Después de otro año en que los peloteros cubanos y cubanoamericanos dejaron su huella en el mejor béisbol del mundo, llegó el momento de hacer un balance de la campaña y seleccionar a los mejores en 2021.

Para esto, Play-Off Magazine se unió con la Comunidad Con el Bate al Hombro para participar en uno de los proyectos más novedosos del año: el ¡Premio Orgullo Cubano! 

¿En qué consiste el mismo? La idea es reconocer a los mejores peloteros cubanos y cubanoamericanos de acuerdo con su posición y papel. Para eso, se entregó una boleta que incluye el MVP de la temporada, mejor bateador, mejor lanzador abridor, mejor relevista, mejor jugador defensivo, Novato del año y JMV de las Ligas Menores.  

Varios integrantes de Play-Off Magazine ya relevaron sus votos, y no quiero perder la oportunidad de desvelar los míos con un análisis.

Nota: el glosario de las estadísticas está en la parte final del artículo y solo se toman los 162 juegos de la temporada regular como muestra para entregar los premios, no la postemporada. 

MVP: Yuli Gurriel

Hay varias razones para explicar porque el JMV es Yuli Gurriel y aquí enumeramos algunas: 

1-Lo que logró no solamente fue histórico y estuvo a otro nivel.

Conseguir un título de bateo con 37 años es una anomalía, solo ha ocurrido cinco veces en la historia (desde 1902 y excluyendo las Ligas Negras) y nunca un bateador latino lo había hecho. Ahora, miren lo siguiente: la última vez que un bateador con esas características (37 años o más) lo consiguió fue en 2004 (Barry Bonds a los 39). 

En aquella temporada, el promedio de bateo colectivo era de .266 y en 2021 es de 22 puntos menos. En 2004 unos 36 peloteros batearon para un promedio de 300 o más y nueve de ellos tenían más de 30 años.

En 2021, solo 14 batearon para .300 o más y fueron cuatro con tres décadas o más. Está claro que el béisbol cambió y que hoy en día, el aumento del uso de la analítica y la tecnología hacen que los bateadores obtengan menos éxitos y por eso la gesta del cubano vale doble.  

Así cambió la efectividad colectiva de Las Mayores en los últimos 17 años:

ERA 2004: 4.46

ERA 2021: 4.26 

Desde que Statcast llegó a la Gran Carpa en 2015 solo seis bateadores con 35 años o más ligaron para .300 y ninguno ha podido promediar más que Yuli en una temporada (.319).

2-La defensa 

La discusión del MVP entre los cubanos en MLB se centra en tres jugadores: Yordan Álvarez, Pito Abreu y Yuli Gurriel. Si miramos la defensa de ellos, el espirituano ha sido mejor. Yordan solo jugó a la defensiva en 319 innings y entonces, este debate es injusto para él, pero entre “Pito” y “Yuli” se puede establecer la siguiente comparación. 

Yuli:  1222.0 IP/DRS 5/Rtot 12/OOA -1

Pito:  1253.0 IP/ DRS  -1/ Rtot -1/ OOA -1 

El campeón de Serie Mundial con los Astros en 2017 domina al cienfueguero en dos de las tres métricas defensivas y ha salvado cinco carreras mientras Abreu se mantiene por debajo del promedio. En ejecuciones totales en la zona, Yuli lidera la liga con 12, mientras “Pito” sigue por debajo del promedio. También, el espirituano tiene más outs fuera de la zona (37 a 12). 

3-Más victorias sobre remplazo  

En la actualidad de MLB, quizás no exista una estadística para medir el rendimiento total de un jugador como el WAR. Las Victorias sobre el remplazo del pelotero han definido premios, grandes contratos y también integran las comparaciones individuales.

No es que las demás métricas no sean importantes y que una buena temporada vaya más allá de los números, pero el WAR llegó para cambiar el juego. Yuli sumó más bWAR (versión de Baseball Reference) que sus dos compatriotas (3.7) y fue superado por el tunero en fWAR (Versión de Fangrahps) (3.7 a 3.4). 

Mejor bateador: Yordan Álvarez  

El tunero no fue aquel bateador con un OBP tan alto como en su año de debut, tampoco puso la pelota en juego con el ritmo de hace dos temporadas, pero la fuerza y el impacto de su swing se ajustaron en su nuevo rol. Su mánager, Dusty Baker Jr., sabía el plan que tenía para el antillano: sería su cuarto bate en 103 juegos y en 98 de ellos fue su bateador designado. 

Ningún otro bateador estuvo en el cuarto puesto del line up como el nuestro, incluso, nadie más sumó 100 juegos en ese orden. Con el 71.52 por ciento del tiempo como cuarto madero, Yordan sumó su primera temporada de 30-100 (jonrones y carreras empujadas) y se convirtió en el segundo bateador con menos de 24 años que lo logra en la historia de los Astros: el primero fue Alex Bregman (2018).

