugadores. Tuve la suerte de poder jugar en una escuadra grande, con grandes jugadores, eso también uno se lo merece, por la carrera que tiene detrás. Siempre es bueno estar con amigos, porque puedes hablar, entenderte mejor, eso ayuda mucho. Soy amigo de Juantorena, más de Simón, que decimos que somos hermanos. Eso ayuda mucho a crecer individual y colectivamente.

Selección de Brasil, ¿solo vale la medalla de oro en los Juegos Olímpicos?

Ese es el pensamiento. No creo que debamos pensar solo en ganar. Debemos hacer un buen trabajo, aprovechar antes de la Olimpiada para hacer crecer más el grupo. Podemos entrar como uno de los favoritos. El año pasado demostramos en la Copa del Mundo que somos un equipo fuerte, pero debemos llevar eso al terreno. Estamos en el camino, tenemos grandes jugadores, podemos luchar por una medalla. Esa debe ser la mentalidad.

¿Te provocó ilusión ser el primer nacionalizado con la selección de Brasil?

Fue una situación buena, me gustó poder participar en la selección, que me aceptaran la solicitud. Pero fue algo bien complicado, por la política que ellos tienen en la selección. A principio fue difícil, porque algunos jugadores no estaban de acuerdo con que yo integrara la selección nacional. La mayoría estaba de acuerdo, pero siempre se crea esa situación. Desde el momento en que llegué, ya fue diferente. Todos me trataron bien, no había indiferencia, al momento me integré en el grupo, me llevo bien con todos, soy amigo de todos los jugadores.  Estoy feliz por estar en la selección y lograr triunfos y tener esa posibilidad de demostrar que merezco estar dentro del equipo. 

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad. Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.