Si hablamos de los mejores bateadores cubanos en la temporada, la conversación debe centrarse entre tres: Yuli, Yordan y “Pito”. Yordan superó a sus compatriotas en:

wRC+ 138

wOBA  .370

ISO  .253

SLG .531

OPS .877

R 92

OPS+ 136

fWAR 3.7

HR 33 

En el WAR ofensivo de Baseball Reference está igualado con Yuli con (3.2) mientras Pito obtuvo (3.1). “Air Yordan” combinó la producción con algunos promedios para así tener como resultado una gran campaña.  

Lanzador abridor del año: Carlos Rodón

Lo único que le podemos cuestionar al cubanoamericano es que no tuvo un alto volumen de innings y, fundamentalmente, en la segunda mitad de la campaña por las lesiones. Aun así, en la competencia por el abridor cubano del año, cuando lo comparamos con Vladimir Gutiérrez y Néstor Cortes Jr,, los supera en entradas lanzadas, pero no fue así con Lance MCcullers Jr. 

En los siguientes departamentos estadísticos, el zurdo cubanoamericano lideró la comparación: 

ERA 2.37

FIP 3.94

WHIP 0.96

K/9 12.6%

BB/9 2.4%

OPPBA .189

W (igualado con Lance McCullers Jr.)

SO/W 5.14%

ERA+ 183 

Carlos fijó su mejor año y por eso asistió al Juego de Estrellas por primera vez. También lanzó su primer No Hitter y si necesitaba una temporada para demostrar su calidad, está fue la ideal. Pero, como punto en contra de su gran año, perduraron las lesiones y ya conocemos que su carrera ha estado marcada por ellas. Solo logró lanzar 43.0IP en la segunda mitad a causa de la fatiga en su hombro. 

Premio al mejor relevista del año: Raisel Iglesias  

El pinero tuvo un gran año en los Angelinos, aunque recordemos que al principio le costó tomar el ritmo. Después se convertiría en uno de los mejores taponeros de la liga y si lo comparamos con su rival más cercano, Aroldis Chapman, lo superó en varios departamentos.  

“El Misil Cubano” no tuvo su mejor año y sumó la peor efectividad desde que lo convirtieron en un taponero a tiempo completo (3.36) y registró el WHIP más alto de su carrera (1.31).

Como punto a favor, tuvo un buen arranque que lo llevó por séptima vez al All Star; también llegó a los 1000 ponches y a los 300 juegos salvados, con lo cual se convirtió en el tercer taponero activo con más rescates (solo detrás de Craig Kimbrel y Kenley Jansen).  

Pero Iglesias tuvo mucho mejor año si miramos a las métricas: lo superó en juegos salvados (34), innings lanzados (70.0IP) FIP (2.83), WHIP (0.93), BB/9 (1.5%), S/W (8.58%), ERA +(174), ERA (2.57), OPPOPS (.610). Si Raisel necesitaba una temporada fuerte antes de convertirse en agente libre era esta. Quizás los Angels no tomaron una buena decisión al no extender su contrato y nada indica que le hagan una oferta calificada. 

Rookie del Año: Randy Arozarena 

Si esta conversación se hubiese terminado en la primera parte de la contienda creo que Adolis García hubiese sido el Rookie of the Year sin problemas, pero, en la segunda parte las cosas cambiaron mucho para El Bombi, lo contrario de Randy Arozarena. Veamos las siguientes líneas ofensivas: 

BA/OBP/SLG/OPS 

Primera parte:

Adolis: .270/.312/.527/.840

Randy: .250/.333/.400/.733 

Segunda parte:

Adolis:  .211/.256/.370/.626

Randy: .308/.389/.547/.935

General

Adolis: .243/.286/.454/.741

Randy: .274/.356/.459/.815 

La última parte del calendario rebajó las probabilidades de ganar el “Novato del año” de Adolis, mientras que el pinareño enseñaba su mejor versión. Randy no solo lo superó en todos los promedios de slash line, también lo hizo en dobles (32), triples (3), anotadas (94), bases robadas (20) BABIP (.363), wOBA (.350), wRC+ (128), K% (28.1%), BB% (9.3), bWAR (4.2), fWAR (3.3).

Adolis sumó más jonrones (33) y carreras remolcadas (90), y también fue mejor en defensa. Aún tiene el pedigrí de ser el novato con más HRs y RBIs en la historia de los Rangers y también trae una lista de récords en la primera mitad que lo llevaron a convertirse en un All Star.  

Un dato: El último novato del año que tuvo un OBP inferior a .300 fue Ozzie Guillén en 1985 (.291). Aun así, el OBP del avileño es inferior por cinco puntos. Si Adolis es elegido sería el novato con menor promedio de embasado de la historia (novatos de posición). 

Mejor Jugador Defensivo: Adolis García  

La disputa por el jugador defensivo está muy cerrada, más que la del MVP. Primero, tenemos a Yoan Moncada que fue un seguro defensivo en la antesala, después a Yuli con otro espectacular año en la inicial, también a su hermano en el left field (ambos nominados al Guante de Oro) y después al avileño.  

¿Qué me hizo decidirme por Adolis? Jugó todas las posiciones del outfield y lo hizo bastante bien en dos de ellas. En el center field acumuló más innings (668.1 INN) y sumó siete out por encima del promedio (solo 11 jardineros registraron la misma cifra o más). También registró tres carreras defendidas y siete asistencias.

En el right field sumó cinco OAA (solo ocho jardineros lograron la misma cifra o mayor), también se acreditó 13 carreras defendidas con nueve asistencias (segunda mejor cifra de la liga).  

Si vamos a revisar el rendimiento en general fue el outfielder con más asistencias, el segundo en doble plays desde el outfield y el único jardinero cubano con tres jugadas que tenían de 0-25% de probabilidades de convertirse en outs. La afición del Globe Life Field esperaba el show en cada juego y El Bombi se divertía con cada jugada que hacía.  

MVP de Ligas Menores: Miguel Antonio Vargas

Semanas atrás dimos a conocer el mejor bateador y lanzador cubano de Las Menores en la temporada. La disputa estaba tan cerrada que Miguel Antonio Vargas y Andy Pagés fueron elegidos en lo ofensivo. Darién Núñez fue la elección para el mejor lanzador de la campaña gracias a sus resultados en su primera experiencia en AAA. 

Nos estamos definiendo por el hijo de la leyenda del béisbol cubano porque no solo fue uno de los mejores bateadores de A+ (hasta que fue ascendido), sino que también logró brillar en AA, para muchos la clase más fuerte y de más nivel de los prospectos.  

Después de producir para .314/.366/.532/.898 en 172 PA. en A+ a principios de la temporada fue ascendido a AA en la que logró una línea de .321/.386/.523 con 16 jonrones y 60 remolques en 370 PA. Además, culminó con el quinto mejor promedio de bateo y con el segundo mejor OPS entre los jugadores con al menos 300PA.  

Andy Pagés registró un OPS de .933 con 31 bambinazos y 88 remolques en 538 PA. El pinareño vio acción en todos los partidos (120) y logró la mejor cifra de cuadrangulares en la historia de los Great Likes (Clase A+).

Mantente actualizado con Telegram y disfruta nuestras historias en YouTube

¿Quieres estar siempre al tanto de la actualidad del deporte cubano? Únete a nuestro canal de Telegram: ¡lleva a Play Off en tu bolsillo! Haz click para seguirnos: Canal de Telegram Play-Off Magazine.

Historias de deporte cubano contadas con una mirada profunda a la vida personal de los protagonistas y la sociedad, Para disfrutar nuestras exclusivas suscríbete en: Canal de YouTube Play Off-Magazine.

Glosario:

Línea Ofensiva: BA/OBP/SLG/OPS

BA: Promedio de bateo

OBP: Promedio de embasado

SLG: Promedio de bases totales

OPS: OBP+SLG

OPS+: OPS plus (es comparado con la media de la liga, si es más de 100, está por encima del promedio y si es menor, por debajo).

ISO: SLG-BA

fWAR (Victoria sobre el remplazo en versión Fangrahps)

wOBA (Promedio de embasado ponderado)

xwOBA: Promedio ponderado esperado en la base que se formula utilizando la velocidad de salida, el ángulo de lanzamiento y, en ciertos tipos de bolas bateadas, la velocidad de sprint.

xBA: Promedio de bateo que se formula utilizando la velocidad de salida, el ángulo de lanzamiento y, en ciertos tipos de bolas bateadas, la velocidad de sprint.

xSLG: Promedio de bases totales que se formula utilizando la velocidad de salida, el ángulo de lanzamiento y, en ciertos tipos de bolas bateadas, la velocidad de sprint.

K%: Frecuencia de Ponches

BB%: Frecuencia de Bases Por bolas

Exit Velocity: Velocidad de salida de las conexiones

Barrels %:  Bola bateadas con una velocidad de salida de 98 MPH o más y con ángulo de salida de 26 a 30 grados.

BABIP: Promedio de bolas puestas en juego

UZR: Ultimate Zone Rating

DRS: Carreras defendidas

OOA: Outs Above Average

PA: Comparecencias

BSv: Oportunidad de salvamento desperdiciadas

BB: Base por bolas

SO: Ponches

ERA+: Efectividad ajustada al promedio de la liga

FIP: Picheo independiente de fildeo

SIERA: SIERA cuantifica el desempeño de un lanzador al tratar de eliminar factores que el lanzador no puede controlar por él mismo. Pero a diferencia de una estadística como xFIP, SIERA considera las bolas en juego y se ajusta al tipo de bola en juego.

WHIP: Es el promedio del número de bases por bolas y hits permitidos por el pícher por cada inning lanzado.